míralas a menudo

El motivo por el que tienes manchas y líneas blancas en las uñas

Crecen, las cortas, tocas la guitarra con ellas y a veces las pintas... pero, si cambian, pueden estar avisándote de algo que sucede en tu organismo

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.
Autor
Tiempo de lectura3 min

Las uñas dicen más sobre nuestra salud de lo que pudieramos imaginar, y a veces no les prestamos la suficiente importancia. Están formadas por células muertas endurecidas que contienen queratina, y no solo tienen una función decorativa como las de Rosalía, sino que se les pueden dar muchos usos: desde musicales a puramente emocionales (nos ayudan a rascarnos), eso siempre y que no te las muerdas, pues aunque no se trata del mejor de los hábitos ayuda a paliar momentáneamente el estrés.

Pero es necesario poner atención a su cuidado y cortarlas a menudo no solamente por estética, también porque, como decíamos al principio, son un claro indicador de cómo está nuestra salud. Desde uñas frágiles que se rompen fácilmente a las que toman un aspecto oscuro, es buena idea acudir a un dermatólogo cuando consideras que algo no es normal. Y, entre todas las inconveniencias posibles, seguro que en más de una ocasión has tenido manchas blancas en las uñas.

Lo que dicen tus uñas de ti

Algunos, de manera poco científica, aseguran que aparecen cuando cuentas una mentira. Otros, sin embargo, indican que tiene más que ver con falta de calcio. ¿Cuál es la verdad de todo esto? Lo cierto es que tiene más que ver con la segunda parte, pues la falta de algo esencial en nuestro organismo puede contribuir a que nuestras uñas cambien.

Cuando tus uñas de los pies y las manos adquieren líneas de Beau a la vez, podría tratarse de una infección como neumonía, paperas o sífilis

Por ejemplo, si su apariencia es pálida y descolorida puede deberse a una deficiencia de hierro y proteínas. Cuando aprietas sobre ella se blanquea y después vuelve a su forma original, pero si eso no sucede podría ser que estuvieras deshidratado. Si no comes suficientes frutas y verduras podrás notar que están débiles, descamadas, opacas o simplemente no crecen, y si tienen esas manchas blancas de las que hablábamos no es porque cuentes muchas mentiras sino porque puede que tengas una deficiencia de zinc o B6.

Si tienes líneas verticales

Este problema afecta a aproximadamente el 20% de los adultos. En la gran mayoría de los casos, es solo una señal de envejecimiento, pues como hemos señalado antes, las uñas están hechas de queratina, una proteína que también se encuentra en el cabello y la capa externa de la piel. De la misma manera que la piel se seca y el cabello se siente más áspero, las uñas también cambian con la edad porque el cuerpo tiene más dificultades para retener la humedad.

Si tienes líneas horizontales

Son menos comunes que las verticales, se las conoce como líneas de Beau y pueden presentarse después de una enfermedad, una lesión o eccema de la propia uña, cuando te has sometido a un tratamiento de quimioterapia para el cáncer o cuando tu nutrición no es buena. Suceden porque la uña deja de crecer y por eso aparecen estos surcos, que son como paradas del crecimiento. Pero no solo eso, cuando tus uñas de los pies y las manos adquieren líneas de Beau a la vez, podría tratarse de una infección como neumonía, paperas o sífilis, o incluso un problema con el corazón, el hígado o los riñones, por ello, lo mejor es acudir a un dermatólogo.

Si no comes suficientes frutas y verduras podrás notar que están débiles, descamadas y opacas

Si quieres que desaparezcan, solo necesitas esperar y dar tiempo. Las uñas se regenerarán y la parte sana sustituirá a la vieja. Ten en cuenta que las de las manos crecen en un periodo aproximado de seis meses y las de los pies necesitan entre seis y 12.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios