las claves

Cómo distinguir si tienes coronavirus o solo ansiedad

Ten en cuenta que en estos momentos es normal sentirse ansioso, y antes de apresurarte y creer que tienes el virus, estudia los síntomas

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

En las circunstancias actuales y en plena pandemia, ahora que ha comenzado la desescalada, es normal no querer confiarse y temer contagiarse en algún momento. Además, como ha llegado la primavera, no es raro experimentar alergia y confundirla con algo más grave. Son muchos y muy diversos los síntomas del COVID-19, y teniendo en cuenta que cambian tanto de unas personas a otras, el miedo parece estar siempre ahí.

Los tiempos que corren son ciertamente dados al estrés y al temor. No solamente estamos preocupados por cómo será el futuro y la nueva normalidad, sino que hay miles de dudas en el aire que aún no hemos podido resolver y no sabremos cuándo lo haremos. Vacunas, posibles enfermedades, trabajos o falta de ellos, colegios cerrados... es normal sentir ansiedad de vez en cuando.

Y aunque suene extraño, ¿es posible confundir los síntomas del coronavirus con los de la ansiedad? En realidad no es tan descabellado. Las personas que tienden a sufrir ansiedad crónica creen en muchas ocasiones que van a morir. Experimentan dificultad para respirar, temblores o sudoración en exceso, que fácilmente pueden pasar por síntomas del COVID-19. En una situación así, ¿cómo distinguirlos?

Qué es la ansiedad

Vayamos por partes. Los ataques de ansiedad o de pánico son un fallo del sistema nervioso parasimpático durante el cual activa una respuesta de "lucha" o "huida" contra sí mismo. Él es el responsable de nuestras emociones, que ocurren cuando el cerebro estimula los impulsos eléctricos, es decir, cuando te sientes triste o enfadado es porque este sistema nervioso mencionado las está creando. Es un mecanismo de supervivencia, si por ejemplo vemos un tigre entre unos arbustos sentimos miedo, que es lo que nos hará huir. Si alguien nos grita nos enojaremos y responderemos igual, es la manera que tiene nuestro cerebro de garantizar que vivamos.

Algunos síntomas de la ansiedad como la diarrea, la tensión muscular o la dificultad para respirar pueden confundirse con los del coronavirus

Los ataques de pánico (y todos los de ansiedad) son simplemente un fallo del sistema nervioso para regular tus emociones de manera apropiada. Es normal sentir miedo cuando el tigre viene a por ti, pero no cuando debes acudir a una fiesta. Pueden ocurrir por sí solos o como síntoma de otro diagnóstico (trastorno bipolares, estrés postraumático, etcétera), pero aun así la patología siempre será la misma. Es decir, tenga el diagnóstico que tenga, el ataque siempre será el mismo.

Los síntomas que provienen de estos ataques son los siguientes:

  • Sensación de miedo y nervios
  • Pensamientos obsesivos e incontrolables
  • Comportamientos irracionales, como rituales
  • Sudoración excesiva o adormecimiento de manos o pies
  • Dificultad para respirar, hiperventilación
  • Dolor en el pecho o palpitaciones del corazón
  • Boca seca, náusea, mareo
  • Fatigarse fácilmente
  • Dificultad para concentrarse; la mente se pone en blanco
  • Irritabilidad
  • Tensión muscular
  • Dificultad para controlar los sentimientos de preocupación
  • Problemas para dormir
  • Diarrea o colon irritable

¿Cuáles son los síntomas del COVID-19?

  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Dolores y molestias musculares
  • Pérdida del apetito así como del olfato y el gusto
  • Secreción nasal y dolor de garganta
  • En algunos casos diarrea y erupciones en la piel

Como ves, algunos síntomas de la ansiedad como la diarrea, la tensión muscular o la dificultad para respirar pueden confundirse, y entonces podemos entrar en un círculo vicioso de ansiedad ocasionado por nuestro propio cerebro. Según la doctora Ilene Strauss en 'Psychology Today', hay algo que siempre te dará la clave: la fiebre. "Aunque en algunos casos la ansiedad puede causar una fiebre, es muy raro. La gente con COVID-19 usualmente tiene fiebre además de tos y dificultad para respirar; como la ansiedad no causa tos, es otra distinción importante", cuenta.

Además, cuando una persona experimenta un ataque de pánico, que incluye dificultades para respirar, generalmente dura solamente de 20 a 30 minutos. Ten en cuenta que en estos momentos es normal sentirse ansioso, y antes de apresurarte y creer que tienes el virus, estudia los síntomas. Los ejercicios de relajación, meditación y respiración siempre pueden ayudar, y si lo encuentras necesario, ponte en manos de un profesional.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios