¿Sufres un eczema? Esto es lo que le pasa realmente a tu piel
  1. Alma, Corazón, Vida
la filagrina es la clave

¿Sufres un eczema? Esto es lo que le pasa realmente a tu piel

Se ha descubierto un fuerte vínculo entre las personas que carecen de una determinada proteína y el riesgo de desarrollar este problema

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Si alguna vez has sufrido un eczema es probable que estés más que familiarizado con el dolor y la picazón que lo acompañan. En realidad, cuando hablamos de 'eczema' nos referimos a un término genérico de cualquier inflamación, también conocida como dermatitis, y que define un conjunto de enfermedades de la piel que tienen diferentes causas. Aún a día de hoy no están del todo claras las causas que lo provocan, aunque se piensa que tiene un fuerte componente genético.

Este tipo de alteración es más frecuente en los bebés, pero en otros casos se trata de un trastorno crónico con el que el paciente tendrá que lidiar durante toda su vida. Por ejemplo, la dermatitis atópica (la más común) suele provenir por inhalación o ingestión de alérgenos, la de contacto comienza al entrar la piel en contacto directo con determinados materiales o sustancias o la neurodermatitis se produce con un picor en la piel que induce la necesidad de rascarse, y la propia acción acaba produciendo el eczema.

En la última década se ha sabido que el eczema está asociado con una falta genética de filagrina (proteína que agrega filamentos) en la piel

Durante mucho tiempo, los científicos han tratado de conocer más sobre el proceso que perjudica la piel de las personas con esta afección, para entender por qué se produce y, de esta manera, ayudar a combatirla. En 2006, según informa 'Science Alert', se descubrió un fuerte vínculo entre las personas que carecen de una determinada proteína en la piel y el riesgo de desarrollar este problema. En 2017, basándose en esos resultados, se intentó indagar en el tema para poder acercarse de alguna manera a una cura contra el eczema.

En la última década se ha sabido que el eczema está asociado con una falta genética de filagrina (proteína que agrega filamentos) en la piel. Es la que ayuda a dar forma a las células cutáneas y desempeña un papel importantísimo en la función de barrera de nuestra piel. Si una persona tiene una mutación genética (señalábamos al principio que se cree que tiene un fuerte componente genético) que impide el suministro adecuado de filagrina, puede desarrollar afecciones como la mencionada o la ictiosis vulgar, donde las células de la piel, en lugar de desprenderse, se acumulan en un patrón que nos podría recordar a las escamas de algunos peces. Aunque existen en el mercado multitud de cremas para tratar el problema, todavía no se sabe cómo erradicarlo completamente.

La filagrina ayuda a dar forma a las células cutáneas y desempeña un papel importantísimo en la función de barrera de nuestra piel

Hasta hace poco no se sabía cómo se desarrolla realmente el eczema cuando falta filagrina. El avance se produjo en 2016, cuando varios científicos de la Universidad de Newcastle hicieron un análisis de una serie de proteínas que conducen a este problema cutáneo. "Hemos demostrado por primera vez que la pérdida de la proteína por sí sola es suficiente para alterar otras proteínas clave involucradas en el desencadenamiento del eczema", explicó en su momento Nick Reynolds, uno de los autores del estudio. Para conseguir lo que buscaban, el equipo utilizó un modelo equivalemnte a piel viva tridimensional creado en el laboratorio y alteraron la capa superior de esta piel sintética, haciéndolo deficiente en filagrina, como las personas que sufren esta mutación genética.

17 proteínas

Así descubrieron que la deficiencia podía provocar una serie de cambios moleculares en la piel, afectó a la estructura celular, la función de barrera e incluso algunas células se inflamaron y respondieron al estrés. En particular, según Reynolds, identificaron 17 proteínas que se 'expresaban' de manera significativamente diferencial cuando se eliminaba la filagrina. Después, los investigadores tuvieron que verificar estos hallazgos iniciales analizando proteínas en muestras de piel de humanos, comparando los resultados entre participantes aquejados con eczema y otros sanos. Así pudieron comprobar que, como habóia sucedido en el laboratorio, varias de las proteínas que detectaron se alteraron de manera similar solo en aquellos con eczema.

Foto: Jóvenes con la mascarilla puesta en la Navarra

¿Es prometedor este hallazgo? Sin duda, pues una vez que los científicos sepan con certezaqué sucede en la piel cuando tienes el gen de la filagrina 'defectuoso', el siguiente paso será buscar medicamentos que puedan evitar que eso suceda. Solo queda esperar, pero son sin duda buenas noticias para aquellos aquejados con problemas de dermatitis.

Salud Vida saludable
El redactor recomienda