Gana 50 millones en la lotería y el hijo de sus mejores amigos le estafa
  1. Alma, Corazón, Vida
INVERSIÓN EN EMPRESA FRAUDULENTA

Gana 50 millones en la lotería y el hijo de sus mejores amigos le estafa

Randy Rush confiesa que, aunque parezca lo contrario, ha aprendido duras lecciones desde que es millonario

placeholder Foto: Randy Rush, a la derecha, cuando recibió el premio. Foto: OLG
Randy Rush, a la derecha, cuando recibió el premio. Foto: OLG

Ser premiado por un buen pellizco gracias a la lotería es algo que todos desean y bastantes consiguen. Convertirte en millonario por el mismo método también es un sueño recurrente, aunque muy poco lo consiguen. Este es el caso de Randy Rush, un canadiense que se hizo con 50 millones de dólares (45 millones de euros) gracias a su buena fortuna, lo que desconocía era que ese premio le daría una serie de lecciones, muchas de ellas negativas.

Fue en 2015 cuando Randy Rush descubrió un puñado de billetes de lotería que no había revisado. Como tenía que ir a comprar comida para su gato, decidió cogerlos y comprobarlos en la tienda. "Nunca se sabe", pensó.

Foto: La fotografía de Tai Trinh se ha usado para intentar estafar a miles de canadienses (Foto: Twitter)

Minutos después, comprobando los billetes en la máquina, descubrió que gracias a uno de ellos, el último, había ganado 50 millones de dólares. "Hay algunas cosas en la vida que nunca se olvidan", recuerda Rush en declaraciones a The National Post. "Y la sensación de ver que había ganado 50 millones de dólares es una de ellas".

Amigo de sus amigos

Con esa cantidad de dinero, decidió dar un vuelco a su vida y comenzar a vivir bien. Rush comenzó su nueva vida renunciando a su trabajo, comprando inmuebles y asegurándose de que sus seres queridos estuvieran bien atendidos. "Le di un cheque al empleado de la tienda que revisó mi boleto", rememora. "También viajé a Uganda para ayudar a construir escuelas y me aseguré de que mi madre estuviera bien cuidada".

"Hay algunas cosas en la vida que nunca se olvidan. Y la sensación de ver que había ganado 50 millones de dólares es una de ellas"

Dave y Shirley Crawford, unos amigos de Rush, también se beneficiaron de su generosidad. "Sabía que tenían problemas financieros", explica Rush. "Ya les había ayudado años atrás, así que les compré una cabaña de madera y les dije que si querían mudarse y cuidar el lugar, les pagaría 2.500 dólares al mes. Podrían vivir allí sin pagar alquiler". Los Crawford aceptaron.

Precisamente, Jeremy Crawford, el hijo de Dave y Shirley, le hizo una propuesta de negocios. "Jeremy me habló de su compañía, KultID, y me dijo que estaba desarrollando una aplicación móvil. La inversión sonaba muy emocionante", señala Rush. "Debido a que los Crawford eran personas que conocía y amaba, no investigué la situación como debería haberlo hecho. Había buena voluntad".

placeholder Randy Rush, en la actualidad. Foto: Facebook
Randy Rush, en la actualidad. Foto: Facebook

A pesar de que Rush se había prometido a sí mismo que no invertiría en nada durante un año, la oportunidad sonaba demasiado buena para dejarla pasar. En unos meses, destinó más de 4,5 millones de dólares a la compañía de Crawford.

Un golpe impensable

"Estaba un poco mosqueado con la situación. Había un montón de gastos excesivos y Jeremy no hacía más que pedir más dinero. No obstante, parecía tener una respuesta para todo. Cada vez que les trasmitía mis preocupaciones a Dave o Shirley, me abrazaban y me decían: 'Jeremy es la última persona de la que te tienes que preocupar. Lo criamos bien'".

"Las víctimas de la llamada 'maldición de la lotería' probablemente se habrían descarrilado de todos modos, pero sin todo ese dinero y fama, nadie se daría cuenta"

Finalmente, Rush contrató a unos auditores y contables que confirmaron que las cosas no eran tan limpias como parecían. "Descubrieron que Jeremy había malversado 1,5 millones de dólares de la compañía en seis meses, entre otras cosas", indica Rush. Le habían vendido la empresa como la nueva Amazon o el nuevo Facebook y todo era una mentira. Rush demandó a Jeremy y a los otros responsables de la empresa y ganó el juicio, pero eso no le ha impedido aprender la lección.

Foto: El billete falso y deliberadamente manipulado que se presentó para cobrar el premio (Foto: Camelot Lottery)

Otra enseñanza que obtuvo proviene de otros amigos a los que también había ayudado monetariamente que, comenta, están peor que antes de que les diera el dinero. Uno, incluso, era ludópata, alguien para el que el dinero era como echar gasolina al fuego. "Fue una lección muy dura de lo que es dar", se lamenta.

Para Rush, el dinero amplifica el carácter, incluyendo los defectos y debilidades de una persona. "Te hace una persona más grande de lo que eres". Según él, las víctimas de la llamada “maldición de la lotería” probablemente se habrían descarrilado de todos modos, pero sin todo ese dinero y fama, nadie se daría cuenta.

Lotería Estafa Amazon Millonarios
El redactor recomienda