los defensores del poliamor

Por qué tener varias parejas podría traer numerosos beneficios

El sexo protege de problemas cardíacos, refuerza los huesos y ayuda a dormir, por lo que cuanto más se practique mejor, pero, ¿qué piensan las parejas abiertas al respecto?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Oímos continuamente sobre los beneficios que el sexo puede traer a nuestra salud: la práctica sexual libera hormonas que ayudan a mejorar la concentración y el tiempo de reacción ante los estímulos, aleja la depresión y el estrés, ayuda a dormir mejor, refuerza los huesos e incluso protege de problemas cardíacos. No hace falta ser un lince para sumar 2+2 y comprender que, cuanto más lo practiquemos, mejor nos irá, ¿no?

Así lo cree la sexóloga y defensora del poliamor Deborah Taj Anapol: "Los encuentros sexuales contribuyen a curarnos de ciertas patologías y enfermedades y también a prevenirlas", contó en una ocasión a El Confidencial, insistiendo en que especialmente deben ser las mujeres las que tengan más amantes, si no están sexualmente satisfechas, así como buscar nuevas experiencias dentro de la pareja debido a que al hombre se le ha enseñado a ser "superior a ellas en todos los sentidos, también en el sexo". "Es necesario romper con el condicionamiento cultural y superar la monogamia (a no ser que las mujeres tengan la suerte de estar con un hombre especialista en sexo tántrico)", ironizó.

¿Dejarlo todo por una pareja?

Según las investigaciones, alrededor del 21% de nosotros participaremos en alguna forma de poligamia consensuada en algún momento de nuestras vidas, y alrededor del 5% de las personas se encuentran en una relación de estas características en estos momentos. "Cuando me preguntan cómo puede ser que se ame a varias personas a la vez, yo siempre respondo: ¿Acaso no tienes varios hijos? Los límites no están en el amor sino en la energía", señala la psicóloga Lori Beth Bisbey en 'BBC'.

Según una conocida web de citas, el 48% de los usuarios considera que es posible amar a tu pareja mientras eres infiel

"Algo que nos caracteriza a los seres humanos es el hecho de que nos encanta lo nuevo, lo espontáneo", indica. "Cuando te encuentras en una relación no monógama y conoces a otra persona no tienes que fingir que no te atrae la novedad, de hecho puedes volver a casa con esa felicidad que proporciona e incluso añadirlo a tu relación actual", añade.

Explica que el pensamiento actual monógamo nos lleva a pensar de una manera romántica que podremos dejarlo todo por nuestra pareja, pero en la vida real las cosas no son tan sencillas. "Eso no significa que las parejas poliamorosas no sientan celos o discutan, tienen que afrontar un montón de problemas, por supuesto", indica la psicóloga.

Los datos que proporciona la web de citas Ashley Madison dicen mucho sobre esta nueva forma de tener amantes: el 48% de los usuarios considera que es posible amar a tu pareja mientras eres infiel. El 64 % de los hombres y el 78 % de las mujeres incluso reconoce que la infidelidad ha tenido un efecto positivo en sus matrimonios. Algunos estudios, como el llevado a cabo por Gleeden (sitio web de citas neerlandés), puso de manifiesto que algunas de las razones que ellas dan para tener un amante van desde aumentar la autoestima a intentar paliar la falta de entendimiento que tienen con sus parejas actuales.

En las parejas poliamorosas no todo es perfecto. También sienten celos, discuten y tienen que afrontar un montón de problemas

Los estudios aseguran que los hombres, por su parte, hablan más de 'sentir adrenalina haciendo algo prohibido', 'olvidarse por unos momentos de la rutina' o 'disfrutar de una relación sin exigencias'. "Me recuerda mucho al caso de los bebés que han sido cuidados por una única persona o por varias, la sabiduría tribal expresa algo así como 'se necesita una aldea para cuidar a un niño'", cuenta Taj Anapol. "Con el sexo es igual, tener más amantes ayudará a desarrollar todo nuestro potencial y a tener más compasión y comprensión desde distintos puntos de vista", añade.

Por supuesto, también muchas personas se postulan en contra del poliamor: aseguran que se trata más de una moda capitalista, como sucedió con la liberación sexual, que de algo que verdaderamente pueda funcionar a largo plazo, pues se trata únicamente de una manera de excusar el individualismo emocional y el egoísmo, pues en realidad la gente que dice amar a muchas personas en el fondo no ama a ninguna y solo las utiliza como puros objetos de consumo, completamente sustituibles.

Por tanto, ya sea que prefieras relación monógama o polígama, según informa 'USA Today', la cantidad de sexo semanal que debes practicar si quieres alcanzar la felicidad depende ligeramente de tu edad: las personas de entre 40 y 50 años suelen establecerse en una vez a la semana, mientras que los jóvenes de entre 20 y 30 años lo hacen en torno a dos veces por semana. Aunque no hace falta obsesionarse, merece la pena, teniendo en cuenta todos los beneficios que supone.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios