Los gatos salvajes pueden comer cadáveres humanos (y les gusta)
  1. Alma, Corazón, Vida
OJO CON TU MININO

Los gatos salvajes pueden comer cadáveres humanos (y les gusta)

Este experimento en la naturaleza podría ayudar a entender el papel de los gatos dentro de los animales carroñeros

placeholder Foto: Los gatos no dudarán en comerte si pasas a la otra vida. Foto: Pixabay
Los gatos no dudarán en comerte si pasas a la otra vida. Foto: Pixabay

Un cuerpo humano en descomposición es uno de los alimentos favoritos para determinadas especies animales, lo que no estaba documentado es que los gatos tampoco hacen ascos a esta 'delicatessen'. Un nuevo estudio lo acaba de demostrar.

Son uno de los mejores amigos del hombre, con permiso del perro, pero no dudes que si murieras y tu cuerpo quedara descomponiéndose a su alcance, no tendrían remilgos en darse un festín. En un experimento en Colorado, publicado en la revista científica 'Journal of Forensic Sciences', dos gatos salvajes fueron estudiados mientras se dirigían una y otra vez a alimentarse de restos humanos.

Foto: Los gatos, al contrario que otras mascotas, no necesitan tanta cercanía a nosotros (Reuters/Ints Kalnins)

Aunque no es inaudito, este comportamiento en gatos rara vez está documentado. La mayoría de las veces que se produce es con mascotas que comen los restos de su propietario fallecido. Observarlo en la naturaleza podría ayudar a entender el papel de los gatos dentro de los animales carroñeros. "Debido a la prevalencia de gatos salvajes en el mundo, la comprensión de los patrones y comportamientos de estos carroñeros puede ayudar a distinguir entre el daño del tejido perimortem -producido por la muerte- y postmortem -producido después de la muerte-".

Ayuda a los forenses

En las instalaciones de investigación de descomposición, como la que fue sede de este experimento, los cadáveres humanos se dejan al aire libre para que los científicos puedan observar los cambios con el tiempo realizados por el medio natural. Así, se ayuda a los científicos forenses a determinar mejor el momento y la causa de la muerte de los cuerpos que se encuentran en un estado avanzado de descomposición.

"Los gatos salvajes mostraron preferencia por los cuerpos en una fase de descomposición relativamente temprana"

En la investigación sobre los gatos salvajes se observó que, respecto a un cadáver femenino, se centraron en el tejido blando del brazo izquierdo y el pecho (piel y grasa), mientras que respecto a uno masculino, se comieron los tejidos blandos del brazo izquierdo, el hombro y el abdomen. Los gatos no se comieron todo de una vez, sino que volvieron periódicamente a saciar su apetito (durante 35 días uno de ellos y durante 16 días el otro).

Según los investigadores, citados por Science Alert, "en ambos casos, los gatos salvajes se dirigieron a áreas donde la piel había sido penetrada previamente, mostrando preferencia por los cuerpos en una fase de descomposición relativamente temprana".

Animales Mascotas Comida Alimentos
El redactor recomienda