Infarto o ataque de pánico: cómo distinguir el uno del otro
  1. Alma, Corazón, Vida
Cuídate mucho

Infarto o ataque de pánico: cómo distinguir el uno del otro

Ambas afecciones pueden tener síntomas muy parecidos, por lo que es interesante conocerlos y en caso de necesitarlo acudir rápidamente al médico

Foto: Infarto o ataque de pánico: cómo distinguir el uno del otro
Infarto o ataque de pánico: cómo distinguir el uno del otro

Aunque 'a priori' pueda sonar extraño, muchas personas que han sufrido un ataque de pánico a menudo explican que pensaban estar sufriendo un infarto e, incluso, que iban a morir. Y es que ambas afecciones pueden compartir una serie de síntomas similares. Un fuerte dolor en el pecho, falta de aliento, hormigueo en los brazos, náuseas, sudoración, temblores y latidos acelerados. Aunque podrían ser síntomas de un ataque al corazón, también podrían serlo de uno de pánico.

El infarto de miocardio es una patología que se caracteriza por la muerte de una porción del corazón que se produce cuando se obstruye completamente una arteria coronaria, explican en el portal especializado en salud 'Cuídate Plus'. En las circunstancias en las que se produce la obstrucción el aporte sanguíneo se suprime. Si el músculo cardiaco carece de oxígeno durante demasiado tiempo, el tejido de esa zona muere y no se regenera.

Por su parte, la Clínica Mayo explica que un ataque de pánico es un episodio repentino de miedo intenso que provoca reacciones físicas graves cuando no existe ningún peligro real o causa aparente. Los ataques de pánico pueden provocar mucho miedo. Cuando se presenta un ataque de pánico, puedes sentir que estás perdiendo el control, que estás teniendo un ataque cardíaco o, incluso, que vas a morir.

Un fuerte dolor en el pecho, falta de aliento, hormigueo, náuseas, sudoración, temblores y latidos acelerados pueden ser síntomas de ambos

Una vez que ya hemos definido claramente ambas afecciones, vamos a conocer los síntomas para saber diferenciarlos correctamente. Eso sí, ante cualquier mínimo síntoma, acude a un especialista.

Síntomas típicos de un ataque cardíaco

  • Molestias en el pecho como presión o dolor.
  • Dolor en la parte superior del cuerpo, particularmente en uno o ambos brazos, el cuello, la espalda, la mandíbula o el estómago.
  • Una sensación de amplitud en el pecho.
  • Una sensación de indigestión severa.
  • Falta de aliento.
  • Palpitaciones.
  • Náuseas o sudores fríos.
  • Mareo.
  • Síntomas parecidos a la gripe.
  • Palidez en la cara o mal aspecto.
  • Encontrase muy mal en general.
Foto: Las señales que indican que en poco tiempo puedes sufrir un infarto

Tamer I. Sallam, profesor de cardiología en la Universidad de California en Los Ángeles, explica a 'U.S. News' que "si bien el dolor en el pecho o el brazo es un signo común de un ataque cardíaco, no siempre está presente". "En las mujeres en particular es menos probable que experimenten dolor en el pecho y pueden presentar otros signos como una fatiga inusual o molestias en la parte superior del cuerpo", añade.

Síntomas típicos del ataque de pánico

  • Dolor en el pecho.
  • Palpitaciones del corazón.
  • Fuerte sudoración.
  • Miedo a morir.
  • Miedo a "volverse loco" y perder el control.
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Resfriado.
  • Parestesia (sensación de entumecimiento u hormigueo).

Los ataques de pánico no son un desencadenante conocido de los cardíacos, pero ambos pueden tener una fuerte conexión con el estrés

Por su parte, la profesora de cardiología de la misma universidad Tamara B. Horwich señala que las mujeres son más propensas que los hombres a experimentarlas. "Los ataques de pánico tienen más probabilidades de ocurrir entre las edades de 18 y 25 años", destaca. Pueden ocurrir solo una vez en algunas personas, mientras que para otras, ocurre regularmente. "Las personas con trastorno relacionado con esta afección experimentan múltiples ataques de pánico y viven con miedo de tener otro", añade.

En el caso de que estés sufriendo un ataque de pánico y seas capaz de reconocerlo, Horiwch recomienda seguir una serie de consejos para acortar su duración:

  • Realizar una respiración profunda.
  • Hacer un ejercicio suave.
  • Hablarlo con amigos y familiares.
  • Meditar.

Estas actividades ayudan a distraerse del pánico y a tranquilizarse.

¿Podrían darse los dos a la vez?

Ambos problemas son experiencias indeseables cualquiera. En algunas personas, tener un ataque cardíaco podría provocar una sensación de pánico. "No es habitual que un ataque de pánico y uno cardíaco se produzcan al mismo tiempo a una sola persona", explica Horwich, al tiempo que añade que "es una posibilidad".

Foto: La guía para manejar  y frenar los ataques de ansiedad y de pánico

Si bien "los ataques de pánico no son un desencadenante conocido de ataques cardíacos", ambos pueden tener una fuerte conexión con el estrés, según explica la experta en el corazón. "El estrés crónico a lo largo del tiempo aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco", sentencia.

Y debido a que los síntomas pueden ser muy similares, puede ser difícil distinguir uno del otro en el momento, añade Horwich. "Tanto el pánico como los ataques cardíacos pueden asociarse con dolor en el pecho o molestias en el pecho, sudoración, palpitaciones y mareos", concluye.

Infartos Clínica Mayo Enfermedades cardiovasculares Corazón
El redactor recomienda