Así puedes visitar la Sagrada Familia sin salir de casa
  1. Alma, Corazón, Vida
se espera que se termine en 2026

Así puedes visitar la Sagrada Familia sin salir de casa

En estos días de confinamiento puedes disfrutar de la joya más maravillosa de Barcelona sin tener que esperar colas ni arriesgarte a pillar el Covid-19

Foto: Turistas con máscaras frente a la Sagrada Familia. (REUTERS)
Turistas con máscaras frente a la Sagrada Familia. (REUTERS)

Cuando Antoni Gaudí comenzó a diseñar la Sagrada Familia, que comenzaría a construirse en 1882, probablemente no esperaba que en 2020 todavía se encontrase inacabada. Tampoco que, por culpa del coronavirus, las habituales hordas de gente que siempre se encuentran ante sus puertas desapareciesen de improviso. A día de hoy permanece cerrada, esperando que lleguen tiempos mejores.

Decía el propio Gaudí que en la Sagrada Familia todo es providencial, pues se encuentra el templo a la misma distancia del mar que de la montaña. Una de las maravillas de Barcelona, y su principal atracción turística (con permiso del parque Güell, La Boqueria, el Tibidabo o Montjuic) no podía permanecer cerrada, con sus tesoros escondidos. Es por eso que, siguiendo la estela de otras iniciativas empezadas por el Museo Louvre en París, el Hermitage en San Petersburgo o la Acrópolis de Atenas, también se puede visitar. Eso sí, de manera virtual.

Las fachadas

Según cuentan, Gaudí quería que la Sagrada Familia fuera como una gran 'Biblia de Piedra'. Recoge Isidre Puig Boada en 'El pensamiento de Gaudí' que la fachada de la Pasión (la primera que se puede visitar), debía ser extravagante, hasta el punto de llegar incluso a dar miedo, utilizando para ello el clarooscuro, los vaciados y los elementos salientes. Este es el resultado, que ahora puedes ver sin moverte desde casa.

Captura de la visita virtual.
Captura de la visita virtual.

Por otro lado, también podemos ver la Fachada del Nacimiento, donde se narran los principales acontecimientos de la infancia de Jesús. Ha sido declarada 'Patrimonio de la Humanidad' por la UNESCO. Las esculturas que hay en esta fachada se hicieron empleando la técnica del enmoldado. Además, fuede los únicos elementos que se construyeron mientras Gaudí vivía.

El interior

Una curiosidad, no hay ni una sola línea recta en el interior de la Sagrada Familia: todo está construido imitando la naturaleza. Las columnas que sostienen el templo pretenden emular a árboles que se alzan del suelo al techo. Además del interior, también es posible visitar el Ábside, el Claustro del Rosario y la Sacristía de Poniente.

Imagen del Ábside, con personas incluidas.
Imagen del Ábside, con personas incluidas.

La cripta

Junto con la Fachada del Nacimiento, fue construida cuando Gaudí aún vivía, y él se encuentra enterrado en una de sus capillas. Su diseño original era obra de Francisco de Paula del Villar y Lozano, a quien Antoni reemplazó como arquitecto principal del templo.

Tumba de Gaudí

Como habrás oído en miles de ocasiones, Gaudí murió a los 74 años, tras ser atropellado por un tranvía, concretamente en 1926. Además, por su aspecto descuidado le confundieron con un mendigo y no acudieron a ayudarle. Como antes señalábamos, su cuerpo descansa en la capilla de la Virgen del Carmen. Aunque no pudo ver la Sagrada Familia terminada (y, por ahora, nosotros tampoco), tuvo grandes ideas las cuales apuntó y que, desgraciadamente, fueron quemadas durante la Guerra Civil.

Cuando se termine, la sagrada familia contará con 18 torres. Se preveía que fuera en 2026, cuando justo se cumplían 100 años de la muerte de Gaudí. ¿Será posible? Lo único cierto es que por ahora podemos disfrutar de ella de manera virtual, igual que de las atracciones de Disneyland París, los mejores museos del mundo o las pirámides de Egipto. Lo que sea para olvidarnos, durante un rato, de la coyuntura que atravesamos en la actualidad.

Si te has quedado con ganas de hacer una visita completa a la Sagrada Familia sin moverte de casa, solo tienes que entrar en la web de la Sagrada Familia o pinchar aquí para ver, por fuera y por dentro, una de las maravillas arquitectónicas del mundo.

Coronavirus Arte
El redactor recomienda