la piel tiene memoria

Cómo saber si tu crema solar ha caducado o puedes seguir utilizándola estas vacaciones

¿Has encontrado un bote usado de hace años y no sabes si todavía sirve? Nosotros te resolvemos las dudas

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.
Autor
Tags
Tiempo de lectura3 min

Llega el verano y a menos que quieras ponerte como un cangrejo y ver cómo tu piel roja se 'escama' y se cae a tiras, lo mejor que puedes hacer cuando vayas a tomar el sol (ya sea en la piscina, la playa, una terraza o un parque) es usar un buen protector solar. Quizá te lo tomes a broma, pero recuerda que la piel tiene memoria y que es fundamental protegerla bien para evitar el cáncer u otras enfermedades derivadas de no haberla cuidado como se debe.

Ahora bien, si tienes dudas acerca de cuál es la crema que deberías usar, nosotros ya te las resolvimos anteriormente. Quizá lo que realmente te estés preguntando es si esa crema que guardas en el armario desde hace más de 15 años sigue sirviendo. Hay maneras de saberlo, no te preocupes, pues al fin y al cabo la crema solar también tiene una fecha de vencimiento. Si eres de los que creía que la caducidad en las cremas simplemente es una leyenda como la del Coco o la niña de la mermelada, estás equivocado.

La fecha de caducidad importa

"Una crema solar que está caducada no funcionará bien y aumentará las posibilidades de que te quemes con el sol", explica Lauren Fine, dermatóloga certificada, en 'Prevention'. Y como hemos dicho, la quemadura no solo es dolorosa sino que aumenta las posibilidades de sufrir cáncer de piel, así que ten cuidado.

Todos los protectores solares conservan su potencia original durante al menos tres años, pero puedes usarlos hasta un año después

Pero, ¿cuánto suelen durar las cremas aproximadamente? Según la clínica Mayo: la Administración de Alimentos y Medicamentos exige que todos los protectores solares conserven su potencia original durante al menos tres años. Esto significa que puedes usar el protector solar sobrante de un año para otro. Por lo tanto, si tenías guardado un bote del año pasado, no te preocupes, que todavía puedes usarlo, (eso sí, el de hace 15 años que decíamos al principio del artículo mejor tíralo).

Cuando no ves la fecha

En algunas ocasiones no encuentras la fecha de caducidad por ningún lado. Lo que se recomienda entonces es escribir en algún lado la fecha en la que la compraste para no olvidarlo y tener una idea aproximada de cuándo debería caducar (como decíamos antes, cuando pasen unos tres años).

Si ves que cambia de color o de consistencia (por ejemplo, está más líquida) podría ser una señal de que debes tirarla a la basura y reemplazarla

Además, ten en cuenta que si lo has llevado a algún lugar donde le ha dado el sol durante mucho rato, es probable que dure menos de los tres años indicados. Si ves que cambia de color o de consistencia (por ejemplo, está más líquida) podría ser una señal de que debes tirarla a la basura y reemplazarla por otra, tu piel te lo agradecerá.

Por último, para que esto no suceda intenta seguir estas indicaciones: consérvala en un cuarto fresco (el baño no), protegida del sol y el calor, preferiblemente en un cajón o un armario donde la temperatura se mantenga estable, y por supuesto no te olvides de echártela cuando vayas a exponerte durante mucho rato a los rayos ultravioleta. Recuerda que solo tenemos una piel.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios