20 metros de largo

La carrera contrarreloj para salvar un barco vikingo de 1.200 años enterrado en Noruega

Depués de entrar el aire en la embarcación en el momento que extrajeron parte de la quilla, una colonia de hongos amenaza la integridad del barco

Foto: Imagen del georradar. Imagen: NIKU
Imagen del georradar. Imagen: NIKU

El Gobierno de Noruega anunció el pasado lunes que pretende destinar 15,6 millones de coronas, 1,4 millones de euros, para desenterrar el barco vikingo Gjellestad. La embarcación, de 20 metros y 1.200 años de antigüedad, se descubrió durante una investigación con georadar en 2018 y se extrajo parte de la quilla el año pasado en un estudio de prueba. Tras esta extracción es posible que el barco se esté empezando a deteriorar a pasos agigantados, por lo que se deberá desenterrar de manera urgente.

"Por primera vez en 100 años excavaremos un barco vikingo. Estamos muy entusiasmados", señaló Sveinung Rotevatn, ministro de Clima y Medio Ambiente de Noruega, a la emisora ​​estatal 'NRK'. Asimismo apuntó a que "es urgente que saquemos esta nave del suelo".

Este anuncio vienes tras la advertencia en enero de Jan Bill, curador de la Colección de Barcos Vikingos en el Museo de Historia Cultural, de que la estructura había sufrido ataques de hongos desde que el aire entró en la embarcación.

"Cuando hicimos esa prueba el año pasado, solo encontramos madera preservada en el nivel más profundo, la parte más baja de la quilla", explicó Bill a 'The Local'. "Todo lo que estaba arriba se había podrido y, al mirar esa quilla, pudimos ver que tenía una podredumbre blanda, por lo que estaba decayendo su conservación", apuntó el curador.

Bill relató que los investigadores esperaban que las partes del barco más alejadas de una zanja de drenaje que se había cavado sobre el barco se preservarían mejor.

Reconstrucción del barco de Gjellestad antes de que fuera enterrado. Foto: NIKU
Reconstrucción del barco de Gjellestad antes de que fuera enterrado. Foto: NIKU

Además señaló que incluso si el barco estaba menos conservado de lo que esperaba el equipo, aún podría proporcionar información nueva importante sobre los entierros de barcos vikingos, como los barcos Tune, Gokstad y Oseberg, que fueron respectivamente excavados en 1868, 1880 y 1904. No se llevaron a cabo a los estándares modernos.

"Es importante porque hace más de 100 años excavamos un barco como este", explicó. "Con la tecnología que tenemos ahora y el equipo que tenemos hoy, esto nos brinda una gran oportunidad para comprender por qué tuvieron lugar estos entierros de barcos", añade Bill. "Estas fueron excavaciones muy tempranas, por lo que hay mucha información que realmente no tenemos debido a la forma en que se hizo en ese momento".

Objetos en el barco

El especialsita en antigüedades dijo que además de la quilla del bote, también había signos de otros materiales dentro del barco: "Sabemos que cuando excavemos podremos investigar algunos de esos objetos".

"Creo que lo más emocionante de este hallazgo es quizás la fecha: sabemos con certeza que no es anterior a mediados del siglo VIII y podría ser considerablemente de más tarde". La quilla parecía tener menos años que las naves Oseberg, que provienen del siglo IX y principios del siglo X. Si el Barco Gjellestad resulta ser 100 años más viejo, podría indicar algo sobre la evolución del diseño del barco.

Si el parlamento de Noruega vota a favor de la financiación, el equipo, dirigido por Christian Løchsen Rødsrud del museo, tiene la intención de comenzar a excavar en junio. Los investigadores han tenido que adaptar sus procedimientos para tener en cuenta el distanciamiento social y las medidas de higiene para prevenir la propagación del coronavirus.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios