EL CAJERO LO PAGA DE SU BOLSILLO

Alimentos gratis si resuelves problemas matemáticos (por una buena causa)

En cinco segundos, y tras acertar un problema matemático, los clientes pueden llevarse todo lo que quieran de la tienda

Foto: Ahmed Alwan, a la izquierda, con su hermano menor. Foto: Instagram
Ahmed Alwan, a la izquierda, con su hermano menor. Foto: Instagram

¿Un sándwich? ¿Un refresco? ¿Unas patatas fritas? En una tienda de conveniencia de Nueva York (Estados Unidos) te los puedes llevar gratis (sin robarlos, claro). Simplemente, tienes que resolver un acertijo matemático y te los quedas.

Lucky Candy, en el Bronx, es una tienda de conveniencia convencional. Bueno, no. Su cajero, Ahmed Alwan, un estudiante universitario de 20 años, empezó hace dos semanas un juego con sus clientes que se ha vuelto viral. Las reglas son simples: si puedes resolver una ecuación matemática, obtienes cinco segundos para sacar lo que quieras (cualquier cosa) de los estantes de la tienda y no lo tendrás que pagar.

"Todo lo que quería hacer era ayudar a la gente", señala Alwan a CNN. "Pero yo quería hacerlo divertido. Así que hice un TikTok y elegí un desafío, haciéndoles una pregunta de matemáticas. Es una manera de entretener y educar a las personas necesitadas mientras se les dibuja una sonrisa en la cara". Dos semanas y 13 videos más tarde, Alwan se ha convertido en una sensación de Internet y ha logrado ganar más de 300.000 seguidores en TikTok y 17.000 en Instagram.

Ayudar a la comunidad

Ante preguntas tan poco complicadas como "¿Cuánto es cinco por cinco?" o "¿nueve por nueve menos cinco?", los que contestan correctamente usan sus cinco segundos para correr por la tienda y agarrar todo lo que les apetezca (o les dé tiempo): desde patatas fritas y helados hasta altavoces y dinero de la caja. Sea lo que sea no se les cobrará nada.

El coste lo asume Alwan, ya que no le importa el dinero. Su principal preocupación es ayudar a los miembros de la comunidad, que tienen ingresos bajos, para que destinen el dinero que se ahorran a gastos más prioritarios, como el alquiler o los servicios públicos.

Saleh Aobad, su padre y dueño de la tienda, se siente muy orgulloso con la iniciativa de su hijo. "Es genial verlo hacer el bien y ayudar a la comunidad y lo más importante, representa al Islam. Está impactando el negocio de una manera positiva, llevando conciencia y atención a la tienda, así como difundiendo la positividad en toda la comunidad".

Y no es la primera vez que hace labores caritativas. Según su padre, a menudo da a los clientes alimentos y suministros para el hogar para que lo paguen a plazos. Además, en las mañanas frías, cuando ve a gente durmiendo en la estación de tren cercana, les ofrece café, plátanos y magdalenas gratis.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios