SE REFUTA UNA TEORÍA AMPLIAMENTE DEFENDIDA

Consumir más energía no aumenta demasiado la esperanza de vida humana

Los investigadores señalan que hay que satisfacer las necesidades humanas en materia de atención sanitaria, buena nutrición y viviendas seguras

Foto: Una planta de energÍa en Ucrania. Foto: EFE VOLODYMYR PETROV
Una planta de energÍa en Ucrania. Foto: EFE VOLODYMYR PETROV

¿Vivimos mejor que hace 40 años? La respuesta a esa pregunta es complicada, depende de cada país y cada persona. Lo que está claro es que no vivimos mucho más. Un estudio de investigadores británicos desvela que el aumento del consumo de energía y combustibles fósiles durante las últimas cuatro décadas no ha tenido un impacto importante en el aumento de la esperanza de vida en 70 países.

Tradicionalmente, se ha asumido que el aumento del uso de energía era un factor determinante en el hecho de que las poblaciones vivieran más tiempo, pero investigadores de la Universidad de Leeds (Reino Unido) refutan esa teoría, al menos durante los últimos 40 años.

En su investigación, publicada en la revista científica 'Environmental Research Letters', señalan una curiosa paradoja. El incremento (o descenso) de la esperanza de vida se analiza a través de varios factores, uno de ellos es el aumento de las emisiones de carbono y el consumo de energía primaria por persona. Pues bien, entre 1971 y 2014, este factor solo contribuyó en un 25% en la mejora de la esperanza de vida a nivel internacional. La esperanza de vida internacional mejoró en 14 años en general, siendo menos de 4 años los que son achacables al consumo de energía (y al aumento de emisiones) cuando este factor está vinculado en un 90% al crecimiento de los ingresos nacionales, medido como Producto Interno Bruto (PIB) por persona.

Vivir más y mejor sin consumir más

La conclusión de los investigadores es clara: los países podrían mejorar la vida de sus ciudadanos sin requerir un mayor consumo de energía, algo que reduciría las emisiones y combatiría el cambio climático. "El aumento del uso de combustibles fósiles y energía primaria puede haber ayudado a enriquecer los países, pero no fue responsable de mucha mejora en la salud humana", señala a SciTechDaily Julia Steinberger, profesora de la Universidad de Leeds y autora principal del estudio. "Nuestros resultados contrarrestan directamente las afirmaciones de las empresas de combustibles fósiles de que sus productos son necesarios para el bienestar. Debe ser posible reducir las emisiones y el uso de energía primaria, manteniendo o mejorando la salud de las poblaciones".

"Tenemos pruebas de que no necesitamos seguir inyectando combustibles fósiles en las economías ni perseguir un crecimiento económico eterno"

"Tenemos que reconocer la doble emergencia que enfrentamos como humanidad hoy en día. No sólo tenemos que detener el cambio climático lo antes posible, sino que también necesitamos al mismo tiempo sacar a miles de millones de personas de la pobreza en todo el mundo", afirma coautor Marco Sakai, de la Universidad de York, también en el Reino Unido. "Ahora tenemos pruebas de que no necesitamos seguir inyectando combustibles fósiles en nuestras economías ni perseguir un crecimiento económico eterno para hacer frente a esta doble emergencia".

Investigaciones anteriores habían establecido una estrecha correlación entre el uso de energía de un país y su esperanza de vida promedio. No obstante, los investigadores utilizaron un nuevo método de análisis, llamado Composición Dinámica Funcional, para entender cómo el uso de energía, la economía y el bienestar, cambian con el tiempo, para establecer hasta qué punto están influyendo entre sí.

Priorizar la salud

Los hallazgos sugieren que priorizar el crecimiento económico y quemar cantidades crecientes de combustibles fósiles no va a conducir a mejoras significativas en la vida útil humana. En cambio, los esfuerzos de desarrollo deben centrarse directamente en los objetivos de bienestar, como satisfacer las necesidades humanas en materia de atención sanitaria, buena nutrición y viviendas seguras alimentadas por energía limpia.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios