Donde tengas la olla...

Qué tiene de malo liarte con un compañero de trabajo

Un 22% de las personas conocen a pareja en el trabajo. Una probabilidad más alta que en citas online (13%), amigos comunes (18%) o un simple encuentro para cenar (10%)

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Teniendo en cuenta que pasamos un tercio de nuestro día en el trabajo, otro durmiendo y el restante realizando quehaceres (la compra, cocinar, limpiar, poner una lavadora,...) para poder seguir viviendo, es comprensible que las relaciones con los compañeros del trabajo puedan ir más allá de lo estrictamente laboral. De hecho, es probable que pases más horas del día con tus colegas de profesión que con tus amigos o, incluso, tu pareja.

El 22% de los individuos conocen a su media naranja en el trabajo, según una investigación de la agencia Totaljobs. Una probabilidad más alta que el porcentaje de citas online (13%), a través de amigos comunes (18%) o un simple encuentro para cenar (10%). "La mayoría de los adultos pasan un mínimo de 1.680 horas al año en la oficina, por lo que es bastante probable que pases más tiempo con tus compañeros de trabajo que con cualquier otra persona", admite David Brudo, CEO y fundador una app de bienestar mental a 'Business Insider'.

Lo que probablemente mucha gente no sepa es que tiene compañeros de trabajo a su alrededor que mantienen una relación estable sin que lo sepa el resto de la empresa, pero ¿qué sentido tiene este secretismo? Gregory Giangrande, que tiene más de 25 años de experiencia como director ejecutivo de Recursos Humanos, da la respuesta en 'New York Post'. "Presumiblemente lo están haciendo de manera encubierta porque es una violación de la política de la compañía", señala.

Si la empresa prohíbe las relaciones entre compañeros se debe seguir la directriz para evitar que se produzcan conflictos de intereses

"No estoy aquí para juzgar", aclara el experto, "pero si la empresa dice que todas las relaciones personales entre compañeros de trabajo deben divulgarse, especialmente por si hay un conflicto o una forma de trabajar concreta, se debe hacer lo que diga la compañía". "Existe una amplia evidencia que sugiere que no todas las relaciones son apropiadas para los intereses empresariales, independientemente de lo que piensen los dos empleados, y las consecuencias para el negocio pueden ser enormes", destaca Giangrande.

Un amante en la mesa de al lado

Pero no es lo mismo mantener una relación estable y secreta con un compañero de trabajo, que tener un amante al que puedes ver a diario levantando la vista por encima de tu pantalla. En esta circunstancia los únicos límites que se ponen a la hora de liarse con un compañero de trabajo tienen que ver con las jerarquías.

El 65% desaprueba estas relaciones cuando se producen entre jefes y subordinados, según una encuesta. Una situación atípica según los participantes del informe, pues solo el 17% de los que reconocieron haber mantenido relaciones en el trabajo, las tuvieron con sus superiores. Sin embargo, este dato contrasta con las respuestas de los trabajadores que ocupan puestos de dirección, pues el 35,5% asegura haber tenido alguna relación con los subordinados.

Existe una amplia evidencia que sugiere que no todas las relaciones son apropiadas para los intereses empresariales

La cadena de mando parece ser la única barrera que se mantiene en pie entre los compañeros de trabajo a la hora de dar rienda suelta a los deseos íntimos. A pesar de que solo uno de cada diez asegura que este hecho lo ha perjudicado laboralmente. Para la gran mayoría no ha tenido consecuencias profesionales directas.

Perjudique o beneficie tener un amante en el trabajo, para la experta en relaciones laborales de 'Business Insider', Liz Ryan, la atracción entre compañeros es “inevitable” y puede funcionar perfectamente. “Lo que nunca funcionará es cuando las personas que mantienen una relación sentimental de tú a tú, tengan otra relación profesional de subordinación. Es decir, uno no puede salir con su jefe o con el jefe de este porque se trataría de una relación injusta”, añade Ryan. Su propuesta si lo que finalmente triunfa es el amor es que “alguien va a tener que cambiar de trabajo. Si puede ser dentro de la misma empresa, bien, si no tendrá que ser en otra”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios