Los peores alimentos que puedes consumir si eres hipertenso
  1. Alma, Corazón, Vida
MUCHO CUIDADO

Los peores alimentos que puedes consumir si eres hipertenso

La alimentación lo es todo si tienes la presión arterial alta y no quieres que sea la causa de problemas de salud graves en el futuro. Estos son los productos que no debes consumir bajo ningún precepto

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Si eres hipertenso, ya sabrás que no puedes comer platos que contengan mucha cantidad de sal. Muchas personas acaban descubriendo tarde que sufren esta patología cardiovascular y continúan con el modo de vida que han llevado hasta entonces. Al tener la presión arterial alta, debes apostar automáticamente por una vida saludable alejada de la sal, las grasas y los vicios, y casarte con una alimentación rica en fibra, verduras y proteínas para adoptar una rutina de ejercicio.

Fue a principios de 2019 cuando la agencia Blue Cross Blue Shield publicó un gran estudio realizado sobre millones de personas que reflejó que de 2014 a 2017 la prevalencia de la presión arterial alta en personas de 21 a 36 años aumentó un 16%. De ahí que si piensas que aún eres joven para que te alcancen estos problemas de salud estés equivocado.

Apuesta por infusiones como el té para tomar entre horas en vez de refrescos cargados de azúcares

Al final, si no emprendes esta serie de cambios en tus hábitos, tu sistema circulatorio puede verse gravemente dañado y, a su vez, arriesgarte a sufrir problemas mayores, como bien podría ser un ataque cardíaco o un derrame cerebral. La primera medida para reducir la probabilidad de que la hipertensión se agrave pasa por lo que te llevas a la boca todos los días. La revista 'Eat This Not That' ha recopilado una serie de productos que no son nada recomendables si tienes la presión arterial alta.

Las patatas fritas

El clásico alimento que está prohibido en toda clase de dietas. Las patatas fritas industriales son uno de los productos con más cantidad de sal y si se acaban convirtiendo en un snack recurrente cuando te entra el hambre, lo mejor es que cortes por lo sano y no vuelvas a meter la mano en una de estas bolsas. Si quieres comer patatas de una manera sana, lo mejor es que las cuezas en una olla y las aliñes tú mismo con las especias y el aceite que quieras. Recuerda que muchas veces la clave no reside en dejar de comer ciertos alimentos, sino saber cómo cocinarlos para que resulten sanos.

Pizzas

Puedes decantarte por hacer una pizza de manera casera, pero lógicamente si la adquieres de algún restaurante de comida rápida o las que venden congeladas en los supermercados y eres hipertenso, no estarás haciendo ningún bien a tu organismo. Este delicioso plato tan famoso en el mundo entero suele prepararse con muchos aditivos y un extra de sal para aportar ese sabor tan intenso en cada mordisco.

Refrescos

Aunque son conocidos por tener un exceso de azúcares añadidos y no tanto de sal, un estudio halló que aquellos que bebían más de un refresco al día u otro tipo de bebida azucarada, tenían la presión arterial más alta que aquellos que no la consumían con tanta frecuencia o apenas nunca. En su lugar apuesta por infusiones como el té. O por zumos naturales recién exprimidos.

El beicon

Esta carne procedente del cerdo no es sana de ninguna de las maneras. Ni aunque lo cuezas estarás librando a tu organismo de sus efectos perjudiciales, ya que todo él es pura grasa. Y además, el que suelen vender en lonchas contiene mucho sodio de manera natural, por lo que ni se te ocurra volver a comerlo, a no ser que sea en muy contadas ocasiones, si sufres de hipertensión.

Bebidas alcohólicas

Al igual que los refrescos, la cerveza o el vino contienen muchas calorías vacías que no solo vienen muy mal si tienes presión arterial alta, sino que también harán que aumentes de peso de manera rápida e imperceptible. El alcohol en ningún caso es sano, ni cuando se consume lo mínimo, ya que depara graves daños en el organismo y el cerebro a largo plazo.

Comida congelada o precocinada

Muchos platos que han sido ya preparados contienen una alta cantidad de sodio, así que lo mejor será que cocines por ti mismo. Solo así controlarás la cantidad de sal que agregas a tus comidas y cenas. Recuerda que siempre es mejor quedarse corto que pasarse.

Salud Alimentos Sal