Libera tu mente

El motivo por el que las mujeres están dejando de utilizar el sujetador en el trabajo

Especialmente en Estados Unidos las 'millennials' están comenzando a prescindir de esta prenda bajo el movimiento #Nobra, al que las españolas también se están sumando

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Los primeros datos de la existencia del sujetador se remontan al antiguo imperio romano. Esta prenda era conocida como 'strophium', se trataba de una pieza de tela fina que no solo ejercía como herramienta de agarre, también era un instrumento de diferenciación entre las mujeres civilizadas (las únicas que los llevaban) y las bárbaras.

Hagamos un salto temporal hasta el renacimiento, en el 1500 d.C. Caterina de Medici, reina consorte de Francia durante más de una década, introdujo lo que hoy conocemos como corsé, tras implementar una prohibición de asistir a la Corte Real con las cinturas anchas. Los corsés, aunque torturadores, aumentaban el pecho debido a la opresión de la cintura.

E igual que estas historias, existen muchas otras versiones extraoficiales sobre quién inventó esta prensa, y por qué se decidió crearla. Pero, a pesar de su larga historia cada vez más mujeres jóvenes se están liberando de esta prenda.

Libertad al llegar a casa

Una de las mujeres que más han destacado en el movimiento #Nobra contra el sujetador es la actriz estadounidense Dayna Kathan: "Cada vez que volvía a casa y me desabrochaba el sujetador era como liberarme de una cárcel, por lo que lo dejé de usar". Aunque no cree que "los sujetadores sean malvados", como aclara en su Instagram, lleva sin usar esta prenda desde que tenía 26 años (ahora tiene 29). E incluso aunque se note en el uniforme que lleva en la serie 'SUR' la falta de este, le da igual. El motivo es muy sencillo: la comodidad.

En esta misma línea, la corredora de bolsa Judith Gerberg cree que es completamente normal que las mujeres que ronden esta edad se despojen de la prenda, recoge 'New York Post'. "Las mujeres 'millennials' tienen mucha más confianza en sí mismas que las de la generación anterior", por lo que no tienen miedo a ser señaladas por ello, cuenta Gerberg.

La comodidad es el principal motivo por el que muchas mujeres jóvenes están prescindiendo del uso del sujetador

Además apunta a que cada vez existen códigos de vestimenta más laxos. De hecho, explica que en Goldman Sachs el concepto de vestimenta formal se ha relajado en los últimos años. "Al igual que los hombres no usan corbata como parte de su uniforme, algunas mujeres renuncian a los sostenes", añade al tiempo que indica que si ellos están cómodos sin esta prenda, ellas también debían vestir como se sientan más a gusto.

Aquí en España cada vez más mujeres reniegan de los sujetadores según explica a El Confidencial María, una diseñadora gráfica de 25 años que casi nunca lleva por el mismo motivo que las estadounidenses. "Paso muchas horas trabajando y así estoy más cómoda. Pero no solo lo hago por estar más a gusto, también siento que me queda mejor la ropa cuando no llevo sujetador", añade. Pero al tiempo aclara que tampoco le gusta que la gente pueda estar fijándose en este hecho, por lo que intenta llevar americanas que le cubran los pechos y, en invierno, siempre tiene una bufanda a mano para que no se le noten los pezones.

Foto: iStock
Foto: iStock

“El problema que yo tenía es que me hacían rozaduras, por lo que probé un par de días a ir sin sujetador e iba mucho más cómoda. Desde entonces no volví a ponérmelo", relata Silvia, una estudiante de medicina de 23 años.

El lugar de trabajo influye

Todas estas mujeres son ejemplos de cómo, independientemente del sector en el que se trabaje, se está prescindiendo de esta prenda solo por comodidad. A pesar de todo, Gerberg recomienda que te asegures de conocer el código de vestimenta en tu lugar de trabajo.

Las mujeres 'millennials' tienen mucha más confianza en sí mismas que las de la generación anterior, por lo que no tienen problema en no usarlo

En este sentido cabe recordar la historia de Christina Schell, una trabajadora canadiense, que presentó una demanda contra su jefe porque le exigió que se pudiera ropa interior para trabajar, recoge 'CBC'. "No entiendo por qué me tienen que dictar algo que no se ve", relata la canadiense.

"Al enfrentarme a mi jefe me dijo que esta regla era para que yo me sintiera protegida porque sabía lo que sucedía en los campos de golf cuando el alcohol está involucrado", cuenta. Schell se negó a cumplirlo, fue despedida y por ello ha presentado la citada denuncia.

Por su parte, Gerberg aclara que "si vas a tener una entrevista en una nueva empresa, donde todos usan pantalones vaqueros, sin duda podrás vestirte de manera más informal que si estuvieras buscando trabajo en un bufete de abogados trajeados".

Pero, ante todo, lo más importante es hacer bien tu trabajo, dice Gerberg. Y si alguna prenda mal ajustada te distrae de tu cometido, lo mejor será desabrocharla.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios