Cómo aprovechó el confinamiento para adelgazar 31 kilos en cuatro meses
  1. Alma, Corazón, Vida
DURANTE 14 HORAS SOLO TOMABA LÍQUIDOS

Cómo aprovechó el confinamiento para adelgazar 31 kilos en cuatro meses

Practicar deporte, eliminar un alimento de su dieta y practicar el ayuno intermitente fueron las bases sobre las que cimentó su éxito para perder peso

Foto: El ayuno intermitente requiere de sacrificios pero a este joven indio le sirvió para cambiar su vida (Foto: iStock)
El ayuno intermitente requiere de sacrificios pero a este joven indio le sirvió para cambiar su vida (Foto: iStock)

El confinamiento obligatorio por el coronavirus ha sido un quebradero de cabeza para millones de personas en todo el mundo. El hecho de no poder salir de casa y hacer una vida normal llevó a muchos a encontrar en la cocina una salida al aburrimiento y, así, las redes sociales se llenaron de miles de fotografías con todo tipo de recetas apetitosas… pero no siempre saludables.

Pero el caso de Rishabh Agarwal fue muy diferente. Este joven indio que se encuentra en su último año de carrera decidió que iba a aprovechar la crisis del covid-19 para dar un gran cambio a su vida. Siempre había tenido problemas de sobrepeso, pero ahora iba a tener el tiempo suficiente para centrarse en su salud y poder comenzar su proceso de adelgazamiento.

Foto: Brittany y Dwight Neff son dos personas totalmente diferentes a lo que eran (Foto: Instagram)

Rishabh Agarwal mide 1,88 centímetros, pero cuando se propagó el virus pesaba 132 kilos. Eran demasiados a pesar de su altura, por lo que tomó la decisión de adelgazar. Durante los siguientes cuatro meses iba a protagonizar un viaje que le ha permitido convertirse en una persona nueva gracias a su esfuerzo y dedicación: ha conseguido perder 31 kilos.

Cómo adelgazar 31 kilos

Rishabh vive en Jaipur, en el norte de India, y a pesar de que es una persona bastante alta, se dio cuenta de que llevaba tiempo acumulando demasiado peso. Pero, sin duda, hubo un momento en el que decidió que iba a cambiar: al comienzo del confinamiento se dio cuenta de que apenas hacía nada de esfuerzo físico, pero se agotaba muy rápido.

Medía 1,88, pero su peso se había disparado hasta los 132 kilos; durante los cuatro meses que duró el confinamiento, lo redujo hasta la barrera de los 100

Así que se propuso volver a ponerse en forma y utilizó el confinamiento para conseguirlo. Su primera decisión fue eliminar por completo el azúcar y los alimentos procesados de su dieta. Por eso, la comida basura desapareció de su vida y, de paso, comenzó a comer comida más sana y saludable, al mismo tiempo que se planteaba introducir el deporte en su estilo de vida.

Hubo un momento crucial, en las primeras semanas de confinamiento. A pesar de que se estaba alimentando de manera equilibrada, su esfuerzo no se notaba en la báscula. Pero Rishabh no desesperó y siguió adelante, convencido de que era cuestión de tiempo. Y acertó: en solo cuatro meses fue capaz de adelgazar más de 30 kilos y volver al físico que él quería.

Controlar el tamaño de las raciones es imprescindible cuando se trata de adelgazar (Foto: Pixabay)
Controlar el tamaño de las raciones es imprescindible cuando se trata de adelgazar (Foto: Pixabay)

Por eso, ahora que ve su proceso de pérdida de peso con perspectiva, reconoce la importancia que tiene el poder de la mente. Tal y como ha explicado a Times of India, una persona conseguirá su objetivo, sea el que sea, "siempre que sea capaz de controlar sus tentaciones y antojos". Por eso, buscar a alguien que nos acompañe en este viaje es muy importante para completarlo con éxito.

El ayuno intermitente

Un ejemplo da la alimentación diaria de este joven actualmente es el siguiente. Para desayunar toma un té verde y un plátano, además de una cucharada de batido de proteínas. A la hora de almorzar toma una ración de arroz integral con 100 gramos de queso indio paneer, además de un plato de ensalada y una cuajada. Para cenar, una taza de sopa acompañada de verduras. Y antes de irse a la cama se toma un vaso de leche.

Foto: Foto: iStock.

Pero, además, Rishabh ha añadido deporte a su vida. Durante los cuatro meses que duró el confinamiento, que no fue tan estricto como en España ya que se permitía hacer deporte, hizo ejercicio cardiovascular y de fuerza seis días a la semana y durante un periodo de unas dos horas. Además, jugaba al bádminton o al tenis de mesa todos los días durante un mínimo de 30 minutos.

Antes de su entrenamiento se tomaba un café negro y un plátano y, después, otro plátano y un té verde. Pero este joven indio cree que buena parte del éxito para perder peso se debe al ayuno intermitente que practicó durante esos meses. Además de reducir el tamaño de sus raciones, decidió que todas las comidas las tomaría en un periodo de 10 horas, entre las 9 de la mañana y las 7 de la tarde.

Con el ayuno intermitente redujo todas las ingestas de alimentos sólidos a un periodo de diez horas, dejando las otras 14 del día para tomar líquidos

Por eso, durante más de 14 horas su cuerpo solo tomaba líquidos. Ese ayuno intermitente le ayudó a completar su proceso para adelgazar 31 kilos y volver a ser la persona que hoy es. Rishabh Agarwal ha conseguido abandonar los 132 kilos que pesaba y llevar la báscula hasta rozar los 100 kilos, un peso mucho más acorde a su estatura. Y piensa seguir adelante, con una dieta sana y saludable, ya que está inmensamente mejor desde el punto de vista físico.

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda