La razón por la que nuestros dientes son tan sensibles al dolor
  1. Alma, Corazón, Vida
Cuídate mucho

La razón por la que nuestros dientes son tan sensibles al dolor

Se trata de una molestia aguda de corta duración como respuesta a estímulos térmicos, químicos, osmóticos o táctiles

placeholder Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Hay tres tipos de personas en cuanto a higiene bucal se refiere: los que usan hilo dental religiosamente, tal como les enseñaron sus dentistas; aquellos que solo usan hilo dental cuando hay algo atrapado entre sus dientes; y los que nunca usan esta fibra. Si te encuentras entre los últimos dos grupos, seguramente sea por lo tedioso que puede resultar usar esta seda. Desafortunadamente, tu dentista probablemente no esté de acuerdo con la rutina que sigues.

Según la Asociación Dental Americana (ADA), el uso del hilo dental es importante para una higiene bucal saludable y puede ayudar a evitar las caries, la enfermedad de las encías y la placa, recoge 'Allure'. La dentista Ana Paula Ferraz-Dougherty, que es portavoz de la ADA, señala que se debería emplear al menos una vez al día, además de cepillarse durante dos minutos con pasta dental con flúor tres veces al día. "La idea es eliminar las bacterias y la placa entre los dientes que un cepillo no puede alcanzar", señala.

Foto: Foto: iStock

Pero, a pesar de que tengas una buen higiene dental, eso no quita para que sientas dolor en tus dientes. Se trata de un mecanismo de defensa que garantiza que cuando se dañe una parte de nuestra dentadura, nos demos cuenta por las molestias y hagamos algo al respecto, explica en 'Live Science' Julius Manz, director del programa de higiene dental en San Juan College en Farmington (Nuevo México) y otro de los portavoces de ADA.

"Si comes algo demasiado caliente (o frío) o si el diente está desgastado se produce dolor y este hace que la gente no use ese diente para tratar protegerlo. Por lo tanto, es realmente un mecanismo de protección más que nada", señala Manz.

La parte del diente que tiene nervios, la pulpa, no es la única fuente de dolor dental. La zona que lo une a la mandíbula también puede sentir dolor

Si no sintiésemos dolor cuando se dañan los dientes, seguiríamos utilizando hasta llegar a destrozarlos. Algo que es un gran problema porque, a diferencia de los tiburones y los caimanes, no podemos reemplazarlos.

Pulpa dañada

Los dientes tienen tres capas y solo una de ellas, la interna, puede doler. Esta se llama pulpa y contiene vasos sanguíneos y nervios. El dolor es la única sensación a la que responden los nervios en la pulpa, según explica Manz. Mientras que las personas con sensibilidad dental pueden quejarse, por ejemplo, de un dolor dental provocado por el calor o el frío, los nervios de la pulpa no perciben la temperatura. Más bien sienten dolor, que puede estar asociado con, por ejemplo, beber un batido muy frío.

Foto: Foto: iStock

La dentina, la capa media, está viva pero sin nervios. Sin embargo, la dentina contiene líquido que se mueve a medida que se mueven los dientes, y la pulpa puede sentir el movimiento de ese líquido. La tercera capa más externa es el esmalte blanco duro del diente, que no está vivo y, por lo tanto, no puede sentir nada.

Dolor en el ligamento periodontal

Aunque es la única parte del diente que contiene nervios, la pulpa no es la única fuente de dolor dental. El ligamento periodontal, que une el diente al hueso de la mandíbula y detecta la posición de los dientes mientras masticamos, también puede sentir dolor. "Cualquiera que haya tenido ortodoncia te podrá decir que le duelen los dientes. Esa sensación proviene de ahí", dijo Manz.

Si no sintiésemos molestias cuando se daña uno de nuestros dientes, seguiríamos utilizándolo hasta llegar a destrozarlo

Con la pulpa y el dolor de detección del ligamento periodontal, puede ser difícil para la gente sepa de dónde viene el dolor de los dientes. Descubrirlo, añade el experto bucal, es uno de los desafíos de ser dentista.

Blanquear los dientes

A veces la gente recurre a tratamientos agresivos para blanquear sus dientes, algo que podría causar dolor. Pero hay varias maneras de hacerlo sin pasar por una consulta.

"Masticar frutas y verduras crudas y crujientes puede eliminar mecánicamente los alimentos y bacterias de los dientes y la boca, mientras se limpian las manchas superficiales para evitar la aparición de dientes apagados", señala el dentista Marc Lowenberg a 'Real Simple'.

Las pastas dentales blanqueadoras también funcionan. La mayoría de los dentistas así lo indican, con un pero: solo eliminarán las manchas superficiales, y no cambiarán el color de tus dientes. Así, como señala Lowenberg, si tus dientes están empezando a verse amarillentos debido a la edad, una pasta de dientes blanqueadora no podrá ayudar mucho. Es un método no demasiado costoso y no provoca sensibilidad dental. Lo único que hay que tener en cuenta, según Lowenberg, es tratar de utilizarlas todos los días con el fin de evitar que las manchas se acumulen.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Dolor Frío Médicos Salud
El redactor recomienda