¿Qué podemos aprender de Japón para envejecer mejor?
  1. Alma, Corazón, Vida
DEPORTE, ACTIVIDAD Y NO DEPENDER DE JÓVENES

¿Qué podemos aprender de Japón para envejecer mejor?

Un 70% de las personas de entre 60 a 69 años y alrededor del 50% de las personas de más de 70 años están trabajando o participando en actividades de voluntariado

Foto: ¿Qué podemos aprender de Japón para envejecer mejor?
¿Qué podemos aprender de Japón para envejecer mejor?

Japón es una de las sociedades más envejecidas del planeta, con el 28% de las personas con más de 65 años. Por eso, el resto del mundo, que vamos por el mismo camino, deberíamos tomar una serie de enseñanzas del país nipón.

El envejecimiento de las sociedades se está convirtiendo en un fenómeno global. Según la Naciones Unidas, a través de su informe ‘Perspectivas de la Población Mundial de 2019’, para 2050 se prevé que el número de personas mayores de 80 años se triplique, pasando de 143 millones a 426 millones. Eso para nosotros es el futuro muy cercano; para Japón, es el presente. El país ha entrado en una sociedad "superenvejecida", con casi un tercio de la población por encima de los 65 años, por lo que muchos ven el país nipón esperando ver cómo actúan para organizar este nuevo desafío demográfico.

Foto: El libro que desvela la ciencia del buen envejecimiento

Hay una necesidad de cambiar políticas obsoletas que se hicieron para una población más joven, al mismo tiempo que se necesitan nuevos cambios sociales, políticos y legislativos para hacer frente a la disminución de la productividad económica, debido al envejecimiento de la fuerza de trabajo y al aumento de los costes de la atención sanitaria y las pensiones. No obstante, uno de los aspectos que hay que cuidar especialmente es cómo proteger la felicidad mental de sus ciudadanos que envejecen. Y aquí parece que Japón está haciendo los deberes.

Miedo a molestar

En esta sociedad, más que el miedo a la muerte, lo que se da es un miedo a ser una carga. Esta idea de 'meiwaku', o "ser una molestia", está metida en la mentalidad japonesa desde una edad temprana, y la sociedad funciona con esta filosofía llena de culpa. Por ello, la actitud no-meiwaku se convierte entonces en un esfuerzo obstinado por permanecer bastante independiente, tanto financiera como mentalmente, el mayor tiempo posible.

Según datos del gobierno japonés, un 70% de las personas de entre 60 a 69 años y alrededor del 50% de las personas de más de 70 años está trabajando o participando en actividades de voluntariado, actividades comunitarias y hobbies. Para dar cuenta de este cambio, el 70% de las empresas han ampliado la edad de jubilación, influyendo en una mayor tasa de empleo para las personas de la tercera edad a lo largo de la última década.

"Recientemente, ha habido evidencia de que los músculos pueden seguir fortaleciéndose, incluso en la vejez, lo que es contrario a lo que creíamos"

Y esto desemboca en tener una mayor vida social que no dependa de los miembros jóvenes de la familia. Aparte de deportes activos como la natación (un deporte muy popular con la comunidad sénior debido a sus beneficios rehabilitadores), los ancianos se dedican a diversas actividades: caligrafía tradicional, arreglos florales, costura, baile, etc.

Esto desemboca en una mayor capacidad cognitiva de los ancianos japoneses respecto a las personas mayores del resto del mundo. Y en esto tiene especial incidencia el deporte. Según Yuko Oguma, profesor asociado en Investigación de Gestión de la Salud en el Centro de Investigación de Medicina Deportiva Keio, la capacidad atlética se ha relacionado con una mayor capacidad cognitiva. "El ejercicio ligero es eficaz", señala Oguma a BBC.

"No sólo para las funciones cognitivas, sino también desde el aspecto social. En comparación con hace 10 años, los ancianos japoneses son más saludables y tienen una mayor calidad de vida. Esto se cree que es una combinación de mejor ayuda médica y la comprensión de nuestros cuerpos. Recientemente, ha habido evidencia de que los músculos pueden seguir fortaleciéndose, incluso en la vejez, lo que es contrario a lo que creíamos. Creíamos que los músculos se deterioraban con la edad, pero la investigación está descubriendo que no sólo podemos entrenar y fortalecer nuestros músculos, sino que es importante".

Mieko Nagaoka, nadadora centenaria. (Planeta)
Mieko Nagaoka, nadadora centenaria. (Planeta)

Ejemplo de ello es que Japón es uno de los países con mayor número de deportistas ancianos. Ejemplos son, por ejemplo, Mieko Nagaoka, nadadora de 105 años con 18 récords mundiales; Hidekichi Miyazaki, velocista y récord mundial en su categoría, con 108 años; el alpinista y esquiador Yuichiro Miura, de 86 años; o varios maratonianos que superan los 80 años.

Oguma también cree, aunque dice que es difícil de probar, que tener tantos compañeros dentro de la sociedad que se cuidan unos a otros es un factor discreto en el envejecimiento saludable. "A menudo son los propios ancianos los que organizan programas dentro de la comunidad. Trabajan entre ellos para proporcionar actividades, ser más aptos o ser incluidos socialmente. Es esta proactividad la que los fortalece".

Japón Envejecimiento Población Demografía Pensiones Felicidad
El redactor recomienda