La alimentación ideal para mantenerte eternamente joven
  1. Alma, Corazón, Vida
cuídate mucho

La alimentación ideal para mantenerte eternamente joven

Ya se ha demostrado que una alimentación variada y en pequeñas cantidades previene el envejecimiento de las células. ¿Qué dieta es la más adecuada?

Foto: La alimentación ideal para mantenerte eternamente joven
La alimentación ideal para mantenerte eternamente joven

Aunque en la actualidad sabemos que una salud de hierro va de acompañada de una buena alimentación, en la historia del ser humano no siempre se ha tenido tan clara la necesaria simbiosis entre ambos conceptos. Y cuando los expertos y médicos se refieren a una buena alimentación, se refieren a hacer comidas variadas, con nutrientes que incluyan vitaminas, proteínas, minerales, carbohidratos, grasas y agua para que tu cuerpo se sienta enérgico y puedas afrontar sin problemas el día.

Pero en la actualidad la salud, aunque fundamental, no es lo único que importa a los humanos a la hora de elegir su alimentación. En muchos casos la vanidad juega un papel importante, y por eso tantas dietas de moda (aunque poco justificables) te avisan de que si las consumes conseguirás un cuerpo perfecto y perderás esos kilos de los que llevas tanto tiempo queriendo deshacerte. Y estar delgado no es la única meta a conseguir: beber de la fuente de la eterna juventud también es algo a lo que aspiran muchas personas que deciden someterse a 'liftings', 'peelings' o tratamientos con ácido hialurónico y/o baba de caracol.

Los expertos aseguran que el truco para vivir más es comer poco para prevenir la oxidación y el envejecimiento de las células

En ese deseo por querer ser siempre jóvenes no solo se esconde un interés por mantenerse lo más guapo posible, también hay un componente más profundo, centrado en la rapidez a la que nos vemos sometidos y al inherente deseo del ser humano de quedarse para siempre en este mundo. Para aquellos que no pueden permitirse ser tan extremos como para acudir a una clínica donde les inyecten ácido hialurónico todos los meses, siempre queda el consuelo de la alimentación sana, porque hay algo cierto y que los científicos todavía tratan de entender mejor: el envejecimiento de las células está tremendamente relacionado con el ejercicio físico y la comida.

Como explica en 'BBC' el escritor David Ronson, que lleva tiempo estudiando el tema: "Viajé a un pueblo de Italia para continuar con mis investigaciones. Se trata de una población envejecida y longeva que trabajan en el campo. Resulta que todos siguen unos patrones comunes, pasan mucho tiempo trabajando al aire libre y comen raciones pequeñas". No es nada nuevo, pues se trata de un tema frecuentemente tratado por los expertos en los últimos años: comer poco podría alargar la vida. La restricción de calorías produce un efecto positivo en las células, según un estudio realizado este año que se publicó en la revista 'Cell' en el que se investigaron los efectos en ratas.

Descubrí que en ese pueblo de gente centenaria había dos productos que nunca faltaban en la mesa: miel y leche (o derivados)

El estudio dio muchas esperanzas en los investigadores, puesto que el envejecimiento es un factor de riesgo para que se produzcan muchas enfermedades (diabetes, cáncer, demencia...) por lo que, algo que pudiera luchar contra él o retrasarlos, es una buena noticia. Pero Ronson se atreve a aventurar algo más: "Creo que la restricción alimentaria es buena cuando tienes 20, 30, 40 años, pero una vez te haces mayor es mejor llevar una dieta alta en proteínas para fortalecer tu cuerpo". Sus conclusiones llegaron tras observar que en la mesa de muchos de esos italianos longevos (algunos centenarios) había dos productos que nunca podían faltar: leche o algún derivado de la misma como el queso, y miel.

La dieta mediterránea, la ideal

La pirámide ideal de la dieta mediterránea se compone de un mínimo de dos raciones de verduras, cereales, aceite de oliva, fruta y adicionalmente frutos secos y derivados de los lácteos, intentando disminuir la cantidad de sal optando por otros productos que puedan dar sabor como la cebolla, el ajo o diversas especias. No solamente es considerada la dieta más saludable, sino que afortunadamente también es muy variada. Comida en pequeñas raciones o cantidades cumpliría a la perfección con la máxima a la que nos referimos en el artículo y, por suerte, en nuestro país no es difícil seguirla.

Aunque el ejercicio físico y la alimentación juegan un papel fundamental, tener un propósito en la vida también es verdaderamente importante

Pero no solo comer poco al principio de tu vida y variado alarga la vida, según Ronson, algo fundamental que encontró en este pueblo italiano donde realizó sus investigaciones es que todos los habitantes seguían teniendo un rol fundamental en su familia y un propósito en su vida. No es descabellado pensar que eso puede tener una gran importancia a la hora de vivir más o menos años, pues en Okinawa (Japón), considerada la isla del mundo con la población más longeva, llegan ese dogma a rajatabla. Además de una dieta sana y bastante actividad física, los okinawenses forman parte de un 'moai', un sistema de ayuda mutua entre amigos que se conocen desde la niñez y que quedan frecuentemente para comer y charlar.

También cuentan con un 'ikigai', que es un propósito en la vida, algo que solo tú puedes hacer como una misión personal, un objetivo que da sentido a la existencia y lo que te hace levantarte cada mañana de la cama. Eso sirve para que los habitantes se sientan útiles, pues cuando su 'ikigai' se ha cumplido es cuando están preparados para dejar este mundo."La soledad es tan mala como fumar diez paquetes de cigarrillos", explica Ronson. Y no le falta razón pues, por mucho que te alimentes de manera saludable, ¿de qué sirve vivir una vida larga si no tienes seres queridos con los que pasarla?

Alimentación Alimentos Salud
El redactor recomienda