san francisco de paula

¡Feliz santo! ¿Sabes qué santos se celebran hoy, 2 de abril? Consulta el santoral

De familia campesina, tiene mucha relación con San Francisco de Asís, aunque la austeridad con la que vivió fue más extrema que la de aquél

Foto: Parroquia de San Francisco de Paula, en Madrid
Parroquia de San Francisco de Paula, en Madrid
Autor
Tags
Tiempo de lectura5 min

Medio millón de hombres tienen de nombre Francisco, y ese medio millón de Franciscos está hoy de santo (aunque también muchos otros días). La Iglesia católica recuerda el día 2 de abril a San Francisco de Paula, pero muchos otros santos de nombre Francisco también están incluidos en el santoral católico: San Francisco de Sales, el 24 de enero; San Francisco de Borja, el 3 de octubre; San Francisco de Asís, el 4 de octubre o San Francisco Javier, el 3 de diciembre. Nacido en Paula (Nápoles) en el año 1416, falleció en Tours, Francia, a donde se desplazó por petición del rey de Francia Luis XI —e intermediación del papa—. El monarca estaba convaleciente en la cama, y si bien Francisco no pudo salvarlo, le acompañó en todo momento (y se dice que hasta lo convirtió).

Hijo de familia campesina, recibió el nombre de Francisco porque sus padres, tras muchos años de matrimonio, se encomendaron a San Francisco de Asís para tener un hijo. No le enseñaron a leer ni a escribir, aunque recibió enseñanzas religiosas desde muy joven. También de pequeño tuvo una enfermedad en los ojos, por la que sus padres, una vez más, se encomendaron de nuevo a San Francisco de Asís. Se recuperó siendo todavía muy pequeño, pero ya de adolescente se le fue recordada eswta hazaña, por lo que decidió peregrinar a Asís (Perugia), pasando por Roma, donde quedó escandalizado por los lujos de los altos cargos del clero, por lo que basó el resto de su vida en la austeridad.

Así pues, se convirtió en eremita (o ermitaño) y dedicó varios años de su vida a rezar, meditar y alimentarse de agua y hierbas, en una 'cuaresma perpetua'. Miles de personas optaron por abandonar los lujos de la vida y sumarse a su 'comunidad', por lo que acabó fundando su propia orden: la de San Francisco de Asís había sido la Orden de los Hermanos Menores, pues la de San Francisco de Paula fue más allá y se denominó la Orden de los Hermanos Mínimos, que al inicio era la de los Frailes Ermitaños.

El milagro del estrecho de Mesina
El milagro del estrecho de Mesina

En su camino fundando monasterios por Italia, partió de Calabria con la intención de alcanzar la isla de Sicilia para seguir con su contribución. La isla está separada de la Italia continental por un estrecho, el de Mesina, puntos unidos actualmente por un transbordador que transcurre rápidamente por los tres kilómetros entre ambos extremos. Sin embargo, en abril de 1464 Francisco, acompañado de dos discípulos, solo podía tratar de cruzar apelando a la ayuda de algún barquero, pero allí nadie quiso ayudarlo, dado que Francisco no tenía dinero con qué pagar. Así pues, oraciones mediante, Francisco tendió el manto que lo tapaba sobre las aguas del estrecho y, junto a sus frailes, logró atravesar el estrecho sin problemas.

En 1977, el entonces papa, Pablo VI, lo recomendó como modelo a seguir para aquellos que debían llamar la atención de los gobernantes que abusan de su poder y que malgastan, innecesariamente, el dinero que deben emplear para los pobres. Francisco de Paula murió el 2 de abril de 1507 (razón por la que el 2 de abril se le homenajea), y aunque el pueblo lo 'santificó' al momento de su muerte, no fue proclamado santo hasta el año 1519, por el papa León X.

Santa María de Egipto

También es el turno de María de Egipto o Santa María Egipcíaca, venerada como patrona de las mujeres penitentes. Aunque no se sabe con exactitud dónde nació, sí se conoce que fue en la tierra de los faraones. A los 12 años se trasladó a la ciudad de Alejandría y, según algunas fuentes historiográficas, allí comenzó a ejercer la prostitución y la mendicidad. Después de 17 años con este estilo de vida, viajó a Jerusalén como viaje de 'antiperegrinación' con el que demostrar que podía encontrar socios para su lujuria entre los fieles.

Tal y como se relata en su 'Vita', escrita por el patriarca de Jerusalén Sofronio, cuando intentó entrar en la iglesia del Santo Sepulcro durante la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, una fuerza invisible le impidió hacerlo. Consciente de este extraño fenómeno, sintió un fuerte remordimiento por sus impurezas e imploró perdón a Dios prometiendo convertirse en una asceta, esto es, practicante de una doctrina que busca purificar el alma absteniéndose de los placeres materiales.

Tras su transformación, intentó de nuevo entrar en el templo y esta vez sí pudo hacerlo. Después de venerar la reliquia de la cruz, escuchó una voz que le conminó a cruzar el río Jordán para encontrar "un glorioso descanso", así que se llevó tres panes (símbolo de la eucaristía) y se retiró al desierto a vivir como una ermitaña el resto de su vida, de acuerdo con la leyenda. Murió después de 47 años de soledad, pero su historia viviría para siempre gracias a San Zósimo de Palestina, que se había encontrado con ella en el desierto y se encargó de conservar su recuerdo en la tradición oral.

Además de a San Francisco de Paula y Santa María Egipcíaca cada 2 de abril la Iglesia católica recuerda a muchos otros santos y beatos. Esta es la lista completa:

  • San Abundio
  • San Affiano
  • San Diego Luis de San Vitores
  • Santo Domingo Tuoc
  • San Eustasio
  • San Juan Payne
  • San Víctor
  • Beato Francisco Coll
  • Beato Guillermo Apor
  • Beata Isabelk Vendramini
  • Beato Iván Ziatyk
  • Beati Leopoldo de Gaiche
  • Beata Madre María de San José
  • Beato Nicolás Carneckyj
Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios