UN CAPRICHO SORPRENDENTE

Gana un millón a la lotería y piensa gastarse 11.000 euros en un frigorífico

Aunque parece una excentricidad, el nuevo millonario asegura que será muy conservador con el resto de sus inversiones

Foto: Curtis Wright se gastará parte del dinero de su premio en un frigorífico de 16.000 dólares (Foto: Lotto 6/49)
Curtis Wright se gastará parte del dinero de su premio en un frigorífico de 16.000 dólares (Foto: Lotto 6/49)

Cuando una persona juega a la lotería lo hace con la intención de ganar un premio lo más grande posible. Conseguir un bote de decenas de millones de euros es el sueño de cualquier aficionado a los juegos de azar y pensar en lo que se puede hacer con ese dinero es uno de los grandes pasatiempos de todos aquellos que sueñan con que les acompañe la suerte.

Los sueños normalmente tratan sobre grandes viajes por todo el mundo, coches de lujo que despierten la envidia de los vecinos, grandes casas con jardín, piscina y todo tipo de accesorios, etc. Lo normal es soñar con alcanzar aquello que no tenemos y que se nos niega por la rigidez económica a la que estamos sometidos en la mayoría de los casos.

Sin embargo, no siempre son esos lujos lo primero en lo que piensan los ganadores. Hace poco conocíamos el caso de una mujer que había decidido operarse de las rodillas para poder llevar la vida que siempre quiso. Utilizó el dinero que había ganado a la lotería para mejorar su calidad de vida, algo que con sus ingresos normales no podía hacer.

Un caso muy especial

También es conocido el caso de Marie y Paul Kibler, una pareja que ganó tres millones de euros a la lotería y siguieron comprando las ofertas de cada día en el supermercado de siempre. O el de Steve y Lenka Thompson, una pareja británica que ganó 120 millones en el sorteo de Euromillones y se compraron un coche… usado.

Ninguno de los periodistas presentes esperaban la respuesta que Curtis dio a la pregunta sobre en qué se gastaría el dinero

Con estos precedentes, quizás esa afirmación de que todos los ganadores de la lotería buscan una vida de lujos no es del todo acertada. Pero el protagonista que nos ocupa es un caso singular: se llama Curtis Wright y es un nuevo millonario que ha dado la lotería, después de embolsarse un millón de dólares jugando a la Lotto 6/49 en Canadá.

Curtis fue el ganador del sorteo del pasado sábado 15 de febrero y esta misma semana recibía su cheque gigante que le acredita como millonario. Pero después de posar para los medios de comunicación, sorprendía al responder a la típica pregunta de este tipo de actos: ¿En qué te piensas gastar el dinero que has ganado a la lotería?

La Lotto 6/49 es un juego similar a la Lotería Primitiva española (Foto: Pixabay)
La Lotto 6/49 es un juego similar a la Lotería Primitiva española (Foto: Pixabay)

Curtis no dio una de las típicas respuestas que se esperan, hablando de coches, viajes o una casa nueva. Este canadiense sorprendió a los periodistas cuando les explicó cuál es su mayor deseo con el millón de dólares que ha ganado: "Lo tengo muy claro e, incluso, ya lo he seleccionado: es un frigorífico que vale 16.000 dólares y que siempre he querido".

Un capricho sorprendente

La sorpresa de todos los presentes fue mayúscula cuando este canadiense que vive en Nanaino, en la costa oeste del país, explicó lo que quería. También contó cómo había comprado su boleto en una tienda de conveniencia de Esso, otra de las casualidades que le han hecho convertirse en millonario de un día para otro.

El sábado, Curtis estaba viendo tranquilamente la televisión cuando "vi el anuncio con la campaña 'OMG'. Faltaba solo media hora para que fuera el sorteo, así que salí y fui a la tienda más cercana para comprar un billete. Cuando me hice con el boleto apenas faltarían unos diez ó 15 minutos para que comenzara el sorteo".

La suerte quiso que Curtis viera ese anuncio pocos instantes antes de que las bolas de la Lotto 6/49 comenzaran a girar y que le diera tiempo a llegar a una tienda para hacerse con su boleto. El hecho de que, además, fuera el billete agraciado, no hace más que confirmar que la suerte está donde menos se la espera y que nunca hay que desesperar cuando se juega a la lotería.

Aunque los 16.000 dólares en un frigorífico parecen una excentricidad, lo cierto es que ha asegurado que será muy conservador con sus inversiones

Curtis Wright, de momento, solo se va a dar el capricho de su frigorífico nuevo. Los 16.000 dólares canadienses es el equivalente a unos 11.000 euros, por lo que tendrá el mejor modelo del mercado que se pueda comprar. Y aún sigue teniendo 984.000 dólares para llenarlo con todos los alimentos que se pueda imaginar. ¿Será por dinero?

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios