Monos en sustitución del collar isabelino: la opción menos incómoda para tu mascota
  1. Alma, Corazón, Vida
NO SOLO ES FEO, TAMBIÉN ES MOLESTO

Monos en sustitución del collar isabelino: la opción menos incómoda para tu mascota

Opciones para que nuestro mejor amigo pase de la mejor manera posible los días posteriores a una intervención quirúrgica

Foto: Los vestidos para mascotas pueden ser la solución después de una operación (EFE/Sergei Chirikov)
Los vestidos para mascotas pueden ser la solución después de una operación (EFE/Sergei Chirikov)

Es muy probable que quienes viven acompañados de una mascota tengan que pasar varias veces por el veterinario a lo largo de la vida del animal. En algunos casos tendrán que ser sometidos a alguna intervención quirúrgica y, tras ella, será obligatorio colocarles el famoso collar isabelino, ese cono de plástico que les rodea la cabeza para que no se chupen las heridas.

El problema para los animales es que se sentirán tremendamente incómodos con ese aparatoso accesorio colocado alrededor de su cuello y, además, tendrán dificultades para comer y beber. Es más, su campo de visión se reducirá y los días que tengan que llevar el collar isabelino se les harán interminables.

Por eso, encontrar una buena alternativa para estos casos parece, cuando menos, interesante. Una buena opción es vestirles con un mono para mascotas, de tal manera que logre cubrirles las heridas y no puedan lamérselas. Así, al mismo tiempo, borramos los problemas que lleva aparejados el collar isabelino, por no hablar de que el animal estará mucho más guapo.

Soluciones para mascotas

Se trata de una solución que puede funcionar tanto para perros como para gatos, aunque hay que tener en cuenta dónde tiene las heridas la mascota para elegir un modelo u otro. De esa manera, puede necesitarse un mono completo, al que habría que hacer un agujero para que sacara la cola, o adaptar una camiseta, incluso de bebé, para los animales más pequeños.

Tal y como explica Life Hacker, una opción es crear nosotros mismos el mono a partir de alguna prenda antigua que ya no utilicemos. Dependiendo de si nuestra mascota es más o menos tranquila podremos hacer el mono trabajando directamente sobre ella, ya que es lo más fácil para que las medidas de tela sean las correctas. Pero, si no somos mañosos o nuestra mascota es muy activa, siempre quedará la opción de comprar directamente un mono.

También existen otras alternativas para tratar de no colocar el collar isabelino a nuestra mascota. Una de ellas es un collar hinchable que se coloca en el cuello del animal y se infla, lo que le impide poder lamerse las heridas del cuerpo. Es la mejor opción, junto a los monos, para evitar que nuestro mejor amigo tenga que lucir el conocido como 'cono de la vergüenza'.

Mascotas
El redactor recomienda