PIENSAS QUE LE GUSTA, PERO NO

Las cosas que tu perro odia de ti y le encantaría decirte, según los expertos

Si tu perro hablara... te diría que pararas, probablemente. Al mejor amigo del hombre no le gustan algunas cosas que haces por norma

Foto: iStock
iStock

Sin duda somos fans de los perros, nuestros más fieles compañeros, nos acompañan desde hace miles de años e incluso han evolucionado con nosotros. Pocas mascotas encontrarás más atentas y cariñosas, y nos proporcionan amor sin pedir nada a cambio.

Sin embargo, hay algunos comportamientos que quizá estás llevando a cabo con tu mejor amigo con patas, sin darte cuenta, que pueden provocar problemas en la relación. La revista 'Best Life' se ha puesto en contacto con algunos entrenadores, que han compartido lo que haces y realmente tu perro no soporta.

Les obligas a jugar con otros perros

El hecho de que a tu perro le guste ir al parque no significa que debas tratar de forzar una amistad entre ellos y otro cachorro si no hay química. Recuerda cuando tus padres te obligaban a jugar con otros niños, ¿no era horrible?

No los disfraces de maneras ridículas, corren el riesgo de pasar demasiado calor y que esto repercuta en su salud

Como las personas, algunos perros son sociables y otros independientes. Si quieren jugar con otros animales, simplemente lo harán.

Tocas sus pezuñas

Sabemos que es necesario, pero en general odian que les corten las uñas o les toquen las pezuñas, pero seguro que a ti de pequeño no te gustaba que te lavasen el pelo y no quedaba más remedio.

Les dejas solos (con frecuencia)

No te hemos descubierto América precisamente. Si estás buscando una mascota y sabes que va a tener que quedarse sola demasiado tiempo, quizá un perro no sea la mejor opción. Pueden acabar teniendo estrés o adquiriendo comportamientos no deseados, lo mejor es que no se encuentren en entornos muy solitarios.

Luchas con ellos (en broma)

Aunque luche a menudo con otros canes a modo de juego no significa que quiera hacerlo contigo. Burlarse de ellos con golosinas, jugar al tira y afloja o, en definitiva, luchar, puede llevar a que adquieren comportamientos poco deseables, según cuenta en 'Best Life' la fundadora de Guardian Angels Medical Service Dogs, Carol Borden.

Usas productos perfumados para bañarlos

No es una gran idea. Los perros tienen un increíble sentido del olfato, por lo que un aroma muy suave para nosotros, los humanos, tiene el potencial de irritarlos profundamente. Lo mejor es que si quieres hacerlo, lo rocíes sobre un paño antes de aplicarlo sobre tu mascota.

Discutes delante de ellos

Incluso una discusión en broma entre tu pareja y tú puede parecer un conflicto muy real para vuestro perro. Los canes quieren proteger a todos los miembros de la familia y no saben qué hacer cuando hay discordia. A veces pueden intentar arreglar las cosas metiéndose de por medio, lo que podría acabar con alguien herido, ten cuidado.

Les das palmadas en la cabeza

Lo haces para mostrar afecto o aprobación, pero es posible que reciba un mensaje diferente. Es un comportamiento amenazante, y cuanto más pequeño es el perro, más puede intimidar ese gesto. Mejor que lo hagas debajo de la mandíbula o en el cuello.

Los persigues

Algunos niños creen que es divertido correr detrás del perro, pero en realidad, según el entrenador de perros Steffi Trott, lo odian profundamente. "No les gusta, sienten que hay un peligro, más aún si son arrinconados, e incluso podrían acabar mordiendo al niño", dice.

Y los disfrazas

Sí, se ven adorables (y un poco ridículos) con ese disfraz, pero, ¿vale la pena hacerlos pasar por la incomodidad que puedan experimentar solo para hacerles un par de fotos?

"En general, pueden sentirse bastante incómodos", cuenta la criadora de perros Cynthia Kelly. "Es más, también es peligroso porque pueden tener problemas de salud y sobrecalentarse si pasan mucho tiempo con el atuendo en cuestión".

O tiras de su correa

Es efectivo, desde luego, pero también es cruel. Quizá está olisqueando una farola y se tira cinco minutos haciéndolo, pero aun así debes evitar usar la correa como castigo. No solo es incómodo, sino que también puedes dañarle la tráquea, sobre todo si es pequeño.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios