Un niño vende sus juguetes para ayudar a su equipo de fútbol favorito
  1. Alma, Corazón, Vida
ES FAN DEL WIGAN ATHETIC INGLÉS

Un niño vende sus juguetes para ayudar a su equipo de fútbol favorito

El pequeño montó un venta en el jardín de su casa para los vecinos y recaudó más de 600 euros con los que ayudar a su equipo a salvarse

Foto: Jacob y su madre, en el jardín de su casa, durante la venta de sus juguetes y otras pertenencias (Foto: Twitter)
Jacob y su madre, en el jardín de su casa, durante la venta de sus juguetes y otras pertenencias (Foto: Twitter)

El Wigan Athletic es un equipo de fútbol profesional inglés. Milita en Segunda División y está a punto de irse a Tercera por culpa de una decisión administrativa: se le descontarán 12 puntos al final de esta temporada por haber entrado en situación concursal. Es el primer club inglés al que le sucede y las normas de la Federación Inglesa de Fútbol son tajantes al respecto.

La situación económica del equipo ya era difícil, pero el coronavirus ha terminado por convertirla en agonizante. Por eso los aficionados de la ciudad de Wigan han decidido buscar soluciones para ayudar al club de sus amores y, entre todos ellos, destaca la figura de Jacob, un niño de solo 6 años que se ha convertido en el símbolo de la resistencia del Wigan Athletic.

Ante la situación desesperada de su equipo, Jacob decidió sacar algunos de sus jugetes y otras pertenencias al jardín de su casa y hacer una venta para sus vecinos con el objetivo de recaudar fondos para el Wigan. Y no lo hizo nada mal: consiguió 560 libras, algo más de 600 euros, y mantiene la esperanza de que sirva para algo. Su único sueño es que "quiero que sigan jugando".

El aficionado más mediático

La venta de Jacob fue un éxito y hasta recibió la visita de alguien muy especial, tal y como ha explicado el pequeño a la BBC, aunque no pudo verlo: "Vino Paul Cook (el entrenador del Wigan) y me trajo un mensaje de agradecimiento de todo el equipo y me regaló una camiseta firmada. Hasta quería tomarse una taza de té conmigo, pero no estaba en casa". El club se lo ha agradecido a través de las redes sociales.

Jacob solo piensa en que el Wigan se salve y pueda seguir adelante, pero él ha contribuido con su granito de arena. Las 560 libras que logró con su venta fueron transferidas a la cuenta que los aficionados han abierto en Crowdfunder para lograr la salvación del equipo. Se habían marcado el objetivo de conseguir unas 250.000 libras y ya han superado las 170.000 gracias a más de 3.500 donaciones.

El pequeño más mediático de la ciudad de Wigan espera que pueda seguir yendo cada fin de semana al estadio con sus padres para disfrutar de su equipo favorito. Él ha aportado todo lo que podía y se ha convertido en un símbolo del club. Con personas como él, la salvación a largo plazo del Wigan Athletic estará garantizada.

Fútbol Wigan Athletic Juguetes Niños Solidaridad
El redactor recomienda