Descubren un barco del siglo XVII en las profundidades del Báltico
  1. Alma, Corazón, Vida
una reliquia histórica

Descubren un barco del siglo XVII en las profundidades del Báltico

El barco, un filibote típico de la Compañía de las Indias Orientales, se encuentra en perfecto estado y se ha mantenido intacto durante cientos de años

Foto: Descubren un barco del siglo XVII en las profundidades del Báltico
Descubren un barco del siglo XVII en las profundidades del Báltico

"La vajilla no había sido usada, nadie había dormido en esas sábanas", una de las frases más reconocidas de la película 'Titanic' podría ilustrar perfectamente esta historia, que, al fin y al cabo, también trata de barcos perdidos en las profundidades del océano: un grupo de buzos en Finlandia han hecho un descubrimiento increíble mientras exploraban las profundidades del mar Báltico, un barco naufragado de más de 400 años.

Quizá lo más sorprendente es que, pese a ser del siglo XVII, se encontraba conservado en perfectas condiciones. Los buceadores, voluntarios de Badewanne (organización sin fines de lucro), suelen encontrarse con frecuencia reliquias del siglo XX, hundidas durante las batallas navales que corresponden a la Primera y la Segunda Guerra Mundial, indica 'Science Alert', por lo que descubrir lo que parece ser un buque mercande horlandés de tres siglos antes (y además intacto) es una gran sorpresa.

Los niveles bajos de salinidad junto con la temperatura y la luz han permitido que el barco haya sobrevivido intacto cientos de años

El barco, un filibote holandés, fue encontrado cerca de la desembocadura del Golfo de Finlandia. Este tipo de veleros estaban diseñados como buques de carga general y fueron muy utilizados por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. Estaba hundido a una profundidad de unos 85 metros, y el equipo de buceo descubrió que estaba prácticamente intacto, solo con algunos daños menores fruto del arrastre posterior con redes de pesca. El barco se ha mantenido todo este tiempo en una especie de cápsula del tiempo gracias a las propiedades del mar donde se encuentra hundido: los niveles bajos de salinidad junto con la temperatura y la luz pueden permitir que los restos de naufragios sobrevivan prácticamente sin cambios durante cientos de años.

En aguas más cálidas, los organismos perforadores de la madera florecen y pueden causar un daño incalculable a reliquias como esta, pero aquí, la química del Báltico y la naturaleza desconocida del hundimiento del filibote han permitido dejar una reliquia que servirá para investigar tiempos pasados. Según los propios buzos incluso las bodegas del barco están llenas, y según apuntan también, a diferencia de otros barcos de la época que fueron diseñados para alternar entre servir como buques de carga y de guerra, estos filibotes de tres mástiles tenían un diseño rentable y bastante espacioso totalmente destinados a maximizar la capacidad de carga. Podían transportar hasta el doble que los barcos rivales.

El naufragio revela muchas de las características del filibote, pero también algunas características únicas, entre ellas la construcción de la popa

A pesar del éxito y la popularidad de estos barcos entre los siglos XVI y XVIII, pocos han pasado a la posteridad y sobreviven a día de hoy. Por eso una investigación en profundidad de este particular hallazgo podría revelar datos interesantes sobre estos tesoros históricos. "El naufragio revela muchas de las características del filibote, pero también algunas características únicas, entre ellas la construcción de la popa", opina el arqueólogo marino Niklas Eriksson de la Universidad de Estocolmo en Suecia."El naufragio ofrece una oportunidad única para investigar el desarrollo de un tipo de barco que navegó por todo el mundo y se convirtió en la herramienta que sentó las bases de la globalización moderna temprana", concluye.

Curiosidades
El redactor recomienda