Los árboles que más purifican el aire para reducir la contaminación en las ciudades
  1. Alma, Corazón, Vida
"LOS PULMONES DEL ECOSISTEMA"

Los árboles que más purifican el aire para reducir la contaminación en las ciudades

Cada es más importante que las grandes metrópolis tengan grandes espacios verdes debido a su potencial a la hora de reducir las partículas en suspensión de la actividad urbana

Foto: Los árboles que más purifican el aire para reducir la contaminación en las ciudades
Los árboles que más purifican el aire para reducir la contaminación en las ciudades

Después de haber sufrido los devastadores efectos que ha tenido el Covid-19 en los meses de marzo y abril en las grandes ciudades, es probable que en esa 'Nueva Normalidad' de la que ya se está hablando como horizonte próximo al término de la desescalada sea clave apostar por metrópolis más verdes con el objetivo de reducir la contaminación todo lo posible para así no solo respirar aire más limpio, sino principalmente reducir las probabilidades de contagio.

De ahí que los ayuntamientos de las urbes más pobladas ya estén tomando medidas para llenar de árboles las calles y plazas. Una tendencia que emergió antes de la llegada del virus y que se consolidará una vez pase. En enero de 2019, el alcalde de Londres anunció que se plantarían 7.000 árboles antes del fin de año. En la provincia china de Hebei, al lado de Beijing, se ha estado trabajando en los últimos meses en la instalación de zonas verdes para reducir la polución de las fábricas que rodean a la capital. Y en París también se está planeando llenar los espacios más emblemáticos de bosques urbanos para combatir la contaminación ambiental.

Los árboles reducen las partículas en suspensión del aire dispersándolas o bien atrapándolas en sus hojas para luego ser desechadas por la lluvia

En definitiva, la vegetación tiene una gran importancia de cara a mejorar la calidad del aire, ya que los árboles absorben dióxido de carbono y emiten oxígeno a la atmósfera, de ahí que se les conozca por ser “los pulmones del ecosistema”. Pero evidentemente, para reducir la contaminación lo primero que habría que hacer sería hacer descender en la medida de lo posible las emisiones de CO2, ya que por muchos árboles que plantes, si no decrece la actividad industrial ni el tráfico en las grandes ciudades, la situación seguirá siendo parecida.

Pero los árboles no solo funcionan de purificadores naturales del aire, sino que también ayudan a prevenir las acusadas olas de calor en los veranos, ya que reducen sensiblemente las temperaturas al encontrarse en grandes áreas de actividad metropolitana. Seguramente recuerdes el refrescante efecto de adentrarte en un parque en pleno agosto al anochecer. Esto a su vez contribuye a que las emisiones de otro gas nocivo como es el ozono se reduzcan, que normalmente se disparan en las zonas urbanas durante los días más cálidos del verano.

Purificadores naturales

También son particularmente efectivos a la hora de eliminar las partículas en suspensión (conocidas por las siglas PM), formadas por pequeñas cantidades de químicos orgánicos, metales y polvo, emitidas por los vehículos a combustión y las fábricas, así como en las labores de construcción de edificios. “Los árboles pueden reducir las partículas principalmente de dos formas”, asevera Prashant Kumar, el director fundador del Global Centre for Clean Air Research de la Universidad de Surrey, a la ‘BBC’. “La primera de ellas es dispersándolas para que luego se diluyan más fácilmente en el aire, disminuyendo la posibilidad de que sean respiradas por los humanos. La segunda es atrapándolas en sus hojas. Después, cuando llueve son trasladadas por el agua hacia los desagües”.

El grado de efectividad a la hora de limpiar el aire depende del tamaño de la copa y de la hoja, así como de su estructura

¿Cuáles son las especies de árboles más efectivas a la hora de reducir la contaminación? “El grado de efectividad a la hora de filtrar y limpiar el aire depende principalmente del tamaño de la copa y de la hoja, así como de su estructura”, observa Rita Baraldi, naturalista del Instituto de Bioconomía del Italian National Research Council, a la ‘BBC’. “Las copas más grandes pueden atrapar más agentes contaminantes que las pequeñas. En cuanto al tipo de hoja, las mejores son las rugosas y peludas, ya que en ellas se quedan con más facilidad las partículas”.

Hay muchas clasificaciones de cuáles son los árboles que funcionan mejor para purificar el aire. La mayoría coinciden en que se trata de la familia de las coníferas, como los abetos y los cipreses. Jun Yang, un ecologista urbano del Center for Earth System Science dela Universidad de Tsinghua, en Beijung, clasificó las especies de árboles que mejor absorbían las partículas en suspensión y llegó a esta conclusión.

El secreto de las coníferas radica en la estructura de su copa densa y con hojas en forma de aguja, la cual absorbe con mayor facilidad los agentes contaminantes. Además, otra de las ventajas con la que cuenta esta especie es que es hoja perenne, lo que quiere decir que puede filtrar el aire durante todo el año. Sin embargo, tienen un punto negativo y es que sueltan mucho polen, lo que puede agravar los problemas respiratorios de la población en la época de primavera. El secreto, en definitiva, es encontrar un buen equilibrio entre árboles que purifiquen el aire y tampoco generen demasiado polen.

Contaminación Medio ambiente Metrópolis Ecosistema Tráfico Reino Unido Calidad del aire Mundo sostenible
El redactor recomienda