SUEÑOS HÚMEDOS

La forma correcta de practicar 'sexting', según una experta

Aunque es una de las grandes modas de los últimos años, muchas parejas todavía no saben cómo usar su potencial para mejorar sus relaciones íntimas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ligar de manera telemática y a través de imágenes es todo un campo de minas. Sobre todo porque muchos ni siquiera saben a lo que están jugando y confunden el noble arte de la seducción con el acoso. A lo largo del tiempo hemos visto cómo muchas mujeres (sobre todo famosas o con un papel importante en la sociedad), declaraban abiertamente haber sido víctimas de lo que el común de los mortales denomina "fotopollas", y en concreto las trabajadoras sexuales, las más expuestas a este tipo de abuso de confianza.

Aunque pensemos que todo se trata de mera intuición y saber cómo tirar frases o sugerir partes del cuerpo a través de un móvil, el 'sexting' es toda una ciencia. Así por lo menos lo cree Gigi Engle, una famosa sexóloga de Estados Unidos que acaba de publicar 'All the fucking mistakes', una guía para desenvolverse a la perfección en el mundo de la seducción y del amor.

El 'sexting' es similar al porno: una fantasía. Me encanta enviar mensajes a mis parejas sexuales con palabras muy gráficas

Al contrario de lo que podríamos pensar, son más mujeres que hombres las que se apuntan a los talleres que ofrece Engle. Y, lo más curioso, que la mayoría son de mediana edad, lo que viene a decir la profunda insatisfacción que muchas mujeres tienen en matrimonios planos y cerrados con escenas sexuales más bien repetitivas. El deseo de innovar, cambiar y potenciar su vida sexual es lo que las mueve a acudir a las clases de la sexóloga.

"Definitivamente, hablar sucio requiere algo de actuación, exuberancia y, sin duda, una actitud positiva", sentencia Engle. "La mayoría de nosotros no vamos por ahí diciendo cosas picantes sin que parezcamos ridículos". Ella alquiló un estudio en Manhattan para empezar a enseñar a la gente cómo debía interactuar con el pretexto sexual de telón de fondo. Y sí, sobre todo para enseñarles a excitar a otras personas mediante el uso de la palabra.

Lo normal es no querer asustar a la otra persona y siempre existe la preocupación de haber pasado la línea de lo correcto

Su clase no solo ayudó a estas mujeres a sentirse mucho más hábiles en sus coqueteos cotidianos, sino también empoderadas. "El 'sexting' es similar al porno: una fantasía. Me encanta enviar mensajes de texto a mis parejas sexuales con palabras extremadamente gráficas sobre cómo quiero que me penetren y me recorran todo el cuerpo", asegura Engle. "La tecnología ha hecho posible esta maravilla".

"Quiero decir, se trata de algo relativamente nuevo", prosigue. "La gente ha estado enviando cartas de amor picantes desde la invención de la palabra escrita, pero el 'sexting' nació gracias a la tecnología. Esto quiere decir que nadie en realidad sabe qué está haciendo exactamente, tan solo experimentando". Es obvio que debes de tener mucho cuidado para no ofender a nadie. "Al mismo tiempo, no quieres asustar a la otra persona y siempre existe la preocupación de haber pasado la línea de lo correcto", puntualiza la sexóloga.

Cómo triunfar en el 'sexting'

"Simplemente, agrega palabras más descriptivas". Este es uno de los grandes consejos de Engle para triunfar con cada uno de tus 'sexts'. "Si crees que algo puede sonar demasiado explícito, suavízalo o en ese caso, réstale información. Pero en general, cuantos más detalles describas sobre tus deseos, mejor". La sexóloga pone el ejemplo de un abogado con el que estaba empezando a ligar. "Él tenía el trabajo más aburrido del mundo, por lo que su imaginación era una fuente inagotable de ideas", relata. "Me sacó de mi zona de confort con cada mensaje. No parábamos de enviarnos mensajes sucios".

"Prueba cosas extrañas. No tengas miedo. Sé que puede ser incómodo, pero tan solo hazlo", explica. "Piensa en tus mejores fantasías y anótalas todas en tu teléfono. Sé creativo". En caso de tener pareja, la barrera de la vergüenza o la incomodidad de conocer a alguien nuevo está descartada, algo que puedes aprovechar en tu beneficio. "Escucha a tu pareja y toma notas, el 'sexting' se basa en el prueba-error".

Pregúntate: "¿este texto me excitaría a mí?". Aunque muchas veces los fetiches sexuales no coinciden, puede que estalle la chispa y compartáis esa imaginación sucia. Al final, como todo en la vida, el 'sexting' se aprende haciéndolo, y no hay mejor maestro que la experiencia. ¿Cómo saber si es buen momento para empezar una conversación? Engle asegura que eso depende de la relación que tengas con la otra persona. Si hay confianza, será mucho más fácil dar rienda suelta a vuestros deseos más íntimos.

En muchos casos, este tipo de mensajes calenturientos funcionan también como potentes desestresantes. "Si sabes que tu pareja está teniendo un mal día, un mensaje de texto caliente podía ayudarte a mejorar su estado de ánimo", recalca la sexóloga. "Sobre todo si le recuerdas que le estás esperando en casa". Para conseguir el feedback y que la otra persona se sienta partícipe de las guarrerías, lo mejor es que siempre busques su respuesta. Esto se puede hacer con preguntas retóricas o irónicas. En definitiva, no hace falta ser un E. L. James en tus mensajes, pero sí soñar con la que sería tu noche de placer perfecta, y sobre todo, hacérsela imaginar a tu compañero o compañera sexual para que actúe en consecuencia.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios