cuídate muchísimo

Los errores que cometes y no te dejan adelgazar con la keto

Te aseguraron que con ella conseguirías perder esos kilos que te sobran pero sigues sin ver resultado. Probablemente no estás teniendo algo en cuenta

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Ya has probado la dieta Keto? Es un plan que se basa en la ingesta de alimentos ricos en proteínas y grasas y la restricción de glúcidos y azúcares con el objetivo de generar una situación de "cetosis" –exceso de cetonas en la sangre– similar al ayuno. La descubrió en 1921 el endocrino Henry Rawle Geyelin y, aunque no está exenta de polémica por ser baja en carbohidratos y alta en grasas, el resultado se traduce en una quema de calorías y pérdida de peso relativamente rápida en comparación con una dieta tradicional.

Ahora bien, quizá ya sabías todo lo anterior y no solo eso, sino que lo estás probando en tus propias carnes (nunca mejor dicho) y no ves ningún cambio aparente. ¿Hay algo que estás haciendo mal? Pues, probablemente. Si pese a las contraindicaciones que esta dieta presenta, y de ahí su polémica, te has decidido a hacerla y no mirar atrás hasta que observes resultados, quizá es que estás cometiendo algunos de los errores más comunes.

Consumes demasiadas calorías

Muchos novatos en esto de la keto creen que pueden comer tantas grasas y proteínas como quieran, siempre que mantengan bajo el nivel de carbohidratos. Meec, error. Recuerda, debes quemar 3.500 calorías si quieres perder medio kilo, aproximadamente. Según informa la experta en nutrición Erin Palinski-Wade, de 'Prevention', "demasiadas calorías, incluso si provienen de proteínas y grasas, serán las que no te permitan adelgazar. En el caso de las mujeres, por ejemplo, deben consumir entre 1.500 y 2.000 calorías diarias, así que considera reducir tu ingesta".

Tomas más carbohidratos

Quizá piensas que tienes su consumo a raya y no es así. Recuerda que debes mantenerlo por debajo de 20 gramos por día para mantener el cuerpo en estado de cetosis y continuar quemando grasa para obtener energía.

Escatimar en fibra no solo puede mantenerte por debajo de tu umbral diario de carbohidratos sino también afectar a tu flora intestinal

"Solo cuando se agotan todas las reservas de carbohidratos el cuerpo comienza a utilizar la grasa como combustible", explica Palinski-Wade. "Por tanto, en el momento en que proporcionas carbohidratos como fuente de combustible, el cuerpo deja de encontrarse en estado de cetosis".

No tomas suficiente fibra

Ralentiza la digestión y ocupa mucho espacio en el tracto digestivo, lo que puede ayudarte a sentirte lleno durante más tiempo. Según los estudios, una mayor ingesta de fibra está asociada con menor peso corporal. ¿El problema? Se encuentra principalmente en granos enteros, frutas y verduras, y generalmente la mayoría de personas que deciden seguir la keto no obtienen suficiente.

"Propongo que seas creativo con las comidas. Si sospechas que te estás quedando corto, quizá sea buena idea que hables con un dietista o un nutricionista, quien te ayudará a combatir el problema con opciones bajas en carbohidratos y altas en fibra", dice la experta.

Picoteas mucho

Es cierto que en algunas ocasiones está bien picotear (con refrigerios planificados adecuadamente) para ayudarte a evitar el hambre o sucumbir a los antojos de la comida basura. Pero comer continuamente aguacates o nueces puede que no esté ayudando a que pierdas peso. "Escucha a tu cuerpo" dice Palinski-Wade, "deja de comer cuando estés lleno y toma algo cuando tengas hambre".

Culpa a tu flora intestinal

Las investigaciones sugieren que escatimar en fibra no solo puede mantenerte por debajo de tu umbral diario de carbohidratos sino también afectar a tu flora intestinal, lo que podría interferir en tu objetivo de pérdida de peso. Un estudio de 2018 del 'International Journal of Obesity' descubrió que las personas con niveles más altos de un tipo de bacteria que digiere la fibra perdieron más peso que aquellas con niveles más altos de otro tipo que parece prosperar en la carne y la grasa.

Sea como fuere, ten en cuenta que la pérdida de peso con éxito tiene mucho que ver con lo que comes pero ese no es el único factor. Recuerda que los niveles de estrés, la falta de sueño o un estilo de vida sedentario pueden influir mucho en tus fluctuaciones de peso. Simplemente, cuídate.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios