Creyó que había ganado un millón a la lotería sin comprar ni un solo boleto
  1. Alma, Corazón, Vida
UNA CONFUSIÓN QUE PUDO PROVOCAR UN INFARTO

Creyó que había ganado un millón a la lotería sin comprar ni un solo boleto

Un hombre que compartía nombre, apellido y ciudad de residencia con el ganador de un sorteo se pensó durante horas que él era el ganador… a pesar de que no participaba

Foto: Mark Miller no se podía creer que no fuera él el ganador del sorteo... a pesar de no participar (Foto: Pixabay)
Mark Miller no se podía creer que no fuera él el ganador del sorteo... a pesar de no participar (Foto: Pixabay)

El nombre de Mark Miller es muy común en Canadá, como aquí podría serlo el de Miguel López u otro similar. Sin embargo, llamarse de esa manera le ha costado un serio disgusto: por un momento pensó que había ganado un millón de euros a la lotería, aunque finalmente se ha dado cuenta de que no era cierto por un detalle evidente: ni siquiera había comprado un boleto.

Todo comenzó cuando Mark Miller recibió la llamada de un amigo y le preguntó si había comprado un boleto para el sorteo benéfico del Tri-Hospital de Winnipeg, en Canadá. Se trata de una organización que engloba a los tres hospitales de esa ciudad: el Hospital de San Bonifacio, el Centro de Ciencias de la Salud y el Hospital Infantil-HSC de Winnipeg.

Mark tenía claro que no había comprado ningún boleto para ese sorteo, a pesar de que el premio era más que suculento: un millón y medio de dólares canadienses, aproximadamente un millón de euros al cambio. Pero su amigo insistió: acababa de leer en las noticias que alguien llamado Mark Miller de Winnipeg, en la provincia de Manitoba, era el ganador.

Se creyó lo increíble

A pesar de que este Mark Miller no había participado en ese sorteo de la lotería, la llamada de su amigo le hizo sufrir lo que él mismo ha denominado como "una montaña rusa llena de emociones". Tal y como ha reconocido a Global News, por un momento estuvo "casi seguro" de que su vida había cambiado por completo y que se había convertido en millonario.

Foto: La tienda de Swannanoa en la que encontró el boleto ganador (Foto: NC Lottery)

Mark Miller explica que "definitivamente, entré en shock. Dejé caer todo lo que tocaba, no podía estar más nervioso: estaba temblando". A pesar de que él no había comprado ni un solo boleto, este hombre pensó que era posible que sus padres o alguien de su familia podrían haberlo adquirido en su nombre a modo de sorpresa sin decírselo.

Así que, lleno de nervios, cogió el teléfono y comenzó a llamar a todos los miembros de su familia; primero su hermano, después su hermana y, por último, su madre. Sin embargo, nadie respondió, lo que ayudó a que la incertidumbre siguiera creciendo en su interior… y con ella la sensación de que podría ser millonario en ese mismo instante.

La Fundación del Hospital de San Bonifacio ha vendido 64.000 boletos para la lotería de este año, convirtiendo su sorteo benéfico en todo un éxito

La imaginación de Mark Miller echó a volar y pensó "que tal vez estaban colocando las pancartas o algo así para dar una fiesta". Sin embargo, nada más lejos de la realidad: sí, Mark Miller era el ganador de la lotería del hospital, pero no él, sino otra persona que se llamaba como él. Las ilusiones de este hombre si vinieron abajo como un castillo de naipes: "Prácticamente no pude continuar con mi día hasta que supe que no era yo".

Una graciosa (o no tanto) coincidencia

Vince Barletta, presidente de la Fundación del Hospital de San Bonifacio fue el encargado de extraer el boleto ganador del sorteo. Recuerda que vio que el nombre del afortunado era el de Mark Miller y pensó lo mismo que el ganador: "Me dije a mí mismo 'apuesto a que hay más de un Mark Miller en la ciudad'. Y no me equivoqué". Era un nombre demasiado común.

Este fue el anuncio de que Mark Miller había ganado el gran premio (Foto: Facebook)
Este fue el anuncio de que Mark Miller había ganado el gran premio (Foto: Facebook)

Sin embargo, él sí tenía los datos del ganador y le llamó por teléfono, dejándole un mensaje en su contestador automático: "Le dije, Mark, te llamo de la Fundación del Hospital San Bonifacio llamando en nombre de la lotería del Tri-Hospital de Winnipeg. Realmente, creo que querrás devolverme la llamada, tengo una noticia realmente emocionante para ti".

El Mark Miller que no ganó la lotería se ha tomado lo sucedido como una divertida anécdota: "En cierto modo, soy bastante afortunado porque si ese Mark Miller hubiera sido yo, probablemente habría terminado exactamente en el mismo hospital, ya sea por un infarto o por un accidente horrible después de conocer la noticia". Miller no pierde el sentido del humor.

Foto: Dirkje McKay, de 69 años, con su cheque de 10 millones de dólares (Foto: Ontario Lottery)

Por último, reconoce que está "ahorrando para dar la entrada de mi primera casa y creo que sería más satisfactorio usar el dinero que ahorré". Sin embargo, desde el hospital de San Bonifacio le han invitado a participar el año que viene en el sorteo benéfico de su lotería: "No hay ninguna regla que impida que dos Mark Miller ganen la lotería consecutivamente". Así que, en 2021, el Mark Miller que no es millonario prometió que jugaría. Quizás esta vez sí sea él el afortunado.

Lotería Suerte Juegos de azar Sorteo
El redactor recomienda