Adelgaza 60 kilos y consigue representar a EEUU en el mundial de triatlón
  1. Alma, Corazón, Vida
UN MÉDICO LE ABRIÓ LOS OJOS

Adelgaza 60 kilos y consigue representar a EEUU en el mundial de triatlón

Un exnadador universitario ha conseguido cambiar radicalmente su día a día después de que una lesión y un estilo de vida poco recomendable le hubieran llevado a una situación límite

placeholder Foto: Tras adelgazar 60 kilos, su país le reclutó para el mundial de triatlón (EFE/Enric Fontcuberta)
Tras adelgazar 60 kilos, su país le reclutó para el mundial de triatlón (EFE/Enric Fontcuberta)

Ted Clark tenía 30 años cuando comenzó a correr. Entonces pesaba 165 kilos y era una persona con evidentes problemas de peso, a pesar de su 1,95 de altura. Ahora, cuatro años después de empezar con el running, su vida ha dado un cambio radical: apenas supera los 100 kilos de peso y ha adelgazado más de 60. Pero, ¿cómo lo ha conseguido? Retrocedamos 15 años en su vida.

Ted nunca había tenido problemas de peso en el colegio. Cuando llegó a la universidad lo hizo como nadador, con dos entrenamientos diarios y una dieta alta en calorías que compensaba con el ejercicio. Sin embargo, una lesión en el hombro le alejó de la piscina durante años, aunque él no cambió su dieta de deportista y siguió comiendo lo mismo que cuando nadaba.

Foto: Brittany y Dwight Neff son dos personas totalmente diferentes a lo que eran (Foto: Instagram)

Cuando terminó la carrera, Ted comenzó a trabajar en un puesto muy estresante y al que dedicaba casi 16 horas diarias. No tenía tiempo para gimnasio, pero tampoco había ninguno cerca. El estrés le llevó a comer más y así, sin darse cuenta, comenzó a engordar: cuando cumplió cinco años lejos de la universidad, su peso había pasado de 95 a 165 kilos, casi lo había duplicado.

Adelgazar para sobrevivir

Tenía 27 años y apenas podía caminar sin echar la lengua fuera. Incluso para atarse los zapatos tenía que hacer un esfuerzo ímprobo. Siguió así un año más, hasta que un médico le cambió la vida: estaba comenzando a trabajar como guía de caza cuando recibió como cliente a un doctor de Nueva York. Hasta ese momento ninguna de las personas a las que acompañaba a cazar había hablado de su peso, pero el médico sí lo hizo.

El médico para el que ejerció de guía le abrió los ojos y, a partir de ese momento, tomó la decisión de dar un cambio radical a su vida

Le explicó que uno de sus pacientes había muerto de un ataque cardíaco a una edad aún más joven que la suya y le avisó de que cada problema de salud que tuviera en el futuro sería mucho más grave y difícil de tratar por culpa de su sobrepeso. Esas palabras se le grabaron a Ted en el cerebro y, aunque llevaba diciéndose a sí mismo que tenía que adelgazar, ahora encontraba una razón de peso para hacerlo. Estaba en juego su vida.

Primero se apuntó a un gimnasio y comenzó con la bicicleta estática y el levantamiento de pesas. Después contrató a un entrenador para que le guiara en su proceso de adelgazamiento, pero el objetivo final era volver a nadar como hacía en la universidad. Sin embargo, para conseguirlo debería hacer entrenamiento cardiovascular, aunque nunca había sido fan de correr.

placeholder El deporte le llevó a recuperar su vida de siempre (Barcelona/EFE Enric Fontcuberta)
El deporte le llevó a recuperar su vida de siempre (Barcelona/EFE Enric Fontcuberta)

Ted reconoce a Runner's World que sucumbió al running por tres motivos: primero, descubrió el canicross (correr junto a tu perro), la forma perfecta de pasar tiempo con su mascota a la que había dejado un poco de lado desde que iba al gimnasio; después porque, por su trabajo, casi siempre en entornos rurales, casi nunca había gimnasios cerca; y, por último, porque descubrió el acuatlón, un deporte que engloba correr y nadar.

Adelgazó 60 kilos

Así comenzó a correr cuando estaba a punto de cumplir los 30 años y en solo ocho meses fue capaz de bajar desde los 165 que marcaban la báscula hasta los 135, un gran paso que le marcó el resto del camino a seguir. Pero, lo que de verdad cambió su vida, fue las decisiones que tomó en cuanto a la dieta, si es así como se puede llamar a la ingesta de comida sin control que hacía hasta ese momento.

Foto: Fuente: iStock

Cuando decidió adelgazar se plantó: pasó de comer todo lo que quería y en el momento en el que lo deseaba a reducir la ingesta de carbohidratos, comer carnes magras, comprar frutas y verduras en el supermercado y comenzar a visitar la zona de productos frescos del supermercado que, hasta entonces, era desconocida para él. Además, también empezó a contar calorías para llevar un balance de su situación.

El proceso no fue fácil: ya había intentado perder peso anteriormente, pero sin suerte. Así que lo hizo con pequeños objetivos: primero dejó de beber cerveza entre semana; cuando lo consiguió eliminó los bocadillos y, después, fue suprimiendo la comida basura poco a poco. Gracias a esas medidas, en cuatro años ha conseguido adelgazar 70 kilos y hoy es una persona nueva en todos los sentidos.

Fue dando pequeños pasos para lograr una dieta equilibrada, pero cuando lo consiguió ya no hubo manera de volver atrás

Su pasión por el deporte le llevó a competir en 2019 en los mundiales de triatlón que se disputaron en España, donde fue realmente competitivo. Ahora, manda un consejo a aquellos que quieran comenzar un proceso como el suyo: que no lo hagan en solitario, que se lo cuenten a su familia y amigos para recibir su apoyo. Reconoce que adelgazar y llevar un estilo de vida saludable no siempre es fácil, pero merece la pena.

Perder peso Adelgazamiento Trucos adelgazar Estilo de vida Adelgazar
El redactor recomienda