De los parásitos a vivir del aire: los 5 trucos para adelgazar más absurdos de la historia
  1. Alma, Corazón, Vida
¿Realmente funcionan?

De los parásitos a vivir del aire: los 5 trucos para adelgazar más absurdos de la historia

Dormir 20 horas al día, consumir solo vinagre o apuntarse al respiracionismo son algunas de las dietas que algunos de nuestros antepasados han oído... y puede que hasta probado

placeholder Foto: ¿Hasta dónde llegarías por perder peso? Foto: Pexels
¿Hasta dónde llegarías por perder peso? Foto: Pexels

Cada día descubrimos nuevas dietas que prometen ayudarnos a perder peso en poco tiempo realizando determinados ejercicios o siguiendo un concreto plan de alimentación. Algunos de estos trucos están avalados por médicos que confirman, al menos en parte, su efectividad; pero no todos.

De hecho, son muchas las ocasiones en las que nos dejamos guiar por ‘influencers’ o ‘celebrities’ a quienes tenemos como referencia más que por la opinión de expertos. El problema de esto no son los resultados que se obtienen, sino que resultan ser dietas que rozan lo absurdo (un claro ejemplo es la polémica que levantó la dieta de las 16 horas en ayunas recomendada por Elsa Pataky).

Sin embargo, lejos de lo que se pueda llegar a pensar, este tipo de hábitos que a veces consideramos descabellados no son fruto de la cultura ‘milennial’; la moda de las dietas disparatadas viene de mucho, mucho antes.

Los parásitos que devoran tu comida

En el sigo XIX se popularizó una extraña — por no decir repulsiva — tendencia: comer huevos de tenia (o ‘lombriz solitaria’). Así es. Según los atrevidos que la recomendaban, una vez que las huevas están en tu interior y eclosionan, la tenia que nace se come la comida que acabas de ingerir.

Pero, ¿de verdad funcionaba? Según el doctor y presentador de BBC Michael Mosley, no. Es más, él asegura que lo probó en sus propias carnes; se comió tres crías de tenia y seis semanas después...nada. El experto en nutrición seguía teniendo el mismo peso que antes de alojar a los parásitos en su interior.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Vinagre, el secreto ‘fit’ de Lord Byron

Los seguidores de hoy en día quieren saber los trucos en la dieta de famosas como Jennifer López o Adele, pero los ciudadanos londinenses del Romanticismo sentían más deseos de descubrir los secretos de la estilizada figura de Lord Byron. Al parecer, uno de los secretos del éxito del poeta, además de las palabras, era beber vinagre diariamente y mojar alimentos en este líquido antes de ingerirlos.

Locura o no, muchos expertos recomiendan tomar al menos dos cucharadas (o incluso mezclándolo con levadura) de vinagre de sidra de manzana, un producto de muy bajo aporte calórico que ayuda a adelgazar.

Arsénico: la opción más arriesgada

¿Tomarías arsénico para adelgazar? No hace mucho, entre los siglos XIX y siglo XX, algunas de las pastillas que los victorianos tomaban con el fin de adelgazar contenían este elemento químico venenoso. El doctor Mosley niega que su efectividad a la hora de bajar de peso, pero sí admite que es un poderoso estimulante para el cuerpo humano.


La dieta de la Bella Durmiente

Otra de las dietas que surgieron a raíz de un famoso. En el caso de la denominada dieta ‘de la Bella Durmiente’ fue Elvis Presley quien le otorgó cierta fama (al menos eso se rumoreaba). Este plan consiste en dormir más horas para, de esta forma, eliminar las ganas de comer. Esta dieta, sin embargo, no es aclamada por todos, ya que para poder dormir más, algunas de las personas que la siguen necesitan echar mano de alguna ayuda, como somníferos o sedantes. Además, otras opiniones recomiendan permanecer en la cama durante periodos de hasta 20 horas.

Vivir del aire

Si antes mencionábamos la dieta de las 16 horas de ayuno de Pataky y Hemsworth, se hace imposible no citar también la tendencia conocida como respiracionismo, originada en la Antigua Grecia y en Roma como un método de suicidio. Sus defensores aseguran que ni el agua ni los alimentos son realmente necesarios para la supervivencia del ser humano porque pueden vivir del aire de nuestra respiración.

Aparte de lo absurdo que puede sonar la inedia o aerivorismo, supone una de las prácticas más peligrosas para una persona porque la base de esta es, en definitiva, un ayuno eterno.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Trucos Dietas Perder peso Adelgazar
El redactor recomienda