SU CAUSA SE HA HECHO VIRAL

Recibe 80.000 euros de propina por no atender a una mujer sin mascarilla

Miles de personas han hecho una donación a un camarero norteamericano después de que una mujer publicara su foto en las redes sociales acusándole de no querer atenderla

Foto: La imagen de Lenin Gutierrez que la clienta usó para denunciarle en las redes sociales (Foto: Facebook)
La imagen de Lenin Gutierrez que la clienta usó para denunciarle en las redes sociales (Foto: Facebook)

El coronavirus confinó en sus hogares a cientos de millones de personas de todo el mundo durante varios meses, pero la desescalada ha hecho que casi toda la población esté ya de vuelta en las calles. Sin embargo, la nueva normalidad ha traído distintas obligaciones y, entre ellas, está la de tener que usar mascarilla en buena parte del planeta. Uno de esos lugares es San Diego, en el sur de California.

Allí, las autoridades obligan a usar la mascarilla para ir a la compra, al hacer cola en tiendas o restaurantes, en el transporte público y en muchos otros casos. Sin embargo, cuando Amber Lynn Gilles decidió ir a por un café a una cafetería de Starbucks no creyó necesario ponerse su protector. La respuesta del camarero, Lenin Gutierrez, fue tajante: si no se ponía la mascarilla no la atendería. Una decisión que no gustó a la clienta.

Amber Lynn Gilles decidió subir un mensaje a su cuenta de Facebook en el que exponía lo sucedido: "Conozcan a lenen (escribió mal su nombre) de Starbucks, quien se negó a atenderme porque no llevaba una máscara. La próxima vez esperaré a los policías y traeré una exención médica". Y acompañaba su mensaje de una foto que había sacado de Lenin Gutierrez mientras este trabajaba.

Propinas desde todo el mundo

El revuelo en las redes sociales no tardó en producirse: el mensaje se hizo viral y Amber Lynn recibió más de 130.000 comentarios, la gran mayoría afeando su actuación. Ella fue respondiendo a algunos de ellos acompañando imágenes de los efectos secundarios que producen las mascarillas y explicando por qué no la llevaba, pero la corriente de apoyo al camarero era imparable.

La mujer, de mediana edad, había conseguido el efecto contrario al buscado, pero hubo una persona que no pasó por alto lo sucedido: Matt Cowan. Se trata de un usuario de Facebook que se enteró de la noticia y decidió ayudar a Lenin Gutierrez a pasar este mal trago de verse expuesto en las redes sociales por hacer bien su trabajo. Así que creó una página en GoFund.me para que, quien quisiera, le pudiera dar una propina.

El martes 23 de junio creaba esa página en la red de micromecenazgo y en solo unas horas lograba completar los 1.000 dólares que se habían marcado como objetivo. Pero, como sucedió con el mensaje de Amber Lynn, la causa se hizo viral y comenzaron a llover las propinas desde todas las partes del mundo. En solo una semana, Lenin Gutierrez ha recibido más de 80.000 euros y la campaña sigue abierta y recaudando fondos.

Lenin utilizó sus redes sociales para contar su historia y también ha querido explicar en qué piensa invertir el dinero que le han donado. Su sueño es convertirse en bailarín y ahora podrá pagar las clases necesarias para conseguirlo. Además, asegura que donará parte de esos ingresos a diferentes organizaciones de San Diego que lo necesitan. Y ha explicado a la CNN el trasfondo de todo de la forma más sencilla: "No te están pidiendo mucho, solo que lleves una mascarilla por tu seguridad y la seguridad de los demás".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios