Tomar café hace que la comida dulce nos sepa más dulce
  1. Alma, Corazón, Vida
CON CAFEINA O DESCAFEINADO

Tomar café hace que la comida dulce nos sepa más dulce

Los resultados tal vez nos proporcionen una mejor comprensión de cómo funcionan nuestras papilas gustativas

placeholder Foto: Amigas tomando café en una terraza
Amigas tomando café en una terraza

La comida dulce nos resulta aún más dulce cuando bebemos café, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Aarhus (Dinamarca). En el estudio, se analizó el sentido del olfato y del gusto de 156 individuos antes y después de beber café. Mientras que los investigadores no encontraron cambios en su sentido del olfato, sí que descubrieron que el sentido del gusto se vio afectado. "Después de tomar café, las personas se volvieron más sensibles a la dulzura, y menos sensibles a la amargura", señala a Neuroscience News el profesor asociado de la Universidad de Aarhus Alexander Wieck Fj-ldstad, que participó en la realización del estudio.

Foto: Alberto Chicote, en '¿Te lo vas a comer?'. (La Sexta)

Para descartar la posibilidad de que la cafeína en el café pudiera ser el factor de este cambio, los investigadores repitieron el experimento usando café descafeinado y obtuvieron el mismo resultado. "Probablemente son algunas de las sustancias amargas del café las que crean este efecto", añade Wieck Fj-ldstad. "Esto puede explicar por qué si disfrutas de un pedazo de chocolate negro con tu café, su sabor es mucho más suave, porque la amargura se reduce y la dulzura se mejora".

Contra el sobrepeso y la diabetes

Según los investigadores, el estudio, publicado en la revista científica 'Foods', arroja algo de luz sobre nuestro conocimiento acerca de nuestros sentidos del olfato y del gusto. "Ya sabíamos que nuestros sentidos tienen efectos el uno sobre el otro, pero es una sorpresa que nuestro registro de dulzura y amargura se influyan tan fácilmente", explica Wieck Fj-ldstad.

Los resultados tal vez nos proporcionen una mejor comprensión de cómo funcionan nuestras papilas gustativas. "Más investigación en esta área podría tener importancia para la forma en que regulamos la forma en que usamos el azúcar y los edulcorantes como aditivos alimentarios. La mejora del conocimiento puede utilizarse potencialmente para reducir el azúcar y las calorías en nuestros alimentos, lo que sería beneficioso para varios grupos, incluidos las personas con sobrepeso y diabetes".

Azúcar Café Obesidad
El redactor recomienda