LLEVA CINCO AÑOS PREJUBILADO POR ENFERMEDAD

Un policía gana la lotería y se aguanta la noticia para dar la sorpresa a su mujer

Pidió a los responsables de la lotería que fueran a su casa y esperaron todos a que llegara su pareja para darle la mejor noticia de su vida

Foto: Tim y Alison Carson celebraron por todo lo alto su fortuna (Foto: The Health Lottery)
Tim y Alison Carson celebraron por todo lo alto su fortuna (Foto: The Health Lottery)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Cuando se juega a la lotería y se gana el premio soñado, se puede reaccionar de varias maneras. Hay quien se queda sin palabras, algo muy habitual en estas situaciones, pero también existen personas que no saben qué hacer ni dónde ir con su boleto, como en un caso que hemos visto hace pocas semanas en India, que tuvo final feliz.

Por supuesto, también hay quien comienza a dar saltos de alegría y celebra por todo lo alto su suerte desde el primer minuto. Pero existe un tipo de personas más fríos y calculadores que, una vez que se han enterado del premio, logran mantener la calma con un objetivo: dar la noticia a sus seres queridos en el momento más adecuado.

Eso es lo que ha hecho un policía de Chelmsford, una pequeña ciudad al noreste de Londres. Ganó un premio de 250.000 libras a la lotería, unos 300.000 euros al cambio aproximadamente, y logró mantener la compostura durante dos días para sorprender a su pareja y darle una sorpresa que no iba a olvidar jamás. Así es cómo lo hizo.

La mejor sorpresa posible

La Lotería de la Salud es una de las más conocidas del Reino Unido. Tienen cinco sorteos cada semana y Tim Carson suele participar en varios de ellos. Un lunes recibió la llamada de los responsables de la lotería para darle la mejor noticia de su vida: había ganado uno de los premios mayores y se iba a embolsar la nada despreciable cantidad de 250.000 libras.

La Lotería de la Salud es muy popular en el Reino Unido
La Lotería de la Salud es muy popular en el Reino Unido

Sin embargo, Tim fue capaz de mantener en secreto la noticia durante dos días, lo que tardaron los responsables de la lotería en preparar los papeles y el cheque que le iban a entregar. Entonces, los citó a todos en su casa, justo después de que su mujer, Alison, saliera de trabajar en unos grandes almacenes situados en su ciudad.

Cuando Alison llegó a casa no sabía qué hacía tanta gente allí, pero se sentó en el sofá y es cuando Tim le dio la noticia, delante de sus invitados. La cara de su mujer era todo un cúmulo de incredulidad y de su boca solo podía salir un "no me lo puedo creer", acompañado de un golpe cariñoso a su marido por la encerrona que le había hecho.

Tim se pasó dos noches sin dormir hasta que encontró el momento perfecto para contarlo

La noticia no podía llegar en mejor momento: el sueldo de Alison no daba para sacar a la pareja adelante, ya que Tim tuvo que dejar su puesto de policía por una enfermedad. Incluso estaban a punto de dejar la casa en la que han vivido los últimos años para trasladarse a un lugar más retirado y, por tanto, más barato. Pero ya no será necesario.

La lotería como salvavidas

Tim Carson ha explicado a Essex Live que trabajó como policía durante 13 años y que incluso participó en el dispositivo de seguridad de los Juegos Olímpicos de Londres en el año 2012. Sin embargo, hace cinco años comenzó a sufrir dolores en el pecho y problemas de respiración, lo que terminó dejándole sin trabajo y a la pareja en una grave situación económica.

Alison recuerda que todo eso sucedió a los pocos meses de casarse, lo que afectó a su vida: "Pasamos dos años yendo a todos los hospitales, dejamos a un lado todos nuestros sueños. Ahora llevamos casados ​​seis años y nunca hemos disfrutado de nuestra luna de miel. Nos gastamos todo el dinero de esas vacaciones, porque tuve que cogerme días libres en el trabajo para acudir a todas las citas del hospital y cuidar de Tim".

Tras dos años sin un diagnóstico claro, Tim se vio obligado a retirarse por razones médicas con solo 45 años: "Ni siquiera puede recibir su jubilación hasta que tenga 50 años, por lo que no hemos recibido beneficios" Por eso pensaron en cambiarse de casa e, incluso, ya habían encontrado una vivienda que solo les costaba unos 300 euros al mes, lo que les serviría para llegar a final de mes.

Ahora, ya no será necesario. Alison y Tim van a buscar una casa nueva en la que puedan comenzar de cero, sin las apreturas de no poder llegar a final de mes. Después de dos noches sin dormir para poder mantener la sorpresa, el afortunado ganador ha conseguido olvidar la depresión por la que pasó hace tiempo y ve el futuro con mucho optimismo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios