Los mejores consejos para calmar eficazmente el dolor de espalda
  1. Alma, Corazón, Vida
UN MAL MUY COMÚN

Los mejores consejos para calmar eficazmente el dolor de espalda

Ni los fármacos ni las operaciones quirúrgicas funcionan a largo plazo. Por ello, deberás adoptar otra táctica para reducir al máximo las molestias de este padecimiento

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Se trata de uno de los padecimientos más incómodos y molestos. Hablamos del dolor de espalda, una afección crónica en muchos casos, no quedándole otro remedio a quien la sufre que padecerlo en silencio o bien tomar analgésicos sin parar. Además, si llevas un modo de vida sedentario cuyo trabajo consiste en pasar horas delante de un ordenador, el problema se puede agravar.

El dolor de espalda crónico bien podría ser una de las enfermedades más difíciles de tratar para los médicos. Uno de los puntos clave a la hora de reducir sus efectos es una detección temprana para corregir errores posturales o relacionados con el estilo de vida. Sin duda, es una de las principales causas de incapacidad en el mundo, según reconoce la Organización Mundial de la Salud (OMS). Tanto es así que un informe de 'The Economist' cifra un coste de 88.000 millones de dólares al año en tratamientos (alrededor de 80.000 millones de euros).

Un estudio demostró que los estiramientos lumbares son una buena forma de reducir el dolor sin tener que recurrir a las pastillas

¿Qué hacer en caso de que lleves varios días con dolor en la espalda y no se te pase? La primera idea que vendrá a tu mente es tomar tantas pastillas como puedas para disminuir las molestias: el ibuprofeno y los antiinflamatorios son los más recurrentes. Pero abusar de ellos no es bueno, ya que tu estómago se resentirá con su ingesta. En Estados Unidos existe un gran problema con el excesivo consumo de opioides entre la población. Un dato a tener en cuenta es que estos medicamentos provocan en el país norteamericano 130 muertes al día, según 'The Guardian', y si estás pensando en el típico yonqui de la jeringuilla, la mayoría de estos fallecimientos son provocados por fármacos con receta.

Por tanto, la solución química solo es efectiva y buena a corto plazo. Otro de los remedios más comunes es aplicar frío o calor en la zona afectada. Este remedio es muy útil, ya que el frío reduce el flujo sanguíneo, lo que frustra la capacidad de los nervios para conducir señales de dolor. Coloca hielo en una bolsa y luego en un trapo (para no sentir la respectiva quemazón por frío). Justo después, usa una bolsa térmica caliente, ya que el calor afloja los músculos y aumenta la circulación.

En el caso de los fármacos, el remedio muchas veces puede ser peor que la enfermedad, haciendo que desarrolles adicción

¿Valdría la pena apostar por una intervención quirúrgica en el caso de que el dolor persista durante años? No tanto, el rotativo británico señala que menos del 5% de los pacientes tienen un problema quirúrgicamente remediable. En este sentido, poco queda por hacer. "Ni los opioides ni las operaciones funcionan", concluye Ranjana Srivastava, periodista médica en 'The Guardian'. "Cada uno de estos tratamientos son de alto riesgo, y en el caso de los fármacos el remedio puede ser peor que la enfermedad".

Uno de los mejores consejos que muchos médicos aprueban es que realices ciertos estiramientos de vértebras y huesos. Una investigación del Boston Medical Center demostró que esta es una forma buena de reducir el dolor sin tener que recurrir a las pastillas. Flexibilizar la columna tiene efecto analgésico, según asegura el estudio. Lo primero que debes hacer es estirarte en el suelo con una mano en cada rodilla y las piernas cerca del abdomen. Luego, gira lentamente a cada lado. También lo puedes hacer de pie: deja caer el cuerpo hacia delante y siente cómo las vértebras se van separando. Tan solo hace falta que aguantes un minuto y no es necesario que llegues a tocar el suelo. En todo caso, si es muy grave o si se trata de lumbalgia, lo mejor es que lo sopeses con tu médico.

Foto: Foto: iStock

Recientemente, un grupo de científicos de la Escuela Icahn de Medicina del Hospital Monte Sinaí, en Estados Unidos, lograron identificar una proteína clave en los estados de dolor crónico. Según el estudio, publicado en 'The Journal of Neuroscience', la proteína denominada RGS4 tiene un papel muy importante en el mantenimiento de los estados de dolor a largo plazo y su tratamiento puede ayudar a que no se cronifique.

Otra forma de paliar los efectos del dolor es realizar algún tipo de actividad física relacionada con la espalda, como por ejemplo yoga o pilates. Los estiramientos que se realizan en dichos talleres siempre son muy positivos para tus huesos, incluidos los de la espalda. No pierdes nada por intentarlo. "No solo tienen un gran impacto", comenta Justin Park, traumatólogo, en 'Prevention'. "Sino que pueden ser muy terapéuticos y es posible que notes cambios positivos en tu columna vertebral y tu postura". Sea como sea, consulta con tu médico antes de dar cualquier paso.

Salud Dolor de espalda Frío The Economist Estilo de vida Ibuprofeno Hielo Sedentarismo Vida saludable
El redactor recomienda