Es noticia
Menú
El hombre que hace cabezas gigantes de gato en Japón y necesita tu ayuda
  1. Alma, Corazón, Vida
un peculiar artista

El hombre que hace cabezas gigantes de gato en Japón y necesita tu ayuda

Un japonés que crea un arte bastante extravagante está pasando por una mala situación debido a la epidemia del coronavirus y se le ha ocurrido una brillante idea

Foto: Fuente: Twitter.
Fuente: Twitter.

Si hay un animal que los japoneses parecen adorar, es el gato (neko para ellos), y si no que se lo digan a la famosísima Hello Kitty, diseñada por Yuko Yamaguchi y lanzada en el país en 1974. Las gatotecas donde tomar un café mientras acaricias a un lindo gatito proliferan por el país, especialmente en Tokio donde hay unos 40 (el primero fue 猫の店 o Neko no Mise en 2005) y el 'nekomimi' es bastante frecuente en el manga y el anime, un personaje generalmente femenino que, sin embargo, suele tener orejas, cola o algún otro rasgo felino.

El auge de la popularidad de los gatos en Japón es sin duda un fenómeno curioso en la historia reciente y quizá, en parte, se puede explicar porque en muchos pisos (al contrario que en nuestro país) no se permite la entrada de animales domésticos, por lo que llaman más la atención. Sea como fuere, si estás pensando viajar al país nipón y montar algún negocio, cualquier tipo de combinación que tenga a los 'gatetes' en la ecuación siempre será un sinónimo de éxito. Un buen ejemplo de ello es Housetsu Sato.

Hace tan solo 20 días que la campaña se lanzó y ya ha conseguido el 50% de su objetivo, que es lograr tres millones de yenes

Housetsu Sato es un artista que en los últimos tiempos ha adquirido bastante relevancia en el panorama japonés, aunque quizá a ti también te suenan sus creaciones: cabezas de gato de tamaño gigantesco que la gente suele utilizar en muchas ocasiones para disfrazarse. Tienen un aspecto muy realista y, como una imagen vale más que mil palabras, aquí va una publicación del propio autor trabajando y con una de sus 'creaciones'.

Sato también es el fundador de la Japan Wool Art Academy (Nippon Yomo Art Gakuen, o NYA Gakuen), que se jacta de ser la única escuela en el mundo que se especializa en enseñar el noble arte de fabricar muñecos de gato de tamaño real. Según informa 'Sora News', la Japan Wool Art Academy también organiza talleres en todo el país para concienciar sobre la fabricación de gatos (y ocasionalmente perros) a partir de fibras y luchan por otras causas animales.

La mala noticia llegó en enero, cuando Sato sufrió una hemorragia cerebral y fue trasladado de urgencia al hospital. Afortunadamente se recuperó lo suficientemente rápido como para poder ser dado de alta en febrero, pero justo cuando se estaba preparando para reabrir su escuela llegó la pandemia por coronavirus y los profesores y alumnos no han sido capaces de poder reunirse de nuevo.

En enero Sato sufrió una hemorragia cerebral y fue trasladado al hospital. Con el COVID-19 ha tenido que cerrar su academia

El artista ha estado desde entonces haciendo talleres online, pero hace un tiempo decidió ir un paso más allá y lanzar una campaña de crowfunding: ofrece sus productos a precios mucho más bajos de los que suele (por ejemplo, las cabezas las está vendiendo a 440 yenes, lo que son unos 3 euros aproximados, cuando no bajan nunca de los 660 yenes, unos 5 euros al cambio). No solo las extrañas cabezas, también ofrece muchos otros artículos disponibles, como libros firmados u otros objetos con forma de gato, así como piezas raras pertenecientes a la academia.

Curiosamente, quizá por el interés que tienen los japoneses por los gatos, o quizá por un apoyo incondicional a las artes en un momento de flaqueza fruto de la enfermedad, hace tan solo 20 días que la campaña se lanzó y ya ha conseguido el 50% de su objetivo, que es lograr tres millones de yenes. Una curiosa noticia no solo para los amantes de los gatos, sino también para todos aquellos emprendedores que no confíen en si su negocio podría tener éxito: en un mundo de cabezas de gato gigantes, cualquier cosa original puede marcar la diferencia.

Si hay un animal que los japoneses parecen adorar, es el gato (neko para ellos), y si no que se lo digan a la famosísima Hello Kitty, diseñada por Yuko Yamaguchi y lanzada en el país en 1974. Las gatotecas donde tomar un café mientras acaricias a un lindo gatito proliferan por el país, especialmente en Tokio donde hay unos 40 (el primero fue 猫の店 o Neko no Mise en 2005) y el 'nekomimi' es bastante frecuente en el manga y el anime, un personaje generalmente femenino que, sin embargo, suele tener orejas, cola o algún otro rasgo felino.

Japón
El redactor recomienda