Acostarse y despertarse tarde aumenta el riesgo de asma
  1. Alma, Corazón, Vida
ESTUDIO EN ADOLESCENTES

Acostarse y despertarse tarde aumenta el riesgo de asma

La probabilidad de tener asma era tres veces más alta en los adolescentes que preferían irse a dormir más tarde en comparación con los que optaban por acostarse más temprano

Foto: Acostarse y despertarse tarde aumenta el riesgo de asma
Acostarse y despertarse tarde aumenta el riesgo de asma

Los adolescentes que prefieren quedarse despiertos hasta tarde y levantarse más tarde por la mañana son más propensos a sufrir de asma y alergias en comparación con los que se duermen y se despiertan más temprano, según un estudio de investigadores canadienses.

A pesar de que es conocido que los síntomas del asma están fuertemente ligados al reloj interno, este es el primer estudio que analiza como los patrones del sueño influyen en el riesgo de sufrir asma por adolescentes y sugiere la importancia del tiempo de sueño y el valor del mismo en la salud respiratoria.

Foto: Los mejores alimentos para paliar los efectos de la alergia

"El asma y las enfermedades alérgicas son comunes en niños y adolescentes de todo el mundo y su prevalencia está aumentando. Conocemos algunas de las razones de este aumento, como la exposición a la contaminación y al humo del tabaco, pero todavía tenemos que averiguar más", explica Subhabrata Moitra de la división de Medicina Pulmonar de la Universidad de Alberta (Canadá).

La 'hormona del sueño', implicada

"Se sabe que el sueño y la melatonina, la 'hormona del sueño', influyen en el asma, por lo que queríamos ver si la preferencia de los adolescentes por quedarse despiertos hasta tarde o acostarse temprano podría estar implicada en su riesgo de asma", añade Moitra en declaraciones recogidas por Neuroscience News.

"La melatonina a menudo no está sincronizada en los que se duermen tarde y eso podría estar influyendo en la respuesta alérgica"

En el estudio participaron 1.684 adolescentes que vivían en Bengala Occidental (India), de 13 ó 14 años de edad. A cada participante se le preguntó sobre cualquier sibilancia, asma o síntomas de rinitis alérgica, como secreción nasal y estornudos. Se les hizo una serie de preguntas para juzgar si eran "tipos nocturnos", "tipos matutinos" o una mezcla de ambos, como a qué hora de la noche comenzaban a sentirse cansados, cuándo se despertaban y cómo de cansados se sentían a primera hora de la mañana.

Los investigadores compararon los síntomas de los adolescentes con sus preferencias de sueño, teniendo en cuenta otros factores que se sabe que afectan al asma y las alergias, como el lugar donde vivían los participantes y si sus familiares fumaban.

¡Qué sueño! (iStock)

Encontraron que la probabilidad de tener asma era alrededor de tres veces más alta en los adolescentes que preferían dormir más tarde en comparación con los que optaban por acostarse más temprano. También descubrieron que el riesgo de sufrir rinitis alérgica era dos veces mayor en los que se iban a la cama más tarde que en los que lo hacían más temprano.

Acostarse más temprano

"No podemos estar seguros de que quedarse despierto hasta tarde cause asma, pero sabemos que la melatonina, la hormona del sueño, a menudo no está sincronizada en los que se duermen tarde y eso podría, a su vez, estar influyendo en la respuesta alérgica de los adolescentes", explica Moitra, principal responsable del estudio, que se publica en la revista científica 'ERJ Open Research'.

"Animar a los adolescentes a dejar sus dispositivos y acostarse un poco más temprano podría ayudar a disminuir el riesgo de asma y alergias. Eso es algo que tenemos que estudiar más", concluye Moitra.

Asma Alergias Sueño Dormir bien Cerebro
El redactor recomienda