Un runner se hace una maratón confinado en su habitación de hotel: dio 4.500 vueltas
  1. Alma, Corazón, Vida
TARDÓ POCO MÁS DE TRES HORAS Y MEDIA

Un runner se hace una maratón confinado en su habitación de hotel: dio 4.500 vueltas

Tuvo que hacer una cuarentena de 14 días tras regresar de su luna de miel y aprovechó para ponerse en forma de nuevo

placeholder Foto: Jackson Fitzpatrick dio 4500 vueltas a su habitación de hotel (Foto: Facebook)
Jackson Fitzpatrick dio 4500 vueltas a su habitación de hotel (Foto: Facebook)

El confinamiento obligatorio que muchos países de todo el mundo han puesto en marcha en los últimos tres meses ha provocado que muchos deportistas se hayan pasado mucho tiempo sin poder entrenar. La desescalada les ha permitido reencontrarse con el ejercicio, aunque en muchos casos nunca dejaron de hacer deporte en el interior de sus casas.

No es el caso de Jackson Fitzpatrick, un australiano a quien la crisis del coronavirus pilló de luna de miel junto a su esposa. Cuando, por fin, pudieron regresar a casa, ambos tuvieron que someterse a una cuarentena obligatoria impuesta por las autoridades de la región de los Territorios del Norte y pasaron 14 días confinados en un hotel.

Sin embargo, Jackson no pensaba dejar de hacer deporte, aunque no pudiera salir de la habitación. Al principio se pasó el tiempo hablando con la familia, distraído con los videojuegos e, incluso, celebrando su cumpleaños, pero necesitaba hacer algo más: "Realmente disfruto corriendo por mi propia salud mental y pensé en hacerlo por un poco de diversión".

Una maratón en apenas 20 metros cuadrados

Así que Jackson llevó a cabo la idea más descabellada de su vida: correr una maratón sin salir de la habitación de hotel en la que pasaba la cuarentena: "Me levanté una mañana muy temprano y no pude volver a dormir y el cuerpo se sentía bien, así que pensé 'vamos a darle una oportunidad' y si es demasiado difícil me detendré; pero, simplemente, seguí adelante".

Dio 4.500 vueltas a su pequeña habitación de hotel para completar su maratón en 3 horas y 34 minutos

Este corredor amateur ha explicado a ABC Australia que la experiencia fue difícil, sobre todo para sus tobillos y pies, pero le gustó tanto que volvería a hacerlo si tuviera que pasar más tiempo en cuarentena: "Físicamente, lo encontré mucho más fácil que otras carreras de larga distancia, pero supongo que tienes una superficie plana, sin escalones, rocas o raíces".

Los primeros 34 kilómetros los hizo dando vueltas a la habitación, que tenía ocho metros de longitud, pero después abrió el balcón, lo que le permitió alargar un poco cada vuelta. En total, el runner dio 4.500 vueltas a su pequeña habitación de hotel para completar su maratón en 3 horas y 34 minutos, una marca a tener muy en cuenta dadas las circunstancias.

Runner Coronavirus Hoteles Deporte Correr
El redactor recomienda