HA ENCALLADO EN LAS COSTAS DE IRLANDA

El misterio del barco fantasma que recorre el mundo sin ser visto

La tripulación fue rescatada en 2018 por la amenaza de un huracán y la embarcación ha recorrido desde entonces más de 6.000 kilómetros sin apenas testigos

Foto: El Alta, con 80 metros de eslora, ha encallado en las costas de Irlanda (Foto: Twitter)
El Alta, con 80 metros de eslora, ha encallado en las costas de Irlanda (Foto: Twitter)
Autor
Tiempo de lectura2 min

El domingo 16 de febrero, un buque de carga encallaba en las costas de Cork, en Irlanda. No había nadie a bordo, ya que sus diez tripulantes habían sido rescatados con anterioridad. Sin embargo, ese rescate tuvo lugar en septiembre de 2018 y estaba 2.000 kilómetros al sudeste de Bermudas, en pleno Atlántico, mientras se dirigía a Haití.

Sin embargo, los servicios de rescate no pudieron entonces hacerse cargo del barco por las malas condiciones meteorológicas y quedó a la deriva. Pero nadie volvió a verlo desde aquel septiembre de 2018 hasta que un año después una patrulla británica se lo cruzaba en medio del Atlántico. Finalmente, un año y medio después de quedar sin tripulación, el barco llegaba a Irlanda.

Entre medias, un viaje de más de 6.000 kilómetros de distancia en los que, por raro que parezca, solo se cruzó una vez con otra embarcación. Algo que puede hablar de la inmensidad del océano, aunque hay quien en las redes sociales apunta al misterio del Triángulo de las Bermudas para explicar su desaparición durante tanto tiempo.

¿Qué llevaba el barco?

Robert McCabe, director de operaciones costeras de los Comisionados de Faros de Irlanda, ha explicado a la BBC que aunque un barco esté dañado o hundido, sigue siendo propiedad de sus dueños, quienes tienen la responsabilidad de asegurar una solución: "Tener un barco a la deriva así durante 18 meses no es común". Menos aún si tiene 80 metros de eslora.

Aunque un barco esté dañado o hundido, sigue siendo propiedad de sus dueños

El problema es que no se conocen quiénes son los propietarios: sí se sabe que el barco tiene el nombre de ‘Alta’, que fue construido en 1976 y se cree que la última bandera bajo la que ondeó era la de Tanzania. No se tienen más datos… tampoco de la carga que la embarcación llevaba cuando la tripulación fue rescatada en septiembre de 2018 y que, supuestamente, quedó en el interior.

De momento, el Consejo del condado de Cork ha enviado a un equipo de científicos medioambientales a visitar el barco y ha determinado que no hay filtraciones de ningún tipo que puedan contaminar las aguas. Ahora tendrán que decidir qué harán con la embarcación, ya que cualquier decisión que se lleve a cabo supondrá un coste para las arcas del gobierno irlandés, que se ha encontrado con un problema totalmente inesperado.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios