LO COMPARTIRÁ CON TODA SU FAMILIA

Gana 70 millones a la lotería y no es capaz de volver a casa por su propio pie

No fue capaz de conducir de vuelta a casa producto de los nervios y su familia tuvo que ir a recogerle: su viejo coche continúa en el mismo sitio sepultado por una montaña de nieve

Foto: iStock
iStock
Autor
Tiempo de lectura4 min

Cuando una persona juega a la lotería lo hace con la intención de ganar el mayor premio posible, esa cantidad que ha visto en innumerables veces en la televisión y que sabe que le resolverá la vida para siempre. Pero, desgraciadamente, la realidad es que esas situaciones apenas se producen y los premios multimillonarios se cuentan con los dedos de una mano.

De hecho, la probabilidad de acertar la combinación ganadora del Euromillón es de 1 posibilidad entre 140 millones. Pero, aunque es difícil hacerse millonario con los juegos de azar, millones de personas en todo el mundo participan cada semana en todo tipo de sorteos, boletos de rasca y gana o juegos y rifas de los más variados tipos con la intención de ganar una cantidad de dinero.

Esa era la intención de Gregory Mathieu, un joven de 22 años que trabaja en un supermercado de Levis, un barrio de la ciudad de Quebec, en Canadá. Mathieu solía comprar lotería con la esperanza de lograr un premio que le permitiera llegar a final de mes con más holgura de lo normal, pero no podía imaginar que su vida iba a cambiar radicalmente.

Ganó 70 millones a la lotería

Gregory compró su billete para un sorteo de la Lotto Max, un juego similar a la lotería Primitiva en España. Como cualquier otro día, trabajó normalmente en el supermercado y se fue a casa con la esperanza de convertirse en millonario, ya que había un gran bote en juego. Pero tampoco estaba obsesionado, por lo que se le olvidó mirar esa noche el resultado del sorteo.

Gregory no fue capaz de conducir después de enterarse de que se había convertido en millonario y tuvo que llamar a su familia para que le recogieran

Al día siguiente, Gregory volvió a trabajar al supermercado. A media mañana, aprovechó que la encargada de la lotería en su tienda no tenía ningún cliente y se acercó con su boleto para que comprobara en la máquina si había ganado algún premio. Pero ni en sus mejores sueños había llegado a pensar que el billete de lotería que llevaba en la mano le iba a cambiar la vida.

La compañera de Gregory introdujo el boleto en la máquina y, a renglón seguido, el visor del aparato comenzó a mostrar un montón de ceros. Era el único ganador del bote del sorteo de la noche anterior y se había convertido en millonario: Gregory acababa de ganar 70 millones de dólares canadienses, el equivalente a casi 46 millones de euros, aproximadamente.

La Lotto Max es una lotería muy popular en Canadá (Foto: Lotto Max)
La Lotto Max es una lotería muy popular en Canadá (Foto: Lotto Max)

Uno de sus compañeros de trabajo ha explicado a CTV News que Gregory comenzó a temblar y a llorar, no se podía creer que él era el único acertante del sorteo de la Lotto Max. Incluso tuvo que llamar a su familia para que fuera a buscarlo, porque estaba en un estado de nervios que le impedía conducir su viejo coche de regreso hasta su casa.

Premio para toda la familia

Gregory recuerda de esta manera cómo recibió la noticia de su vida: "Fui a sentarme porque no podía hablar ni pensar. Llamé primero a mi madre y, a continuación, llamé a mi hermano. Ambos vinieron y se unieron a mí en el supermercado hasta que me tranquilicé. Después fuimos directamente a casa de mis abuelos para contarles todo y darme un respiro".

Una vez que asimiló que su vida ha cambiado para siempre, Gregory fue a recoger el premio, pero lo hizo acompañado de toda su familia. Su madree, Sandra Julien, no puede estar más feliz por lo sucedido, sobre todo por su hijo: "Somos una familia muy unida y estoy encantado de poder experimentar juntos este momento que cambia la vida a cualquier persona".

Ahora, Gregory tiene claro en qué se gastará los primeros miles de dólares del premio: piensa cambiar de coche, ya que hasta ahora conducía un vehículo antiguo que heredó de un familiar y que se quedó en el aparcamiento del supermercado después de que no fuera capaz de conducirlo el día del premio. Las nevadas posteriores que han caído en la zona hicieron que el coche siga en el mismo sitio, pero sepultado por una montaña de nieve.

El supermercado en el que trabajaba Gregory se llevará una comisión de 700.000 dólares, el uno por ciento del premio, por vender el boleto ganador

El resto lo repartirá con su familia, con quien recogió el premio y se hizo la tradicional fotografía de millonario. Todos comparten algunos sueños, como viajar y comprar coches nuevos, pero aún no son conscientes del todo de la enorme cantidad de dinero que han ganado. Tampoco el supermercado en el que trabajaba hasta ahora Gregory, que se llevará una comisión de 700.000 dólares, el uno por ciento del premio, por vender el boleto ganador.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios