Cómo se vive el confinamiento después de ganar 9 millones a la lotería
  1. Alma, Corazón, Vida
DOS HERMANOS INSEPARABLES

Cómo se vive el confinamiento después de ganar 9 millones a la lotería

Un millonario británico cuenta cómo ha pasado la cuarentena por el coronavirus en casa: con su jardín de diseño, sus peces exóticos, su sala de juegos y su bar privado

Foto: Cómo se vive el confinamiento después de ganar 9 millones a la lotería
Cómo se vive el confinamiento después de ganar 9 millones a la lotería

En el año 2004, Ian y Pete Collier se repartieron 8 millones y medio de libras. Estos dos hermanos británicos habían ganado un gran premio a la lotería que les iba a cambiar la vida y hoy, 16 años después, siguen disfrutando de aquella gran noticia. Ni el confinamiento por el coronavirus que les ha mantenido tres meses encerrados en casa ha podido con su sonrisa.

Cuando la suerte llamó a su puerta, Ian tenía 57 años y su hermano Pete, 45. Ambos estaban solteros y vivían junto a su madre en Milton Keynes, una ciudad situada una hora al noroeste de Londres. Los dos trabajaban en una fábrica de metal cercana a su casa y llevaban una vida sin lujos, pero tranquila y agradable. Entonces llegó la gran noticia.

Foto: Gana la lotería y pierde un 80% del premio por hacer caso a los consejos de su asesor

En ese año 2004, Ian ganó 8,5 millones de libras a la lotería, unos 9,5 millones de euros aproximadamente. Pero en el mismo momento en el que descubrió su suerte, le dijo a su hermano que el premio era para ambos. Por eso, entregó a Pete la mitad del dinero y tomaron su primera decisión como millonarios, comprarse una casa nueva, tal y como publica Milton Keynes.

Viviendo pegados

Ian y Pete buscaron casa y encontraron dos chalets, uno junto al otro, a los que se trasladaron inmediatamente. Llevaban viviendo juntos toda la vida y el premio no iba a cambiar aquello. Sin embargo, con el paso de los años las cosas han ido cambiando poco a poco y ahora tienen que compartir su tiempo con otra persona, dado que Pete se casó algún tiempo después.

Cuando Ian ganó 8,5 millones de libras a la lotería no se lo pensó dos veces y entregó la mitad a su hermano

Eso no ha sido óbice para que, durante los últimos 15 años, los dos hermanos hayan seguido siendo uña y carne. Cuatro o cinco veces cada año se han ido de vacaciones para descubrir nuevos países y culturas y tachando poco a poco las respectivas listas de destinos que tenían ganas de visitar. Pero este año no han podido cumplir esa tradición.

La aparición del coronavirus y el posterior confinamiento que sufrieron los británicos, al igual que los ciudadanos de muchos otros países del mundo, no ha permitido a los dos hermanos salir de viaje. La buena noticia, desde el punto de vista de Ian, es que "he seguido viendo a mi hermano y he pasado mucho tiempo en mi jardín, lo que disfruto mucho".

Con los pubs cerrados, los hermanos Collier se han refugiado en su propio bar (Reuters/Dylan Martinez)
Con los pubs cerrados, los hermanos Collier se han refugiado en su propio bar (Reuters/Dylan Martinez)

Sin embargo, ahora que el regreso a la nueva normalidad se va produciendo poco a poco, Ian ya va preparando sus próximos movimientos: "Tenemos una caravana fija en Burnham (en el este de Inglaterra, junto al mar) y ya estamos pensando en ir por ahí. Estoy deseando que llegue el momento". La idea ahora es dejar de viajar lejos y centrarse en metas más cercanas.

El coronavirus cambia mentalidades

Ese deseo de disfrutar de los destinos más cercanos es compartido por muchos otros ganadores de la lotería. Según una investigación de Camelot, la organizadora de los juegos de azar en el Reino Unido, la mayoría de las personas comparten ahora una lista de deseos de la "nueva normalidad": y esos deseos son mucho más cercanos que los que había antes de la pandemia.

Foto: El hombre más afortunado del mundo: gana la lotería dos veces en tres años

Por ejemplo, el sueño que encabeza las listas de los millonarios británicos de la lotería es crear un huerto, seguido de cerca por rediseñar su jardín. Aunque la comodidad en casa también ha ganado enteros y son muchos ahora quienes quieren instalar una bañera de lujo en su casa, un deseo también compartido por muchos de los millonarios que ganaron la lotería alguna vez.

Ian Collier es de los que coinciden en esa idea, aunque en su caso no hizo falta esperar a la aparición del covid-19: invirtió parte de su premio en crear una preciosa zona de piscinas naturales en su jardín que después ha rellenado con peces exóticos. Y, para que no faltara de nada a su casa, convirtió un garaje en sala de juegos y montó al lado un bar totalmente preparado y abastecido para disfrutar como si estuviera en un pub.

Los sueños de los millonarios son mucho más terrenales durante la 'nueva normalidad': un huerto, un jardín, una bañera...

Por eso, los hermanos Collier no han echado mucho de menos salir al exterior durante estos meses: "No hemos podido ir al pub durante el encierro, pero nos tomamos nuestras bebidas en casa". Un gran ejemplo de que el dinero no da la felicidad, pero puede ayudar a cumplir los deseos, aunque estos sean mucho más cercanos y palpables de los que teníamos antes.

Lotería Juegos de azar Coronavirus Reino Unido Suerte
El redactor recomienda