SOLO INGIERE 1000 CALORÍAS DIARIAS

La dieta para adelgazar de Adele no se puede mantener indefinidamente

Polémica entre los entrenadores personales por la enorme pérdida de peso de la cantante británica, que le ha llevado a dejarse entre 50 y 70 kilos en la báscula

Foto: La antigua Adele, antes de someterse a su estricta dieta de adelgazamiento (Reuters/Danny Moloshok)
La antigua Adele, antes de someterse a su estricta dieta de adelgazamiento (Reuters/Danny Moloshok)

El pasado 31 de octubre, Adele sorprendía a propios y extraños al aparecer con un nuevo look. La cantante había adelgazado 20 kilos en tan solo seis meses para dar un cambio radical a su aspecto físico. Contábamos entonces que, para conseguirlo, la artista británica había seguido una dieta que es muy conocida entre famosos como Daniel Craig o la mismísima Madona.

Tres meses después, la cantante volvía a sorprender en una fiesta posterior a la entrega de los Oscar. Estaba organizada por el empresario musical Guy Oseary, mánager de grupos como U2 o superestrellas como Madonna, y fue una fiesta que reunió a multitud de celebrities como Jennifer Lopez, que había arrasado una semana antes en la Super Bowl, o Kim Kardashian.

Entonces comenzaron los rumores sobre su delgadez, algo que ha alarmado a sus seguidores. Hay quien cifra la pérdida de peso de la cantante británica entre 50 y 70 kilos, lo que le ha llevado a cambiar su físico radicalmente. Y todo lo ha conseguido con la llamada dieta sirtfood, que permite ingerir un máximo de 1.000 calorías al día. Pero, ¿es sana?

La dieta sirtfood de Adele

Este método promete adelgazar tres kilos a la semana y se basa en el consumo de alimentos que interaccionan con un grupo de proteínas llamado sirtuinas. No solo sirven para perder peso, sino que, al mismo tiempo, prometen estimular el rejuvenecimiento y la reparación celular. Pero no todo el mundo valora positivamente esta estricta dieta.

Adele ha sorprendido con su delgadez (Getty)
Adele ha sorprendido con su delgadez (Getty)

El problema viene por la escasa ingesta de calorías que hay que mantener a diario. Las 1.000 calorías que, como máximo, pueden tomar las personas que siguen este tipo de dieta, son inasumibles a largo plazo, tal y como apuntan algunos expertos. Y los efectos secundarios de persistir en esas escasas calorías puede ser muy dañinos para la salud.

Dale Pinnock, uno de los expertos en nutrición del programa británico This Morning, explicaba al Daily Mail de la peligrosidad de esta dieta, que puede provocar irritabilidad y, lo que es más peligroso, niebla cerebral. Se trata de un estado de confusión mental, una alteración del cerebro que provoca que las personas se queden en blanco y confundidas.

Los expertos avisan de los serios riesgos de una alimentación en la que solo se ingieran 1000 calorías diarias

Dale señalaba que "si tienes una meta a corto plazo, ese tipo de enfoque podría ser muy adecuado, como por ejemplo perder peso rápidamente para una boda o unas vacaciones. Pero no es sostenible a largo plazo: llegará un momento en el que el propio cuerpo comenzará a regular las cosas que hará". No es una buena idea para mantener en el tiempo.

Dos mil calorías como media

Los especialistas en nutrición coinciden en señalar que la ingesta media de calorías para una persona debe rondar entre las 2.000 para las mujeres y las 2.500 para los hombres, dependiendo de varios factores. Pero recortar a la mitad esa cantidad, no es bueno, según Dale: "La principal prioridad del cuerpo es la supervivencia, por eso después de un par de semanas no estarás tan activo, verás que se te nubla el cerebro y te pones irritable".

Por eso, los expertos siempre recomiendan trucos para adelgazar a largo plazo, una carrera que sí se puede ganar. Por ejemplo, una entrenadora personal muy famosa en las redes sociales, donde es conocida como Clean Eating Alice, se mostraba totalmente en contra: "Ningún entrenador con credibilidad estaría de acuerdo con que su cliente comiera solo 1.000 calorías diarias. Ningún entrenador sugeriría que los zumos verdes son el elixir de la buena salud. Ningún entrenador creíble debería compartir esta información para su propio beneficio".

Alice, que tiene más de 650.000 seguidores en su cuenta de Instagram, reconocía que "he entrenado a famosos y cuando me preguntaron en una entrevista sobre esos clientes, siempre he permanecido en silencio por su confidencialidad, su privacidad y el hecho de que esa es su información si quieren compartirla, no la mía. Estos llamados ‘entrenadores de famosos’ deben darse cuenta de que poner a alguien con una dieta de 1000 calorías al día y un régimen de entrenamiento intenso no los convierte en buenos entrenadores".

La ingesta media de calorías para una persona debe rondar entre las 2.000 para las mujeres y las 2.500 para los hombres

Además, la famosa influencer aseguraba que alentar esos comportamientos en sus clientes "los convierte en instigadores de hábitos alimenticios gravemente desordenados y las repercusiones que provoquen en la salud de sus clientes". Ese entrenador del que habla es Camila Goodis, quien se hace llamar a sí misma ‘ayudante de cuerpos brasileños’.

Camila pasó por el programa de Lorraine Kelly, una conocida presentadora norteamericana, para hablar de algunos de sus clientes, entre ellos Adele. Reconoció que aunque está haciendo deporte, el 90 por ciento del éxito de su adelgazamiento es debido a la dieta de 1.000 calorías que sigue, aunque también lleva a cabo ejercicios de ‘core’ y pilates. La polémica está servida.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios