Es noticia
Menú
Un adolescente se traga un alfiler de costura y este le atraviesa el corazón
  1. Alma, Corazón, Vida
no es el primer caso

Un adolescente se traga un alfiler de costura y este le atraviesa el corazón

Acudió al médico con un profundo dolor en el pecho, las pruebas concluyeron que había alojado en su músculo un extraño objeto punzante

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Aurora se pinchó con una rueca y se sumió en un profundo sueño, pero esta historia es aún más terrorífica (y real): un adolescente de 17 años se tragó un alfiler mientras cosía, aparentemente sin percatarse de ello, por lo que ha sido una sorpresa para él cuando, días después, los médicos lo encontraron en un lugar muy inusual. Su corazón, informa 'Live Science'.

El joven había acudido a urgencias después de experimentar un profundo dolor en el pecho durante tres días, según el informe médico del caso. Explicó que el dolor era agudo, también lo sufría en la espalda y empeoraba cuando intentaba acostarse o respirar profundamente. Los resultados del electrocardiograma fueron anormales y los médicos se preocuparon en un primer momento de que sufriera perimiocarditis (inflamación del músculo cardíaco y la membrana circundante).

Además, las pruebas de laboratorio mostraron que el adolescente tenía niveles elevados de proteínas en sangre, lo que puede indicar una lesión cardíaca. La verdad salió a la luz con un escáner del pecho, que mostró que había un 'extraño objeto metálico lineal' alojado en su corazón, según datos del propio informe. El objeto medía aproximadamente 3,5 centímetros de largo y sobresalía del ventrículo derecho del corazón que bombea sangre a los pulmones.

No era consciente de haber ingerido nada, pero reveló que suele llevar alfileres en la boca porque confecciona su propia ropa

Como no se había percatado de haberse tragado un alfiler, al principio el chico explicó a los médicos que no había ingerido ningún objeto extraño ni había experimentado un trauma en el pecho. Sin embargo, en una entrevista posterior, reveló que a veces adapta su ropa y lleva alfileres en la boca para ello. A pesar de ello -indicó-, no era consciente de haber ingerido nada.

Foto: La cocina peruana reacciona ante la covid-19: menús cortos y cartas virtuales

Se sometió a una cirugía de corazón abierto para extraer el objeto, que los médicos descubrieron finalmente que era el alfiler de costura que habían barajado que podía ser. Lo curioso es que no es la primera vez que se descubre un objeto extraño en el corazón de un paciente, aunque no es algo muy normal. Suele sucederle especialmente a niños y adolescente. En 2016, unos doctores chinos informaron del caso de una mujer de 48 años que sufrió un derrame cerebral después de que una aguja le atravesase el pecho y se quedase incrustada en su corazón.

La particularidad de este nuevo caso es que el paciente se tragó sin saberlo la aguja. El personal médico cree que el alfiler migró directamente desde su estómago hasta su corazón, aunque podría haberlo hecho desde otro lugar a lo largo del tracto gastrointestinal, como el esófago o el intestino delgado. Las pautas actuales de medicina explican que estos objetos extraños y afilados deben eliminarse o extraerse de inmediato si producen síntomas, pero, ¿qué sucede si no los causan?

El personal médico cree que el alfiler migró directamente desde su estómago hasta su corazón

En realidad no hay unanimidad. Algunos doctores opinan que si un cuerpo extraño ingerido es pequeño y no provoca ningún síntoma, es probable que haya pasado a través del tracto gastrointestinal sin complicaciones, por lo que serviría con que se observara periódicamente a los pacientes para comprobar que no desarrollan ninguna clase de problema. Sin embargo, este nuevo caso ha destacado las posibles complicaciones (y peligrosas) de la ingestión de cuerpos extraños. Según escribieron los propios autores del informe: "Se debe considerar seriamente extraer siempre los cuerpos extraños gástricos para prevenir complicaciones por migración como la sucedida en este caso". Afortunadamente el joven se recupera bien y está estable después de la cirugía.

Aurora se pinchó con una rueca y se sumió en un profundo sueño, pero esta historia es aún más terrorífica (y real): un adolescente de 17 años se tragó un alfiler mientras cosía, aparentemente sin percatarse de ello, por lo que ha sido una sorpresa para él cuando, días después, los médicos lo encontraron en un lugar muy inusual. Su corazón, informa 'Live Science'.

Adolescencia
El redactor recomienda