Socializar en casa durante la cuarentena: cinco claves para llevar mejor el encierro
  1. Alma, Corazón, Vida
¿es posible?

Socializar en casa durante la cuarentena: cinco claves para llevar mejor el encierro

Nos enfrentamos a una situación excepcional y abogar por la normalidad es necesario para nuestra salud mental durante el aislamiento

Foto: (Pixabay)
(Pixabay)

Ya está aquí el que parece el peor de los escenarios posibles. La pandemia de COVID-19 ha obligado al Gobierno español a establecer un estado de alarma, con el que las autoridades instan a la población a quedarse en casa con el fin de reducir al mínimo los contagios. Se trata de algo insólito que muchos solo habían leído en los libros de historia o de distopías apocalípticas, por lo que, como en los periodos de luto, las reacciones han sido muy diversas. Extrañeza, incredulidad y, por supuesto, miedo.

Sociológicamente hablando, ya se ha tratado de imaginar lo que 15 días (en la mejor de las situaciones) podrán producir en una población entera: ¿habrá un nuevo 'baby boom' o las parejas se resentirán al pasar tanto tiempo juntas? (en algunas ciudades de China, tras el aislamiento forzado, se han incrementado los divorcios), ¿cómo afectará el confinamiento a los niños? ¿Soportará la red el teletrabajo? El paso del tiempo durante estas dos semanas nos facilitará la respuesta.

Mientras tanto, como en todas las situaciones excepcionales, lo mejor y lo peor del ser humano conviven de la mano. Centrándonos en lo bueno, las redes sociales, que todo lo magnifican para bien o para mal, ya nos daban muestras de lo que el confinamiento está suscitando en la población. Vecinos cantando juntos en los balcones, haciendo ejercicio o incluso jugando al bingo. Escenas insólitas en una situación normal, que parecen un rayo de esperanza en una sociedad por lo general completamente individualista.

En la coyuntura que atravesamos actualmente, trabajar desde casa y no poder quedar con los amigos puede repercutir a nuestra salud mental, como es lógico. Especialmente en la de aquellas personas que viven solas. Por ello, en muchas partes se están estableciendo puntos y consejos para sobrellevar de la mejor manera esta situación que vivimos en la actualidad.

Sigue 'quedando para comer'

Socializar desde el sofá de casa es importante. Según explica la profesora Melissa Mazmanian en 'The Atlantic': "No puedes concertar citas con amigos en cafeterías, pero eso no significa que esté todo perdido, continúa haciéndolo por ordenador. Y, por supuesto, también las conferencias con compañeros de trabajo son buena idea para compensar las interacciones perdidas, sé proactivo organizándolas".

Los expertos abogan por dejar las llamadas en segundo plano durante horas, para que sintáis que estáis juntos

También insta a quedar para beber pues, al fin y al cabo, muchas quedadas se producen alrededor de un vaso de alcohol (o refresco). Lo importante es continuar haciéndolo, por muy antinatural que pueda parecer comer ante un ordenador.

Conecta con amigos cercanos y lejanos

Lo bueno de vivir en un mundo hiperconectado es, justamente, que lo lejano no lo está en realidad tanto. Es la oportunidad perfecta no solamente para continuar en contacto con amigos y compañeros de trabajo con los que sueles quedar continuamente, sino también con aquellos a los que, desgraciadamente, no puedes ver con tanta asiduidad.

Normaliza la comunicación

¿Qué significa esto? No solo las conversaciones que requieren toda tu atención (como una videollamada) son efectivas. De la misma manera, los 'pequeños detalles' pueden ayudar a incrementar esa sensación de cercanía. Mensajes, whatsapps... los expertos también aconsejan integrar en el día a día el contacto. Muchas parejas que están en relaciones a distancia se llaman y dejan la videoconferencia durante horas, funcionando en segundo plano. Quizá suene intrusivo pero es una manera de pasar tiempo con aquellos a los que quieres, conversando de manera intermitente, como si estuviérais juntos.

Muestra apoyo

Según Julianne Holt-Lunstad, profesora de psicología, un elemento importante para sentirse conectado socialmente es recibir el apoyo de otros, o al menos saber que está ahí para solicitarlo si fuese necesario.

No puedes concertar citas con amigos en cafeterías, pero eso no significa que esté todo perdido, continúa haciéndolo por ordenador

La ayuda puede ser de muchas maneras, desde 'tangible' (una oferta, por ejemplo, de dejar un poco de comida que sobre en casa de un vecino), 'informativa' (dar información a un amigo preocupado durante la pandemia), o 'emocional' (estando pendiente de él). Percibir ese apoyo puede ser suficiente, según la psicóloga, para paliar el estrés.

Relaciónate (dentro de casa)

Suena a obviedad, pero realmente atravesamos una coyuntura excepcional, en la cual todas esas cosas que no tenemos tiempo para hacer en la vida normal, se presentan como una oportunidad ante nuestros ojos. La vida bajo el coronavirus se rige por la incertidumbre y la preocupación, pero en los momentos en que puedes dejarlos de lado aprovecha para jugar con tus hijos o hablar con tu pareja, por ejemplo. Lo fundamental es intentar luchar contra la monotonía.

Por tanto, aprovecha para socializar, sí, pero también para hacer en casa todo aquello que generalmente no te da tiempo. Relájate y encuentra un disfrute para aquellas actividades que puedes hacer en soledad que, en pequeñas dosis y a veces, también es buena compañera.

Social Epidemias
El redactor recomienda