Un paseo por los edificios más exóticos y raros de Asia
  1. Alma, Corazón, Vida
arquitectura peculiar

Un paseo por los edificios más exóticos y raros de Asia

El lejano Oriente siempre parece ir a la cabeza en cuanto a tecnología y modernidad, y sin duda cuentan con algunas de las construcciones más divertidas y peculiares del mundo

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

El lejano Oriente siempre ha despertado interés en el mundo occidental, quizá porque nos parecen tierras inexpugnables y exóticas, de las que podemos imitar vestimentas, artes, alimentación o incluso arquitectura. Y hablando de esto último, en otra ocasión ya establecimos una lista de los edificios más extraños de este planeta, y como Asia siempre parece ir a la cabeza en cuanto a tecnología y modernidad, no podíamos pasar sin hacer un especial homenaje a aquellas construcciones de ese continente que llaman la atención justamente por su excentricidad.

Recordemos, al fin y al cabo, que Asia no es solamente China o Japón, y por eso mismo hemos elegido los edificios más divertidos, bonitos o, simplemente, extraños, para que en estos tiempos tan difíciles en los que parecen tan lejanos los viajes fuera de España, puedas desplazarte durante un rato a otros lugares de este planeta. Ahí va nuestra lista.

Museo del té (China)

Si eres un aficionado de esta bebida no podrás pasar por Hangzhou sin hacer una visita a esta peculiar construcción. Aunque tiene forma de tetera gigante, en realidad es un museo y fue construido en 1991. Pese al amor que los chinos pueden profesar al té, se trata del único edificio en China dedicado al tema, y dentro podrás aprender cualquier cosa relacionada con su preparación, costumbres o su cultura en general.

placeholder

Más allá de la peculiar forma del edificio, no es tan raro que los chinos le den tanta importancia a una bebida hasta el punto de construir un museo para honrarla (no podemos imaginar a un americano haciendo lo mismo por la Coca-Cola, ¿no?). Según la leyenda más extendida, el té apareció en el país en el año 2737 a.C, cuando el emperador Shen Nung insistió en que, por motivos de higiene, el agua debía hervirse. Un día se recostó bajo un árbol del que cayeron unas hojas que fueron a posarse en el agua que sus criados estaban hirviendo; El emperador no pudo resistirse y decidió probar la mezcla, que debió parecerle exquisita, a juzgar por su popularidad actual.

Nakagin Capsule Tower (Japón)

Los problemas de espacio no son algo nuevo en Asia, y si no que se lo digan a Tokio, una ciudad con más de 12 millones de habitantes. Y es justo en ella donde se localiza la Nakagin Capsule Tower, un edificio emblemático y muy curioso, obra del arquitecto Kisho Kurokawa. Se trata de uno de los poquísimos ejemplos de Movimiento Metabolista, una corriente japonesa surgida a finales de los años 50 que se basaba en la idea de la ciudad del futuro habitada por una sociedad masificada.

placeholder

La suerte de la Nakagin Capsule Tower es incierta, pues desde 2007 corren rumores de que pronto se demolerá este complejo residencial al que también se conoce como 'la pila de lavadoras', sin embargo pasan los años y continúa en pie, así que quizá consiga salvarse.

MahaNakhon (Tailandia)

Este imponente edificio que parece estar descomponiéndose, como si se encontrase pixelado, se encuentra ubicado en el distrito financiero de Sathon, en Bangkok. Es el edificio más alto de Tailandia (supera los 300 metros y tiene 75 plantas) y, según sus promotores inmobiliarios, con su construcción (finalizada en 2016) se pretendía encontrar 'un nuevo concepto residencial, más lujoso y capaz de redefinir los niveles de vida urbanos'. Al fin y al cabo, MahaNakhon significa 'gran metrópoli'.

placeholder Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Los muros de cristal están divididos horizontal y verticalmente para dar ese aspecto pixelado, impresionante sin lugar a dudas, aunque lo es aún más por dentro, donde alberga comercios lujosos, habitaciones de hotel y un restaurante en la azotea con unas vistas envidiables.

Yick Cheong Building (Hong Kong)

Una lista de edificios asiáticos no está completa sin el impresionante Monster Building o Yick Cheong Building de Hong Kong. En otra ocasión ya hablamos del imponente (aunque desaparecido) Kowloon, y lo cierto es que los problemas de espacio en el territorio vienen de lejos. Debido a su alta densidad de población y al elevado precio de sus alquileres, muchos de sus habitantes viven en condiciones infrahumanas, en los denominados 'pisos ataúd': casas de tan solo cuatro metros cuadrados.

placeholder

En cuanto a Yick Cheong Building, aunque el sueño de cualquier influencer, es justamente lo que su nombre indica: un monstruo de construcción donde viven apiñadas cientos de personas. En los últimos años se ha convertido, al parecer, en el escenario preferido de muchos turistas que deciden encaminar sus pasos hasta el complejo para visitarlo, tanto es así que se han puesto varios carteles informando de que no pueden hacerse fotos. Al fin y al cabo, se trata de unas viviendas privadas.

Hằng Nga (Vietnam)

También conocida como 'La casa loca', se trata de una pensión muy peculiar, construida por la arquitecta vietnamita Đặng Việt Nga, que nació en Hanoi aunque ha vivido más de 14 años en Moscú. Descrita como una casa de cuento de hadas, es probable que aquel que la visite piense irremediablemente en Gaudí. Muchos viajeros deciden pernoctar en ella justamente por su originalidad.

placeholder

Fue abierta en 1990 y cada una de sus habitaciones está dedicada a un animal, desde el águila a las hormigas, pasando por la suite de la abeja. Además, cuenta con una pequeña cascada, en un entorno muy 'Disney'.

El redactor recomienda