Por qué los alienígenas no tendrían por qué respirar oxígeno, según la ciencia
  1. Alma, Corazón, Vida
una nueva investigación

Por qué los alienígenas no tendrían por qué respirar oxígeno, según la ciencia

Un reciente estudio argumenta que para fomentar las posibilidades de encontrar vida, debemos incluir también los planetas que tengan una atmósfera de hidrógeno

Foto: Por qué los alienígenas no tendrían por qué respirar oxígeno, según la ciencia
Por qué los alienígenas no tendrían por qué respirar oxígeno, según la ciencia

La vida extraterrestre ha fascinado al ser humano desde que levantó la cabeza y miró las estrellas por primera vez. La eterna duda de si realmente estamos solos en un universo infinito o hay vida más allá de nuestro planeta nos acompaña continuamente y ha servido para que se teorice al respecto con multitud de estudios, películas, libros de ciencia ficción e incluso programas radiofónicos que llevaron a la gente al suicidio, como en el caso de 'La guerra de los mundos' de Orson Wells.

Solo existe una premisa en la llegada de los alienígenas. Pueden ser como nosotros o verdes y terroríficos, venir en son de paz o dispuestos a aniquilar a todos los seres humanos en sus naves espaciales, hay algo que siempre permanece: su capacidad de adaptarse a un ambiente como el de la tierra. De ahí se supone, por tanto, que respiran oxígeno como nosotros, y es por ello que los científicos buscan en esta y otras galaxias planetas parecidos a la Tierra para poder confirmar que en algún momento hubo vida.

El hidrógeno

Pero, ¿y si realmente no necesitaran adaptarse a un ambiente parecido al nuestro para poder sobrevivir? La primera vez que se encuentre vida en un planeta que orbite alrededor de una estrella será, probablemente, tras analizar los gases en su atmósfera. Sin embargo, si sus condiciones de vida fueran diferentes a las nuestras, quizá sería más difícil hallarlos. Un estudio, publicado recientemente en 'Nature Astronomy', argumenta que si queremos fomentar las posibilidades de encontrar evidencia de vida, debemos incluir también los planetas que tengan una atmósfera de hidrógeno. Si tuviéramos que encontrar una atmósfera que tenga una mezcla química diferente a la que esperamos, una de las explicaciones más simples sería que los procesos vivos la mantienen de esa manera.

la Gran Oxigenación fue un cambio medioambiental que sirvió para transformar la Tierra. Gracias a ello apareció posteriormente vida compleja

En el caso de nuestro planeta, por ejemplo, la atmósfera contiene metano (CH₄), que reacciona naturalmente con el oxígeno para producir dióxido de carbono. El oxígeno no existiría si no hubiera sido liberado del dióxido de carbono por los microbios fotosintéticos durante la llamada Gran Oxigenación que comenzó hace unos 2.400 millones de años. Por si nunca habías oído hablar de ello, la Gran Oxigenación fue un cambio medioambiental que sucedió probablemente sobre el período Sidérico al comienzo del Paleoproterozoico y que sirvió para transformar la Tierra y que posteriormente apareciera vida compleja en nuestro planeta.

Lo que argumentan los autores es que se deberían comenzar a estudiar planetas más grandes que la Tierra cuyas atmósferas estén compuestas de hidrógeno, aunque no tengan oxígeno libre (pues el hidrógeno combinado con el oxígeno forma una mezcla altamente inflamable). Según informa el medio 'Science Alert' para que un planeta rocoso tenga una gravedad lo suficientemente fuerte como para tener una atmósfera de hidrógeno, debe ser algo así como una 'súper-Tierra' con una masa entre aproximadamente dos y diez veces la de nuestro planeta. El hidrógeno podría liberarse también por una reacción química entre agua y hierro.

Para que un planeta tenga una atmósfera de hidrógeno, debe ser algo así como una 'súper-Tierra', mayor que nuestro mundo

Para llevar a esas conclusiones, los investigadores tuvieron que hacer antes una serie de experimentos en el laboratorio. Así descubrieron que la bacteria E.coli puede sobrevivir y multiplicarse bajo una atmósfera de hidrógeno en ausencia total de oxígeno. No es un gran descubrimiento, pues en realidad conocemos muchos microbios dentro de la corteza terrestre que sobreviven metabolizando el hidrógeno, pero demostraron algo más importante: existe una "asombrosa diversidad" de docenas de gases producidos por productos en E. coli que viven bajo hidrógeno, lo que, según ellos, "aumenta las posibilidades de reconocer signos de vida en un exoplaneta".

Es cierto que los procesos metabólicos que usan hidrógeno son menos eficientes que los que usan oxígeno. Los autores del nuevo estudio también señalaron que el hidrógeno molecular en concentración suficiente puede actuar como un gas de efecto invernadero, lo que podría mantener la superficie de un planeta lo suficientemente caliente como para generar agua líquida. Y ya sabes lo que significa encontrar agua en un planeta.

Al incrementar el conjunto de mundos potencialmente habitables incluyendo estas super-Tierras con atmósferas ricas en hidrógeno, potencialmente se han duplicado el número de cuerpos que podríamos investigar para encontrar signos posibles de vida extraterrestre. La búsqueda continúa y ya sabes lo que dicen, la verdad está ahí fuera.

Investigación NASA
El redactor recomienda