salud sin mitos

Las lesiones más comunes en la práctica del 'running'

Un 50% de ellas se producen en las rodillas, siendo las más frecuentes la sobrecarga muscular o la llamada ‘rodilla del corredor’

Foto:

El 'running' está de moda entre quienes quieren realizar alguna práctica deportiva sin invertir mucho dinero. Esta ventaja también se convierte en un inconveniente: la posibilidad de practicarlo bajando a la calle y calzando unas zapatillas la convierte en una de las disciplinas deportivas que más lesiones acarrean. Un hecho que "ha aumentado tras el desconfinamiento", advierte el doctor Rafael López Arévalo, jefe del servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Quirónsalud Málaga. "Muchos se han animado a correr tras meses de inactividad. Otros se han lanzado a practicarlo al ritmo e intensidad con los que solían practicarlo antes del estado de alarma, y sin tener en cuenta que este ha pasado factura sobre todos nosotros", apunta el especialista.

El doctor López Arévalo señala que correr ya de por sí es una de las actividades más traumáticas para las caderas, las rodillas, los tobillos y los pies. Este efecto 'dañino' se incrementa cuando perdemos resistencia, flexibilidad y fuerza en las articulaciones por falta de continuidad en la práctica deportiva. Las lesiones musculoesqueléticas más habituales en la carrera, en un 80% de casos, son debidas al uso excesivo y a la sobrecarga, consecuencia de la falta de capacidad y de resistencia del tejido, y del impacto cíclico continuado sobre las articulaciones. “Un 50% de ellas se producen en las rodillas, siendo las más frecuentes la sobrecarga muscular o ‘rodilla del corredor’, la tendinopatía rotuliana y el dolor femotopatelar”, precisa el especialista de Quirónsalud Málaga.

Aunque con una incidencia menor, también se producen fascitis plantar, esguinces, patologías metatarsianas y tendinopatías aquíleas, aparte de lesiones proximales en la cadera, en la pelvis, en la ingle, así como en la región lumbar, e incluso fracturas por sobreuso.

Como viene siendo habitual, para evitar las lesiones hay que ser prudente, recuperando la actividad física tras largos periodos de inactividad de forma progresiva e individualizada. "La vuelta al ejercicio ha de ser gradual y adaptada a la edad, a la condición física y al estado de salud, incluso para aquellas personas que hayan realizado alguna actividad durante el periodo de cuarentena. El cuerpo necesita un tiempo razonable para recuperarse", advierte la Sociedad Española de Medicina del Deporte.

"La vuelta al ejercicio ha de ser gradual y adaptada a la edad, a la condición física y al estado de salud"

En el caso de que la lesión vaya a más o sea grave, será necesaria la intervención quirúrgica. Los especialistas recomiendan acudir al médico lo antes posible y evitar dilatar en el tiempo algo que puede necesitar una intervención más profunda. Tras la pandemia del coronavirus, los hospitales están volviendo a la normalidad, con procedimientos y circuitos diferenciados para los contagiados de covid-19 y los no infectados, de modo que la atención sea segura durante la realización de las consultas, las pruebas, o las intervenciones quirúrgicas.

Los centros han establecido protocolos. En el servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica de Quirónsalud Málaga son tres tipos de consultas. Primero, una telefónica para valorar el caso. Si el traumatólogo lo ve necesario, se realiza una videoconsulta o una cita presencial, para la que todo el personal ha sido testado para descartar infección activa del coronavirus.

Los pacientes son citados en un intervalo suficientemente escalonado para que no haya un número elevado de pacientes en la sala de espera. Y si se necesita pasar por quirófano, el especialista precisa que la cirugía traumatológica urgente seguirá el circuito limpio, de forma que el paciente fracturado entrará por Urgencias, siempre con mascarilla. Después se le realizará el test de covid-19. Constantemente se procede a la desinfección de las instalaciones, de los materiales y de la indumentaria, los facultativos emplean en todo momento las mascarillas quirúrgicas, FFP2 o similares, y las gafas y pantallas protectoras durante las cirugías.

Y es que, según expone el doctor Rafael López Arévalo, una de las dificultades que más conlleva la traumatología es que se trata de una disciplina que necesita del uso del bisturí eléctrico, de motores y de sierras que, en caso de positivo en covid-19, provocarían la difusión en el quirófano de partículas virales. “Por lo que es fundamental que el paciente esté perfectamente testado”, asegura. Por otro lado, destaca que se están priorizando aquellos procedimientos que impliquen lo menos posible el ingreso hospitalario, a ser posible la cirugía mayor ambulatoria. “A todos los pacientes intervenidos se les realizará igualmente una determinación de anticuerpos del coronavirus al hacerse el preoperatorio, que se repetirá a los cuatro días para evitar los falsos negativos”, añade.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos para aclarar dudas referentes a mitos y creencias populares relacionados con la salud así como para combatir las falsas informaciones que se puedan generar en internet. Si tienes alguna duda sobre la consulta resuelta y quieres más información, puedes contactar con el Hospital Quirónsalud Málaga.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios