ES EL SEGUNDO CASO EN ESTADOS UNIDOS

Una mujer da a luz a un bebé sano gracias a un trasplante de útero de una fallecida

Ya lo llaman bebé milagro, después de que su madre naciera sin útero por culpa de una rara enfermedad

Foto: Jennifer, Drew y el pequeño Benjamin, poco después de dar a luz (Foto: YouTube)
Jennifer, Drew y el pequeño Benjamin, poco después de dar a luz (Foto: YouTube)

Jennifer Gobrecht tiene 33 años y padece el síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKH), también conocido como agenesia vaginal. Se trata de un trastorno poco común y que afecta al aparato reproductivo femenino: la vagina y el útero no se desarrollan en las mujeres que lo sufren. Pero aunque Jennifer no tenía útero, ha sido madre de un bebé sano.

El 'bebé milagro', como ya llaman al pequeño, ha llegado al mundo después de que su madre recibiera un trasplante de útero de otra mujer que había fallecido. Jennifer supo a los 17 años que nunca podría ser madre, pero fue al casarse con su marido Drew cuando exploraron otras posibilidades. Entonces participaron en un ensayo clínico de Penn Medicine, el sistema de salud de la Universidad de Pensilvania.

Jennifer ha explicado a la BBC que "hicimos todo lo posible para poder vivir esa experiencia de convertirnos en padres de la manera en que suelen hacerlo la mayoría de las personas a nuestro alrededor". Y lo consiguieron: le fue trasplantado el útero de una mujer fallecida y después de una transferencia de embrión. Jennifer y Drew recibieron la llamada más importante de su vida: estaba embarazada.

Infertilidad por factor uterino

Nueve meses después nacía Benjamin por medio de una cesárea: era el mes de noviembre de 2019 y los médicos retiraron a continuación el útero del cuerpo de Jennifer. Dos meses después, el bebé crece sano y los padres se felicitan por lo que han logrado: "La verdad es que somos más que afortunados por tener a Ben. No tengo palabras para agradecer a todos mis amigos, familiares, colegas, excompañeros de clase y otras luchadoras de MRKH por felicitarnos por nuestro milagro".

Ben es el segundo bebé que nace en Estados Unidos por este método, aunque el primer niño que llegó al mundo gracias a esta práctica fue en diciembre de 2017 en Brasil. Un avance colosal para mujeres que, como Jennifer, no podían ser madres: "Algún día, la infertilidad por factor uterino no será un diagnóstico tan difícil y se explorarán muchas más opciones para las mujeres".

Penn Medicine ha publicado en sus redes sociales un mensaje en el que reconoce que el caso de Jennifer "desafió las expectativas y la imaginación". Jennifer y Drew ya tienen a Benjamin con ellos, algo con lo que apenas podían soñar en el pasado, y han abierto el camino a otras mujeres para que luchen por su sueño de ser madres.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios