La Revuelta de Bar Kokhba

La moneda acuñada por los judíos contra los romanos tras convertir Jerusalén en pagana

Los arqueólogos que están tabajando en Israel han descubierto esta extraña moneda acuñada hace unos 1.900 años

Foto: La moneda de bronce tiene las palabras Año dos de la libertad de Israel. (Archivo de la Ciudad de David)
La moneda de bronce tiene las palabras "Año dos de la libertad de Israel". (Archivo de la Ciudad de David)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Los arqueólogos que están tabajando en Israel han descubierto una extraña moneda acuñada hace unos 1.900 años, cuando el pueblo judío se rebeló contra la ocupación romana, según explicó la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA).

La moneda de bronce es tan rara, que de las 22.000 monedas encontradas en excavaciones arqueológicas en la Ciudad Vieja de Jerusalén, solo cuatro son de este tipo; y provienen del conflicto conocido como la Revuelta de Bar Kokhba.

Un racimo de uvas y la inscripción "Año dos de la libertad de Israel" aparecen en un lado de la moneda; y en el otro hay una palmera con la palabra "Jerusalén", lo que la convierte en la única moneda registrada de la revuelta en llevar el nombre de "Jerusalén", señaló en un comunicado Donald Tzvi Ariel, jefe del Departamento de Monedas de la IAA.

La revuelta de Bar Kokhba

Cuando comenzó la revuelta en el año 132 d. C., Jerusalén era una colonia romana. Las tensiones entre el pueblo judío y los romanos eran altas, lideradas por el emperador Adriano (gobernado 117-138 d. C.), quien planeaba convertir a Jerusalén en Aelia Capitolina, una ciudad romana dedicada al dios Júpiter, recoge 'Live Science'.

El líder de la revuelta, Simon bar Kosiba (también llamado Shimon Ben-Kosiba), fue apodado Bar Kokhba, traducido como "hijo de la estrella". Ese nombre sugería que él era el mesías, ya que se basó en una línea en la Torá (la Biblia judía) que hacía referencia al tema, escribió en el libro Raymond Scheindlin, profesor emérito de literatura hebrea medieval.

El líder de la revuelta era Simon bar Kosiba, apodado Bar Kokhba, traducido como "hijo de la estrella". Un nombre que sugiere que era el mesías

Bar Kokhba actuó como un rey de Judea y un líder militar; y comenzó a emitir monedas, como la que se descubrió recientemente en el Parque Arqueológico William Davidson.

Las monedas de Bar Kokhba son bien conocidas por los arqueólogos, apuntó Ariel. La gran mayoría de estas (a diferencia de las encontradas) se encuentran fuera de Jerusalén, y cada una ayuda a los investigadores a conocer más sobre la revuelta.

¿Cómo terminó esta moneda en Jerusalén?

"Es posible que un soldado romano de la Décima Legión encontrase la moneda durante una de las batallas en el país y la trajese a su campamento en Jerusalén como recuerdo", apuntarons los arqueólogos de la IAA.

Estas monedas generalmente presentan la fachada del Templo (los romanos destruyeron el Segundo Templo en el año 70 d. C.), así como símbolos asociados con el templo, como trompetas, una lira, ramas de palma y ánforas (jarras de arcilla), según el Biblioteca judía.

(Archivo de la Ciudad de David)
(Archivo de la Ciudad de David)

Las monedas acuñadas durante los primeros dos años de la revuelta suelen llevar inscripciones que dicen "Redención de Israel" y "Libertad de Israel", pero el mensaje cambió a uno de esperanza con la inscripción "Por la libertad de Jerusalén" durante el tercer año, cuando la revuelta se convirtió más en una acción guerrillera defensiva, según la biblioteca.

En lo que probablemente fue un acto de desafío, estas monedas fueron acuñadas en monedas romanas. A pesar de sus efectos, los rebeldes de Bar Kokhba no pudieron traspasar los límites de la antigua Jerusalén. Bar Kokhba fue asesinado en 135, pero la rebelión en sí duró casi cinco años.

Después de que los romanos aplastaron la revuelta, desataron un reino de terror sobre los judíos de Judea. Los romanos deportaron a los judíos allí, enviando a muchos de ellos hacia el norte a Galilea y vendiendo a otros como esclavos. Se vendieron tantos cautivos que se dijo que el costo de un esclavo se redujo al de un caballo, escribió Scheindlin.

"Jerusalén se convirtió definitivamente en una ciudad pagana, con una estatua de Adriano y tal vez un templo a Júpiter Capitolinus en su centro; a los judíos se les prohibió incluso ingresar a ella", escribió Scheindlin.

Aun así, Bar Kokhba se convirtió en un héroe histórico, según la IAA.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios