SI SE CALIENTE O SE SECA

La nariz de tu perro habla sobre su salud y te avisa cuando es necesario ir al veterinario

La trufa es el lugar en el que se reúnen millones de sensores olfativos que ayudan a la mascota a disfrutar de su día a día

Foto: La nariz de los perros nos puede dar mucha información sobre su estado de salud
La nariz de los perros nos puede dar mucha información sobre su estado de salud
Autor
Tiempo de lectura3 min

Aquellos que viven junto a un perro en casa estarán acostumbrados a que, cuando salen de paseo, lo olfateen todo. Es normal, es parte de su diversión y les sirve para reconocer olores, situarse en nuevos destinos, identificar amigos que hayan pasado antes por allí, etc. Esa capacidad olfativa de los canes tiene una explicación científica: poseen millones de receptores en la nariz que envían al cerebro toda la información que reciben a través del olfato.

Los animales son capaces de detectar el cáncer en humanos solo a través de su olfato. Pero la nariz, además, también nos puede decir mucho de la salud de nuestra mascota. Casi siempre está húmeda, lo que le ayuda a procesar los olores con más rapidez, pero el hecho de que esté seca tampoco es, obligatoriamente, un grave problema.

La mayoría de las personas que tienen una mascota por primera vez se preguntan por qué la trufa de su perro está casi siempre húmeda: la respuesta hay que buscarla en las glándulas de los canales nasales, que secretan mucosidad y fluidos que humedecen la parte externa de la nariz. Además, el propio animal la lame habitualmente por esa mejora para percibir los olores de su entorno a la que nos referíamos.

Atentos a la nariz de tu mascota

No solo eso: el conducto lagrimal del cachorro está trabajando constantemente, produciendo lágrimas para lubricar los ojos. En las ocasiones en las que hay exceso de lágrimas, pueden caer hasta la nariz del animal, algo similar a lo que ocurre con los humanos al llorar. Cuando estos líquidos se evaporan se enfría la nariz, ayudando a regular su temperatura corporal central.

Los millones de receptores olfativos de los perros les convierten en ideales para la búsqueda de trufas
Los millones de receptores olfativos de los perros les convierten en ideales para la búsqueda de trufas

¿Por qué la nariz se calienta o se seca algunas veces? Puede deberse a varios motivos: es normal que por la mañana esté seca por la simple razón de que el animal ha pasado varias horas dormido y no se ha lamido la trufa; otra posibilidad es que el viento o el sol la hayan resecado, algo que sucede sobre todo en perros mayores; y otra opción es que tenga fiebre, pero suele ser algo poco habitual.

¿Cuándo hay que preocuparse? La nariz no es sinónimo de salud, aunque puede darnos alguna pista. Gary Weitzman, autor del libro ‘Guía completa de la salud, el comportamiento y la felicidad de la mascota’, explica a Martha Stewart que hay que buscar ayuda veterinaria si se nota aspereza o sequedad pronunciadas en la nariz del perro o se ve que la piel está agrietada o sangrando.

Una nariz caliente o seca no tiene por qué ser alarmante: pero si ese estado se extiende en el tiempo, lo mejor es visitar al veterinario

Puede ser por culpa de una simple deshidratación, pero también por alergia o un problema autoinmune. En casos más graves, además de en la trufa, también se notarán otros síntomas como pérdida de energía y apetito o pérdida de peso. Weitzman apunta a que "esos cambios sí son signos de un problema de salud, lo mismo que si nuestra mascota bebe significativamente más o menos agua de lo habitual".

En esos casos, una visita al veterinario puede ahorrar problemas futuros. Pero también si vemos que hay algún problema en su piel, su pelo o las uñas, o alguno de esos síntomas acompaña a una nariz más caliente y seca de lo normal, lo mejor es acudir al especialista para que examine en profundidad a nuestra mascota.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios